Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image
Scroll to top

Arriba

5 Comentarios

Me copiaron el tweet

| El 15, Feb 2013

¿Qué se puede y qué no se puede hacer?

Según los términos y condiciones, el usuario permite a Twitter publicar el contenido que ese usuario genere. Es decir, al usar Twitter, aceptamos que ese sitio web pueda publicar lo que escribimos. Twitter quiere asegurarse que a alguien ni se le ocurra quejarse si publican y comparten algo que escribió… aunque suene obvio, los abogados que redactan esos términos trabajan para eliminar esos riesgos.

John Doe reclamó a Twitter por haber publicado una parte de una canción suya. Twitter contestó citando sus términos y condiciones, que el usuario había aceptado al abrir la cuenta. Te avisamos que la comida era picante… si la pedís, corre por tu cuenta.

La pregunta que sigue es ¿Puede alguien, que no sea Twitter, publicar algo que Twitterlogochangesescribimos? Para simplificar, imaginemos que una persona llamada Sr. Lápiz escribe una poesía, un haiku y lo comparte a través de Twitter ¿Puede otra persona llamada Sr. Calco copiar aquello que publicó el Sr. Lápiz y creó con cierta originalidad? Veamos.

Al compartirlo en Twitter y darle formato de tuit, el Sr. Lápiz sabía que alguien podía leer aquello que escribe y retuitearlo, ya sea como cita «RT @Sr. Lápiz “Hola, este es mi tuit original”» o como retuit clásico, según las reglas de Twitter para compartir esa información. Esto sería equiparable al derecho de cita, que está permitido con ciertos límites.


PUBLICIDAD

Y eso porque en Twitter cada usuario se diferencia del otro, tiene un arroba seguido de una combinación de letras que lo identifica. Y una foto de perfil propia, y una descripción de quién, qué piensa o qué hace. Algunas son muy divertidas, por cierto.

Entonces, lo que no puede hacer el Sr. Calco es copiar ese contenido y hacerlo propio en Twitter -ni en cualquier otro medio- sin atribuir su autoría al Sr. Lápiz ¿Y eso por qué? La explicación se logra combinando las tres reglas siguientes (Continúa en página siguiente). 

Pages: 1 2

Comentarios

  1. Patricia Calandin

    Excelente artículo!!! muy claro y apropiado. Un regalo para los tuiteros. Saludos.

  2. Fantástico post. Contenido como este nos hace mucha falta. El RT y el compartir se están perdiendo ya que muchos optan por copiar los enlaces y hacerlos propios. No ya los que has escrito tú, sino aquellos que has buscado, encontrado, leido, analizado, seleccionado y creido que es un buen contenido para tu comunidad. Te molestas en hacer una buena curación de contenidos para ver como alguién que te sigue fusila lo que has publicado segundos después de haberlo compartido. Me parece una práctica poco ética.

  3. Excelente como siempre. Es muy bueno que un abogado se dedique a difundir los derechos básicos de los ciudadanos. Ya se sabe, si no conoces tus derechos no los podes ejercer.

    Dicho esto, una pequeña aclaración. Los términos de Twitter si dicen que el autor del Twit es el el titular sobre sus derechos pero le da una licencia amplia a Twitter para que el servicio pueda funcionar, como decís, sin reclamos. La parte pertinente está al principio del punto 5 de los términos y condiciones “Usted es el titular de los derechos que le amparan sobre cualquier Contenido que envíe, reproduzca o exponga en los Servicios o a través de los mismos” (https://twitter.com/tos).

    Finalmente, todavía se discute en nuestro país la responsabilidad de Twitter (de Google, de Youtube, etc) por las infracciones de sus usuarios. El formulario que mencionas refleja la legislación americana (una ley llamada DMCA) que dice, en resumen, que la plataforma solo es responsable por las infracciones de derecho de autor de sus usuarios si no lo da de baja una vez que su titular así se lo indica. En nuestro país no existe tal ley por lo que, aplicando lo que enseñaste, en ciertos supuestos el titular podría demandar a Twitter, etc. Hasta donde yo se hay un proyecto, del Diputado Pinedo, que busca adaptar la Ley Argentina a la americana.

  4. Bien el artículo, pero me parece oportuno el siguiente comentario:
    En lo personal me parece bastante frívolo preocuparse demasiado por la autoría de un simple twit, como si se tratara de una gran obra que beneficiará a la humanidad.
    El twitter es como un grafitti, como un grito en la calle, como un comentario en una fiesta llena de gente. Ya sabemos que lo que se publica en un medio de tanta circulación va a ser accesible a muchísima gente, y pretender tener control total sobre eso es bastante ridículo.
    Todos los privilegios que otorga el copyright (son privilegios, no derechos) originalmente fueron otorgados para favorecer la innovación. Se le daba al autor un privilegio de exclusividad para que el tipo pudiera sacarle algo de rédito a su creación y así poders seguir creando. El objetivo era enriquecer el capital cultural del mundo.
    Todo esto se deformó eventualmente para convertirse en lo que es hoy: Los creadores piensan que están haciendo un favor al mundo creando, y que por tal motivo tienen un derecho divino sobre su obra (sea lo que sea, hasta un tweet de morondanga) y que nadie puede tocar eso por los siglos de los siglos amén.
    Sería genial que así sea, pero para todos. Que los carpinteros y albañiles también puedan cobrar royalties por el uso de sus creaciones, por ejemplo.
    Que los albañiles reciban una renta extra cuando un pariente se queda una semana a dormir en tu casa, etc.
    Lo que tienen los autores es un privilegio, no un derecho, Y por lo tanto sería recomendable que no abusen de ese privilegio, porque la gente se puede avivar.
    Preguntarle a un abogado sobre las implicaciones legales de la copia no autorizada de un tweet o de una foto de gatito que compartieron en twitter es de una frivolidad importante, un abuso de un sistema que fue creado claramente para otra cosa.

  5. Pedro

    Brillante Gez

Dejar un comentario