Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image
Scroll to top

Arriba

Sin Comentarios

Las invenciones del trabajador y la patente del LED

| El 08, Oct 2014

La historia de las invenciones es también la historia de la colaboración entre científicos, del trabajo en equipo, cuánto sirve compartir la información para combinar cosas existentes e inventar algo nuevo, o mejorarlo. La ventaja de las patentes es que a cambio del monopolio por un tiempo, obligan a hacer una revelación completa de lo inventado, se publica y está accesible a todo el mundo.

10-7-14-nobel-prize-blue-led

En Japón, Hiroshi Amano, de la Universidad de Meijo, Isamu Akasaki, de la Universidad de Nagoya y Shuji Nakamura de la Universidad de Sta. Bárbara inventaron el LED azul, algo que permitió tener las pantallas de TV y teléfonos actuales. Los LED son mucho más eficientes que las fuentes de luz comunes porque requieren menos energía para emitir luz. En un mundo ávido de energía, la eficiencia del LED significa que podrían utilizar la energía solar que es gratis (menos en España donde cobran un impuesto por eso, pero ese es otro tema). Por eso ganaron un premio Nobel. Al tiempo de la invención, Nakamura también trabajaba en una empresa llamada Nicha Chemicals, a la cual le vendió la patente por US$ 180 allá por la década del 80…  al ritmo de Alphaville ¿?

Resulta que después las cosas fueron mejor que lo esperado y una corte japonesa dijo que la empresa le debía US$ 180 millones de dólares. Si hubieran hecho un acuerdo razonable, no hubiesen tenido que pagar tanto. La empresa Nichia, determinaron los jueces, había ganado más de 1.000 millones de dólares desde que comercializó esta tecnología en los 90, al ritmo de Deep Blue Something.

http://www.likecool.com/Gear/Bike/Cool%20LED%20Bike/Cool-LED-Bike.jpg


PUBLICIDAD

En Argentina pasa algo similar porque la ley considera que las “invenciones o descubrimientos personales del trabajador son propiedad de éste, aun cuando se haya valido de instrumentos que no le pertenecen.” Ahora bien, “las invenciones o descubrimientos que se deriven de los procedimientos industriales, métodos o instalaciones del establecimiento o de experimentaciones, investigaciones, mejoras o perfeccionamiento de los ya empleados, son propiedad del empleador” o cuando fue especialmente contratado para ello. En general se firma una cesión, pero hay que ver los términos y qué cláusulas se pactan como para que sea equilibrado.

Cuando a Jonas Salk le preguntaron si había patentado su vacuna contra la tuberculosis, el científico replicó: “¿Se puede patentar el sol?

Dejar un comentario