Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image
Scroll to top

Arriba

7 Comentarios

Sobre la matrícula del colegio

Sergio
  • El 28 marzo, 2014
  • http://www.derechoenzapatilas.org

Parece que el padre del colegio mandó un e-mail crítico a 34 padres que tenían sus chicos en ese mismo colegio. No sabemos bien qué dijo pero parece que fue “irónico” y de seguro generó un conflicto con las autoridades (una de ellas dijo haberse visto “involucrado peyorativamente”).

En eso, le mandaron una nota según la cual le negaron a su hija la posibilidad de renovar la 14340866matrícula, de seguir cursando el año siguiente. Es decir, no la expulsaron pero tampoco le permitieron seguir cursando. El padre, disconforme, apeló (siempre se puede hacer esto) y es así como el caso llegó al poder judicial.

Los jueces convalidaron la actitud del colegio: la chica no podría seguir cursando. Es decir, decidieron que el colegio podía negarle la rematriculación.

Me llamó mucho la atención este caso y mis preguntas son:

¿Puede el chico pagar por ese acto del padre? En el caso se discute si es suficiente para restringir su derecho a la educación.


PUBLICIDAD

Desde otra posición, ¿tener a un padre enemistado con las autoridades podría ser contraproducente para el alumno?

Y si fuera así, ¿es la negativa a matricularse el camino correcto? ¿Cuánto lo afecta al pibe? Me imagino que tener que cambiar de colegio, forzadamente, no debe ser una experiencia linda. Me gustaría consultarle a algún especialista en educación.

Los jueces convalidaron la negativa porque, según opinaron, la denegatoria de la matrícula no fue arbitraria, irregular ni abusiva. La sentencia completa, acá. En el casose discute una cuestión conexa acerca de cuándo debió comunicarse la negativa y demás. Tampoco debía aranceles puesto que en el caso de que hubiera sido así, el colegio debió asegurar una vacante en otro lado o preavisarle con tiempo, para garantizar su derecho a la educación.

En fin, comentarios bienvenidos, me interesan.

Comentarios

  1. Doc: desconozco el caso, pero me imagino que si el padre fue “irónico” en el correo, agrediendo a alguna autoridad por un problema, debería haberse acercado a la inatitución para resolverlo. ¿Cuál es el sentido de enviar un “irónico” correo a otros padres?

    Como autoridad, yo no quisiera seguir teniendo un padre así en mi comunidad. Además, seguramente, a largo plazo, esa actitud podría afectar la relación de su hija con el establecimiento.

  2. Excelente tema Sergio para pensar entre todos!. Este es un problema muy habitual de las escuelas privadas: confunden lo personal con su función educativa. Y hacen cosas como ésta que éticamente son muy reprochables, aunque desconozco si legalmente tienen una especie de “derecho de admisión y permanencia” que les permite hacerlo, en eso nos ayudarás con tu siempre ilustrativa info de fuentes legales.
    Ahora: es claro que aunque su hijo/a se quedara, correría el riesgo de ser maltratado en otros sentidos. Así que hay varios puntos que atender:
    – El fundir la opinión de la familia con el derecho a permanencia de los chicos en la escuela.
    – El dejar a las escuelas privadas la capacidad de tomar decisiones arbitrarias que NUNCA se podrían tomar en una escuela pública.
    – La incapacidad de las escuelas privadas de recibir críticas, comentarios, etc.; mientras se mantengan dentro de parámetros respetuosos.
    – La aplicación de una “sanción” de exclusión de la escuela por una comunicación interna entre padres, aunque si lo hubiera comunicado a la escuela opino lo mismo respecto de la libre expresión en términos tolerantes y respetuosos.
    También existe un sistema aún más perverso: algunas escuelas privadas definen descuentos o becas de manera poco transparente o cuasi discrecional, decidiendo a quién se lo otorgan. Y quien acepta estos descuentos sella una especie de “pacto” de no cuestionarle nada a la escuela. Lo que se constituye casi en una extorsión encubierta o implícita.
    Lo notable, reitero, es que no podrías excluir a un chico de una escuela pública. Con lo cual me pregunto por qué sí en privadas.
    Espero que ayude a pensar!
    saludos,
    Débora

    • Débora se pueden expulsar chicos de escuelas privadas y no de las públicas por el mismo motivo que se pueden echar personas de propiedades privadas y no de espacios públicos.

  3. Creo que el hijo, nos guste o no, es siempre víctima de los actos de sus padres. Si el padre en lugar de pelearse con los directivos le hubiera pegado a un compañero, también se perjudicaba al chico. Si se gastaba los ahorros en el casino y se quedaba sin plata para pagar la cuota lo mismo. Legalmente el padre está a cargo del hijo hasta los 18 años, si el padre decide mal, el perjudicado es el hijo. El daño en este caso para el chico es social (pierde los lazos afectivos con sus compañeros), no educativo, ya que va a poder estudiar en otro lado, por lo que entiendo que el fallo es correcto.

  4. La verdad que entonces en términos de derechos no logro entender el alcance del derecho a la educación. ¿Qué implicancias tiene? ¿Garantizar la continuidad de un proceso educativo no es un derecho? ¿Lo “social” no tiene acaso impacto sobre lo educativo?
    Además es como decir que si a un chico le toca un padre medio loco no tiene derecho a tener continuidad en sus estudios. ¿No es un poco estigmatizante para el chico? ¿El chico es una “víctima” de sus padres porque depende de ellos legalmente hasta los 18?
    Vivimos un caso así en una escuela pública: una madre totalmente enferma y agresiva, su hijo igual, agredían a adultos y chicos. Muchos padres pedían que “se expulsara” al chico. ¿Excluir es la solución que se busca? Obviamente en la escuela pública no fue así, pero por qué un chico que va a una escuela privada no tiene el mismo derecho a no ser excluido?

  5. Una locura. Actualmente litigo un par de estos casos. Es descriminación pura y dura.

    Rarísimo no se invoque el Art. 2 inc. 2 de la Convención sobre los Derechos del Niño y la obligación de garantizar que: “…el niño se vea protegido contra toda forma de discriminación o castigo (DISCRIMINACIÓN O CASTIGO) por causa de
    -> la condición,
    -> las actividades,
    -> las opiniones expresadas o las creencias de sus padres, o sus tutores o de sus familiares. (LAS OPINIONES O LAS CREENCIAS DE SUS PADRES).

    Los reparos sobre las consecuencias de tener a los padres enemistados con el establecimientos debe tener manifestaciones concretas y graves y continuas que afecten la educación del chico para siquiera evaluar esta medida (es tan excepcional ese supuesto que no se me ocurren ejemplos: a la escuela van los chicos; los padres, como mucho, a las reuniones). ¿Qué actividades concretas e indispensables los padres no cumplieron en la comunidad educativa? Son especulaciones, en la sentencia y la mayoría de los caso de negativas. A punto tal que -entrando a críticar la técnica jurisdiccional- no se sabe lo que decía la supuesta injuria -al mejor estilo Ekmekdjian c/ Sofovich-, que no es nada menos que el único “motivo fundado” que tiene que hacer caer la presunción de acto discriminatorio.

    Eso de que “se pueden expulsar chicos de escuelas privadas y no de las públicas por el mismo motivo que se pueden echar personas de propiedades privadas y no de espacios públicos” es un de un desconocimiento mayúsuculo. Las escuelas son siempre PÚBLICAS, y en algunos casos de gestión privada. Con todo lo que ello implica.

    Hay mucho más tela para cortar con el tema en general. Pero en comentario a la sentencia en particular, hace agua por los cuatro costados. Y sin analizarla, por cierto, desde la óptica del derecho de consumo, que aplica plenamente.

    (Dejo link en el encabezado a un artículo más o menos completo sobre el tema)

  6. ines

    Fuí maestra por 15 años y lamentablemente , la escuela privada a veces debe tomar esas decisiones. En este tipo de casos , los padres son los primeros en no pensar en sus hijos. La escuela no puede expulsar durante el ciclo lectivo, pero sí tiene el derecho de reservarse la re matriculación. La escuela , enseña a los chicos a plantear los problemas, conversarlos con respeto, a buscar alternativas pacíficas y sobre todo a hablarlos con quien corresponda. Este señor , parece que hizo todo lo contrario ( lo mas probable , que ese tipo de actitud, se haya repetido en otros momentos). Podemos hacer un planteo ideal y teórico como lo hace Débora más arriba, pero en la práctica hay un adulto que busca complicidad con otros padres hablando inapropiadamente y por atrás de la escuela de su hijo. Deberían existir algún tipo de sanción al padre. Lo debería haber pensado antes. De todos modos la Inspección de Escuela Privadas debería ver que acciones hizo la Escuela para evitar llegar a ese punto y la contención que le dió al menor. Si no fué suficiente multarla.

Dejar un comentario