Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image
Scroll to top

Arriba

Sin Comentarios

La sal rigurosamente vigilada

| El 12, Oct 2015

Actualizado a agosto de 2016 – Distintas leyes apuntan a reducir el contenido de sodio en los alimentos, para así disminuir las enfermedades cardiovasculares y la hipertensión. ¿Qué impacto tienen y por qué? ¿Debería retirarse el salero de la mesa?

 

Datos y efectos del consumo de sal en la Argentina

Según el Ministerio de Salud se consume más del doble de la sal recomendada.

  • Un argentino consume 12 gramos diarios de sal, en exceso de los 5 gramos recomendados
  • Un 17% de la población agrega sal a la comida luego de la cocción
  • 65% a 70% del sodio que consume un argentino proviene de los alimentos procesados o industrializados
  • 34% de la población tiene hipertensión arterial
  • El promedio diario de porciones de frutas o verduras consumidas es de 1,9 por persona cuando la cantidad recomendada es de 5 porciones diarias (más info, acá).

Qué dicen las leyes que limitan el consumo de sal

Por eso, una ley nacional pionera en América Latina limita el contenido de sodio en alimentos procesados, incluyendo hamburguesas, caldos de sopas y demás. Es que no solo se consume menos carne vacuna (60 kilos anuales) versus los 90 kilos del año 1956 sino que de distinta forma, mayormente procesada (fiambres, hamburguesas, etc.). Abajo podés ver las tablas según el tipo de alimento.

La ley, además, promueve sacar los saleros de las mesas de los restaurantes, una iniciativa imitada por distintas provincias y municipios. regalos-frikis-pimentero-salero-bombas

En la CABA, un restorán solo puede cobrar cubiertos si ofrece sal modificada reducida en sodio. Río Negro se adhirió a la ley nacional con la ley nº4970. Según un relevamiento, ya desde antes de la sanción, el porcentaje de personas que “siempre o casi siempre, utiliza sal después de la cocción o al sentarse a la mesa” se habría reducido un 6% de 2005 al año 2013.


PUBLICIDAD

En la Provincia de Santa Fe acaba de presentarse un proyecto de ley para eliminar los saleros de las mesas y advertir sobre el uso excesivo (normativa que ya está vigente en Rosario).

La licenciada en nutrición Nadina Scolnik dijo que “las leyes u ordenanzas de este tipo son poco efectivas a los efectos de lograr lo que se busca: bajar el consumo de sodio y las enfermedades asociadas porque lo que más sirve es la concientización y educación“. Además, expresó que agregarles sal y aceite a la primera papilla o puré “es más una decisión cultural que una necesidad biológica… Si los niños comen puré, deben poder sentir el gusto del zapallo… no de la sal. Si acostumbramos sus papilas gustativas a este condimento y pierden sensibilidad para percibir y disfrutar de otros, ya tempranamente los predisponemos a un consumo irracional de sodio”, ilustró (fuente).

 

CcggTfkW0AAsHU6

 

Es curioso, por ejemplo, el caso de ciertos caldos, con un contenido de sodio que un una porción ya representa el 46% de la ingesta diaria recomendada. Por eso es importante leer la información nutricional. Y ver si hay algunas líneas reducidas en sodio, que algunas empresas implementaron.

 

caldo

O que siete patitas de pollo, o cinco bastoncitos de pescado (foto) representan alrededor de un tercio del valor máximo diario de sodio.

 

bastoncitos de pescado

 

 

CclNCcJWIAEVvzH

 

Algunos derechos prácticos

Con esta información, se pueden ejercer estos derechos prácticos.

– Ver la información nutricional de las etiquetas, sobre todo en embutidos, fiambres, pan, derivados de harinas, quesos y sopas. En todo alimento envasado debe figurar. Abajo hay una tabla con los valores máximos por tipo de alimento.

– Pedir información acerca del contenido de sodio a un restorán (artículo 4º ley 24240) o cadena de comida rápida (incluye cafeterías respecto de los alimentos seudo envasados que venda, ej. tarta, sandwiches, etc.). Si no la proporcionan, ir al Ministerio de Salud y municipio (defensa del consumidor y bromatología).

– Dar aviso al Ministerio de Salud nacional y local de un alimento que viola el máximo de sodio

– Negarse a pagar cubiertos si no traen salero con sal modificada (CABA), y pedirla en todo restorán donde estén vigentes estas leyes: SMartín de los Andes, Río Gallegos, Río Negro, Mar del Plata, Rosario, Catamarca, PBA, etc.).

 

Nueva ley mendocina

La Cámara de Diputados de Mendoza convirtió en ley la iniciativa venida en revisión del Senado por la cual se adhiere a la Ley Nacional nº 26905, que tiene por objeto la reducción del consumo de sodio.

De acuerdo a la nueva legislación mendocina, los comerciantes tendían la obligación de incluir en los menúes la cantidad de sodio agregado en cada caso y contar con alternativas culinarias para los clientes que soliciten platos sin sal (fuente). Además, se reducirá la cantidad de sodio en distintos alimentos, al haberse adherido a la ley nacional.

 

http://turismo.salta.gov.ar/images/uploads/p_-_salinas_grandes_-_eliseo_miciu_(68).jpg

Foto: Salta Turismo

 


 

Anexo con la normativa de Tucumán

LEY 8671 • Salud pública

Art. 1°- En todos los restaurantes, bares y establecimientos gastronómicos públicos o privados donde se expendan comidas para ser consumidas en el lugar, deberá incorporarse en las cartas de menús, la leyenda “El consumo excesivo de sal es perjudicial para la salud”.

El uso de la sal está exclusivamente reservada al chef y/o cocinero al momento de elaborar los distintos menús.

Art. 2°- Todas las cartas de menús deberán llevar la leyenda en un lugar destacado y visible, con letra clara, conforme lo determine la reglamentación.

Art. 3° – Es obligatorio para los establecimientos prescriptos en el Artículo 1°, poner a disposición de los consumidores que lo requieran, sal dietética con bajo contenido en sodio.

Art. 4°- Se entiende por sal dietética con bajo contenido en sodio, las mezclas salinas que por su sabor (sin aditivos aromatizantes) sean semejantes a la sal de mesa (cloruro de sodio) y que no contengan cantidad superior a ciento veinte (120) miligramos de sodio por cien (100) gramos de producto.

Art. 5°- Se considerarán faltas, los incumplimientos a las obligaciones establecidas en los Artículos 1°, 2° y 3° de la presente Ley.

La inobservancia o incumplimiento de lo establecido en la presente Ley, serán pasibles a las sanciones que establezca la reglamentación.

Art. 6°- Constatada la falta por el funcionario competente, se procederá a labrar el acta correspondiente y se procederá a intimar al responsable del establecimiento habilitado para que en el plazo de quince (15) días hábiles, subsane la omisión.

Art. 7°- Adhiere la Provincia de Tucumán, a la Ley N° 26.905 -Consumo de Sodio- Valores máximos.

Art. 8° – Es organismo de aplicación de la presente Ley el Ministerio de Salud Pública de la Provincia, por intermedio del Sistema Provincial de Salud (Si.Pro.Sa).

Art. 9° – El Poder Ejecutivo reglamentará la presente Ley para realizar las adecuaciones pertinentes a la jurisdicción, en el plazo de noventa (90) días contados a partir de la fecha de promulgación.

Art. 10. – Comuníquese, etc.

http://www.risasinmas.com/wp-content/uploads/2014/03/Salero-y-Pimentero-Darth-Vader-y-Stormtrooper.jpg

Anexo con la normativa de Tierra del Fuego y cía.

LEY 898 • Salud pública – Provincia de Tierra del Fuego, Antártida e Islas del Atlántico Sur

Art. 1° – Establécese obligatorio en los restaurantes, bares y establecimientos gastronómicos públicos o privados donde se expendan comidas para ser consumidas en el lugar, incorporar en las cartas de menú, la leyenda “El Consumo Excesivo de Sal es Perjudicial para la Salud”.

Art. 2° – Las cartas de menú deberán llevar la leyenda en un lugar visible y con letra clara, conforme lo determine la reglamentación.

Art. 3° – Será obligatorio para los establecimientos estipulados en el artículo 1°, poner a disposición de los consumidores que lo requieran, sal dietética con bajo contenido en sodio.

Art. 4° – Entiéndese por sal dietética con bajo contenido en sodio, las mezclas salinas que por su sabor (sin aditivos aromatizantes) sean semejantes a la sal de mesa (cloruro de sodio) y que no contengan cantidad superior a ciento veinte (120) miligramos de sodio por cien (100) gramos de producto.

Art. 5° – Constatada la falta por el funcionario competente del incumplimiento de la presente, se procederá a labrar el acta que corresponda e intimar al responsable del establecimiento habilitado para que en el plazo de quince (15) días hábiles, subsane la omisión.

Art. 6° – En caso de incumplimiento se continuarán las actuaciones de conformidad al procedimiento que se estipule en la pertinente reglamentación. Las sanciones serán de multa y podrán variar de pesos trescientos ($ 300) a pesos cinco mil ($ 5.000) y, en caso de reiteración, se podrá aplicar como accesoria la inhabilitación del establecimiento por un plazo no mayor de sesenta (60) días.

Art. 7° – El Poder Ejecutivo reglamentará las determinaciones técnicas y/u operativas que estime oportunas en un plazo de sesenta (60) días de promulgada la presente ley.

Art. 8° – El Poder Ejecutivo será la autoridad de aplicación de la presente ley, delegando sus facultades y funciones en quien lo estime conveniente.

Art. 9° – Comuníquese, etc.

DECRETO 2830/2013 • Salud pública

Visto el Expediente N° 10515-MS/13 del registro de esta Gobernación;

y

Considerando:

Que mediante el mismo se tramita la reglamentación de la Ley Provincial N° 898, por la cual se establece la obligatoriedad de incorporar en los establecimientos gastronómicos la leyenda «El consumo excesivo de sal es perjudicial para la salud».

Que la reglamentación se hace indispensable para su implementación.

Que la suscripta se encuentra facultada para dictar el presente acto administrativo, acorde a lo previsto en el artículo 135 de la Constitución Provincial.

Por ello:

La Gobernadora de la Provincia de Tierra del Fuego, Antártida e Islas del Atlántico Sur, decreta:

Art. 1° – Apruébese la reglamentación de la Ley Provincial N° 898 que como Anexo I forma parte del presente. Ello por los motivos expuestos en los considerandos.

Art. 2° – De forma.

REGLAMENTACION DE LA LEY PROVINCIAL N° 898

Art. 1° – SIN REGLAMENTAR.

Art. 2° – La leyenda deberá quedar consignada en una línea de texto en todas las hojas en tipografía Sans seril: con tamaño mínimo de letra de 12.

Art. 3° – A los fines establecidos en el presente articulo se considerará sal dietética con bajo contenido de sodio a la que cumpla con los requisitos establecidos en el Artículo 4° de la ley que se reglamenta.

Art. 4° – La constatación del contenido de sodio de la mezclas salinas aportadas por el establecimientos será realizada mediante inspección ocular de la información nutricional declarada por el fabricante impresa en el empaque.

Art. 5° – Los funcionarios con competencia para ejercer el poder de policía en materia de inspecciones a establecimientos gastronómicos tendrán amplios poderes para el cumplimiento de su cometido y, a tales efectos podrán inspeccionar los establecimientos y requerir la información que resulte pertinente. Las actas labradas por funcionarios autorizados constituirán elementos de prueba en los procesos de verificación de infracciones y harán plena fe de los contenidos consignados.

Art. 6° – El procedimiento a seguir será el estipulado en la normativa a tales efectos.

delegándose en la autoridad de aplicación la potestad del dictado de normativa complementaria a fin de dar cumplimiento al artículo que se reglamenta.

Art. 7° – SIN REGLAMENTAR.

Art. 8° – El Poder Ejecutivo Provincial delega en el Ministerio de Salud, a través de la Dirección de Fiscalización Sanitaria, las facultades y funciones en lo atinente al cumplimiento de la presente.

Art. 9° – SIN REGLAMENTAR

Anexo con la normativa sanjuanina

LEY 8324

Art 1º.- Dispónese que los restaurantes, bares y todo tipo de establecimientos gastronómicos públicos o privados donde se expendan comidas para ser consumidas en el lugar, deberán exhibir en cada una de las mesas un cartel con la leyenda: “El consumo excesivo de sal es perjudicial para la salud”.

Art 2°.- La leyenda mencionada en el Artículo 1º, deberá ser incorporada, además, en las cartas de menú y en los folletos de promoción de los establecimientos que utilicen el sistema de entregas a domicilio, en un lugar suficientemente visible, en letra clara y de tamaño no menor a la empleada en el detalle gastronómico de los mismos.

Art 3°.- Será obligatorio para los establecimientos mencionados en el Artículo 1º, poner a disposición de los consumidores que lo requieran, sal dietética con bajo contenido en sodio.

Art 4°.- Entiéndase por sal dietética con bajo contenido en sodio, las mezclas salinas que por su sabor (sin aditivos aromatizantes) sean semejantes a la sal de mesa (cloruro de sodio) y que no contengan una cantidad superior a ciento veinte (120) miligramos de sodio por cien (100) gramos de producto.

Art 5°.- Constatado el incumplimiento a lo prescripto en la presente ley por el funcionario competente, se procederá a labrar el acta correspondiente y a intimar al responsable del establecimiento involucrado para que en un plazo de diez (10) días hábiles subsane la falta.

Art 6°.- En caso de persistir el incumplimiento se continuarán las actuaciones de conformidad al procedimiento del Código de Faltas de la Provincia de San Juan. Las sanciones serán de multa y podrán variar de cincuenta jus (50j) a quinientos jus (500j) y en caso de reiteración, se podrá aplicar como accesoria la inhabilitación del establecimiento por un plazo no mayor de treinta (30) días.

Art 7°.- Será autoridad de aplicación de la presente Ley el Ministerio de Salud Pública de la Provincia o el organismo que en el futuro lo reemplace.

Art 8º.- Invítase a los Municipios a adherir a la presente Ley.

Art 9°.- Comuníquese.

Anexo con la normativa de Catamarca

LEY 5360 • Salud pública

Art. 1° – Establécese que en los bares, restaurantes, locales de comidas rápidas, confiterías, comedores, cafés, fast food’s y/o lugares de acceso público donde la comercialización y el consumo de comidas sea habitual y en el mismo lugar, deberán ofrecer en su menú la opción de platos sin sal de sodio o con bajo contenido de sodio. La oferta será mantenida durante todo el año.

Art. 2° – En los establecimientos comprendidos en el artículo anterior, deberá haber en cada mesa y/o mesada y/o similares, un salero y/o sobres conteniendo sal 100% libre de sodio.

Art. 3° – Los saleros con sal 100% sin sodio (saborizada o no) deberán estar en envases originales y precintados. Los sobres y saleros, deberán contener sus respectivas descripciones y detalles de fabricación, fecha de vencimiento, marca etc., como lo determina la reglamentación vigente.

Art. 4° – En los establecimientos mencionados en el Artículo 1°, deberá exhibirse un cartel en un lugar visible sobre la existencia de menúes y de sal sin sodio al servicio de los comensales y la siguiente leyenda “el consumo excesivo de sal es perjudicial para la salud”, con el número de la presente Ley.

Art. 5° – Las sales reducidas en sodio, cualquiera fuera su proporción, no se considerarán comprendidas en la presente norma.

Art. 6° – Comuníquese, etc.

Anexo con la normativa de la Provincia de Buenos Aires sobre el uso de sal

 

Norma: LEY 14349

Art. 1º – En los restaurantes, bares y establecimientos gastronómicos públicos o privados donde se expendan comidas para ser consumidas en el lugar, deberá incorporarse en las cartas de menú, la leyenda “el consumo excesivo de sal es perjudicial para la salud”.

Art. 2º – Las cartas de menú deberán llevar la leyenda en un lugar suficientemente visible y en letra clara, conforme lo determine la reglamentación.

Art. 3º – Será obligatorio para los establecimientos prescriptos en el artículo 1º, poner a disposición de los consumidores que lo requieran, sal dietética con bajo contenido en sodio.

Art. 4º – Entiéndase por sal dietética con bajo contenido en sodio, las mezclas salinas que por su sabor (sin aditivos aromatizantes) sean semejantes a la sal de mesa (cloruro de sodio) y que no contengan cantidad superior a ciento veinte (120) miligramos de sodio por cien (100) gramos de producto.

Art. 5º – Se considerarán faltas los incumplimientos a las obligaciones establecidas en los artículos 1º, 2º y 3º de la presente Ley.

Art. 6º – Constatada la falta por el funcionario competente, se procederá a labrar el acta correspondiente y se procederá a intimar al responsable del establecimiento habilitado para que en el plazo de quince (15) días hábiles, subsane la omisión.

Art. 7º – En caso de incumplimiento, se continuarán las actuaciones de conformidad al procedimiento del Código Contravencional de la Provincia de Buenos Aires.

Las sanciones serán de multa y podrán variar de pesos trescientos ($ 300) a pesos cinco mil ($ 5.000) y, en caso de reiteración, se podrá aplicar como accesoria la inhabilitación del establecimiento por un plazo no mayor de ciento ochenta (180) días.

Art. 8º – El Poder Ejecutivo reglamentará la presente Ley y determinará su Autoridad de Aplicación, quién podrá delegar sus facultades y funciones en los Municipios.

Art. 9º – Comuníquese, etc.

 

Anexo con la normativa de Río Negro

Este es un proyecto de ley, es interesante ver los fundamentos.

Proyecto de Ley Nº 83/2012
Etapa: Ingresado
FUNDAMENTOS
La Organización Mundial de la Salud (OMS) señala que el aumento de la presión arterial en el
mundo es el principal factor de riesgo de muerte y el segundo de discapacidad por enfermedad
cardíaca, accidente cerebro vascular e insuficiencia renal.
La dieta alta en sal, sostiene la OMS, aumenta el riesgo de hipertrofia ventricular izquierda y daño
renal, siendo también una causa posible de cáncer gástrico, tiene posibles asociaciones con la
osteoporosis, y un aumento en la severidad del asma. Debido que los alimentos con sal producen sed, es posible que también contribuyan a la obesidad entre los niños y los adolescentes a través de la asociación con un mayor consumo de bebidas de altas calorías.
Datos recientes dados a conocer de lo que ocurre en Argentina, señalan que en promedio cada
argentino consume 13 gramos de sal por día.
Otro dato importante que surge de la Encuesta Nacional Alimentaria, impulsada por el Ministerio de
Salud de la Nación, refleja los factores de riesgo a través de la prevalecía de indicadores de estilos de
vida, que demuestran lo siguiente:
% OBESIDAD 2005 2009
RIO NEGRO 17,3 18,3
ARGENTINA 14,5 18,0

% AGREGADO DE SALSIEMPRE
O CASI SIEMPRE
2005 2009
RIO NEGRO 17,5 22,4
ARGENTINA 23,1 25,3

% TENSION ARTERIALELEVADA 2005 2009
RIO NEGRO 37,4 32,8
ARGENTINA 34,5 34,8
Estos datos nos demuestran que si bien en Río Negro el porcentaje de Tensión Arterial elevada ha disminuido ligeramente, el agregado de sal en las comidas se ha incrementado, con lo cual las acciones preventivas se deben potenciar aún más.
Por otra parte, las estadísticas de causa de mortalidad en nuestra provincia señalan a las
Enfermedades del Aparato circulatorio como la primera causa de muerte por encima del año de vida, y entre las diez principales causas de egresos hospitalarios.
La Organización Panamericana de la Salud (OPS) convoco a un grupo de expertos independientes sobre sal y salud, que elaboraron una declaración política sobre la “Prevención de las enfermedades cardiovasculares en las Américas mediante la reducción de la ingesta de sal alimentaria en toda la población”.
La mencionada declaración, establece como meta, un descenso gradual y sostenido en el consumo de sal con el fin de alcanzar por lo menos un valor inferior a cinco gramos (5g) por día, por persona, para el año 2020.
Con el objetivo de alcanzar una dieta saludable, y con el mismo énfasis, la OMS mediante un
informe técnico, recomienda el consumo de una cantidad inferior a 5 gramos por día, por persona.
Por ello la importancia de desarrollar programas de reducción de sal sostenibles, con base científico que se integre a programas existentes de alimentos, nutrición, salud y educación. Los programas deben ser socialmente inclusivos.
El Ministerio de Salud de la Nación, ha conformado la Comisión Nacional de Prevención y control de Enfermedades Crónicas no transmisibles, con el propósito de avanzar en la prevención y control de este tipo de afecciones, que son responsables del sesenta por ciento (60%) de las muertes en todo el mundo.
Para abordar esta problemática no solo se debe tomar en cuenta la actuación del Ministerio de Salud
Nacional y las respectivas carteras provinciales, sino que se debe trabajar en forma integrada con otros ministerios, municipios, representantes de la sociedad civil, la industria alimenticia, sociedades científicas, universidades, entre otros.
El Ministerio de Salud de la Nación ha puesto en marcha el Programa Menos Sal Mas Vida, siendo esta una iniciativa que persigue disminuir el consumo de sal de la población en su conjunto para reducir la importante carga sanitaria que representan las enfermedades cardiovasculares y renales.
Dentro de los componentes del programa, se encuentran el de concientizar a la población sobre la necesidad de disminuir la incorporación de sal en las comidas; reducción progresiva de sal en los alimentos procesados mediante acuerdos con la industria de alimentos y reducción del contenido de sal en la elaboración del pan artesanal.
Especialistas en hipertensión arterial, consideran que toda medida que se adopte respecto a la
reducción de sal en las comidas, ayudara a disminuir significativamente en las próximas dos décadas, la incidencia de episodios cardiovasculares como la muerte por infartos de miocardio o ataques cerebro-vasculares.
Se debe tener en cuenta que las dos principales fuentes de exceso de sal en la alimentación son los alimentos con conservantes, o agregado de sal en la cocción y en el plato servido en la mesa, por lo que una medida que aparenta ser poco significativa como quitar el salero de la mesa de locales de venta de comidas, puede ser de gran utilidad.
En este sentido la adhesión favorable a la iniciativa, realizada en otras provincias, por la Federación Empresaria Hotelera Gastronómica de la Republica Argentina (FEHGRA), le agrega valor a nuestra propuesta.
Si bien tenemos que reconocer que debemos concientizar a la población sobre las normas de auto cuidado y difundir a través de distintos ámbitos los hábitos saludables, cierto es que aquellos lugares que prestan servicios como restaurantes, rotiserías, etc. son canales de información posibles que no podemos desperdiciar, por lo que con esta iniciativa se pretende que los menús de restaurantes, confiterías, rosticerías, etc, lleven impresa la leyenda “El consumo excesivo de sal es perjudicial para la salud”.
Asimismo será obligación de estos prestadores de servicios quitar los saleros de la mesa de los
comensales, entregándola sólo en caso de solicitud por parte del cliente. Así mismo deberán disponer
de sal cuyo contenido de sodio se ajuste lo permitido por el C.A.A.
Por todo lo expuesto, y siendo el estado el garante de la conservación de la salud de la población,
mediante acciones de promoción y prevención, según lo consagrado en el artículo 59 de nuestra
Constitución, el presente proyecto apunta a restringir el uso abusivo o indiscriminado de sal por parte
de la población, con el sostenido afán de mejorar la calidad de vida y eliminar el riesgo de
enfermedad.
Por ello:
LA LEGISLATURA DE LA PROVINCIA DE RIO NEGRO
SANCIONA CON FUERZA DE
L E Y
Artículo 1º.- Todos aquellos establecimientos gastronómicos tanto públicos como privados, no
pueden ofrecer sal, en cualquier tipo de presentación, que permita el uso indiscriminado o
discrecional por parte del consumidor, excepto que éste lo requiera expresamente.
Artículo 2º.- Los establecimientos determinados en el artículo 1º deben poner a disposición de los
consumidores que así lo requieran, sal dietética con bajo contenido de sodio.
Se entiende por sal dietética con bajo contenido de sodio, las mezclas salinas que por su sabor sin
aditivos aromatizantes son semejantes a la sal de mesa (cloruro de sodio), y que no contienen una
cantidad superior a ciento veinte miligramos de sodio por cien gramos de producto.
Artículo 3º.- Todos aquellos establecimientos gastronómicos tanto públicos como privados, que
expendan comidas para ser consumidas en el lugar, o para llevar, deben incorporar en las cartas de
menú, en lugar visible y con letra legible, la leyenda: “el consumo excesivo de sal es perjudicial para
la salud”.
Artículo 4º.- Es autoridad de aplicación de la presente norma el Ministerio de Salud de la provincia
de Río Negro.
Artículo 5º.- La autoridad de aplicación, en un plazo de ciento ochenta (180) días desde la
publicación de la presente, deberá proceder a su reglamentación, en la cual se establecerá el régimen
de sanciones correspondientes en caso de incumplimientos.
Artículo 6º.- Se invita a los diferentes municipios de la provincia de Río Negro a adherir a la
presente norma.
Artículo 7º.- De forma.

Anexo con normativa nacional

ALIMENTOS

Ley 26.905

Consumo de sodio. Valores Máximos.

Sancionada: Noviembre 13 de 2013

Promulgada de Hecho: Diciembre 6 de 2013

El Senado y Cámara de Diputados de la Nación Argentina reunidos en Congreso, etc. sancionan con fuerza de

Ley:

ARTICULO 1° — El objeto de la presente ley es promover la reducción del consumo de sodio en la población.

ARTICULO 2° — La autoridad de aplicación de la presente ley es el Ministerio de Salud.

ARTICULO 3° — Apruébese el Anexo I que, como parte integrante de la presente ley, fija los valores máximos de sodio que deberán alcanzar los grupos alimentarios a partir del plazo de doce (12) meses a contar desde su entrada en vigencia.
La autoridad de aplicación puede fijar periódicamente la progresiva disminución de esos … valores máximos establecidos en el Anexo I a partir del plazo de veinticuatro (24) meses a contar desde la entrada en vigencia de la presente ley.

sal

 

ARTICULO 4° — Las pequeñas y medianas empresas productoras de alimentos, definidas conforme la ley 24.467 y sus normas modificatorias y complementarias, deberán alcanzar los valores máximos de los grupos alimentarios del Anexo I a partir del plazo de dieciocho (18) meses a contar desde su entrada en vigencia.

La autoridad de aplicación puede fijar periódicamente la progresiva disminución de esos valores máximos establecidos en el Anexo I a partir del plazo de treinta (30) meses a contar desde la entrada en vigencia de la presente ley.

ARTICULO 5° — La autoridad de aplicación tiene las siguientes funciones:

a) Determinar los lineamientos de la política sanitaria para la promoción de hábitos saludables y prioritariamente reducir el consumo de sodio en la población;

b) Establecer, fijar y controlar las pautas de reducción de contenido de sodio en los alimentos conforme lo determina la presente ley;

c) Fijar los valores máximos y su progresiva disminución para los grupos y productos alimentarios no previstos en el Anexo I;

d) Fijar en los envases en los que se comercializa el sodio los mensajes sanitarios que adviertan sobre los riesgos que implica su excesivo consumo;

e) Determinar en la publicidad de los productos con contenido de sodio los mensajes sanitarios sobre los riesgos que implica su consumo excesivo;

f) Determinar en acuerdo con las autoridades jurisdiccionales el mensaje sanitario que deben acompañar los menús de los establecimientos gastronómicos, respecto de los riesgos del consumo excesivo de sal;

g) Establecer en acuerdo con las autoridades jurisdiccionales los menús alternativos de comidas sin sal agregada, las limitaciones a la oferta espontánea de saleros, la disponibilidad de sal en sobres y de sal con bajo contenido de sodio, que deben ofrecer los establecimientos gastronómicos;

h) Establecer para los casos de comercialización de sodio en sobres que los mismos no deben exceder de quinientos miligramos (500 mg.);

i) Promover la aplicación progresiva de la presente ley en los plazos que se determinan, con la industria de la alimentación y los comerciantes minoristas que empleen sodio en la elaboración de alimentos;

j) Promover con organismos públicos y organizaciones privadas programas de investigación y estadísticas sobre la incidencia del consumo de sodio en la alimentación de la población;

k) Desarrollar campañas de difusión y concientización que adviertan sobre los riesgos del consumo excesivo de sal y promuevan el consumo de alimentos con bajo contenido de sodio.

ARTICULO 6° — Los productores e importadores de productos alimenticios deben acreditar para su comercialización y publicidad en el país las condiciones establecidas conforme lo determina la presente ley.

ARTICULO 7° — La autoridad de aplicación debe adecuar las disposiciones del Código Alimentario Argentino a lo establecido por la presente ley en los plazos fijados en el artículo 3°.

ARTICULO 8° — Serán consideradas infracciones a la presente ley las siguientes conductas:

a) Comercializar productos alimenticios que no cumplan con los niveles máximos de sodio establecidos;

b) Comercializar sodio en sobres que superen los máximos establecidos;

c) Omitir la inserción de los mensajes sanitarios que fije la autoridad de aplicación en los envases de comercialización de sodio, en la publicidad de productos con sodio y en los menús de los establecimientos gastronómicos;

d) Carecer los establecimientos gastronómicos de menús alternativos sin sal, de sobres con la dosificación máxima establecida o de sal con bajo contenido de sodio, así como contravenir la limitación de oferta espontánea de saleros establecida;

e) El ocultamiento o la negación de la información que requiera la autoridad de aplicación en su función de control;

f) Las acciones u omisiones a cualquiera de las obligaciones establecidas, cometidas en infracción a la presente ley y sus reglamentaciones que no estén mencionadas en los incisos anteriores.

ARTICULO 9° — Las infracciones a la presente ley, serán sancionadas con:

a) Apercibimiento;

b) Publicación de la resolución que dispone la sanción en un medio de difusión masivo, conforme lo determine la reglamentación;

c) Multa que debe ser actualizada por el Poder Ejecutivo nacional en forma anual conforme al índice de precios oficial del Instituto Nacional de Estadística y Censos —INDEC—, desde pesos mil ($ 1.000) a pesos un millón ($ 1.000.000), susceptible de ser aumentada hasta el décuplo en caso de reincidencia;

d) Decomiso de los productos alimenticios y de los sobres de sal que no cumplan con los niveles máximos establecidos;

e) Suspensión de la publicidad hasta su adecuación con lo previsto en la presente ley;

f) Suspensión del establecimiento por el término de hasta un (1) año; y

g) Clausura del establecimiento de uno (1) a cinco (5) años.

Estas sanciones serán reguladas en forma gradual teniendo en cuenta las circunstancias del caso, la naturaleza y gravedad de la infracción, los antecedentes del infractor y el perjuicio causado, sin perjuicio de otras responsabilidades civiles y penales, a que hubiere lugar. El producido de las multas se destinará, en acuerdo con las autoridades jurisdiccionales y en el marco de COFESA, para la realización de campañas de difusión y concientización previstas en el inciso k) del artículo 5°.

ARTICULO 10. — La autoridad de aplicación de la presente ley debe establecer el procedimiento administrativo a aplicar en su jurisdicción para la investigación de presuntas infracciones, asegurando el derecho de defensa del presunto infractor y demás garantías constitucionales. Queda facultada a promover la coordinación de esta función con los organismos públicos nacionales intervinientes en el ámbito de sus áreas comprendidas por esta ley y con las jurisdicciones que hayan adherido. Asimismo, puede delegar en las jurisdicciones que hayan adherido la sustanciación de los procedimientos a que den lugar las infracciones previstas y otorgarles su representación en la tramitación de los recursos judiciales que se interpongan contra las sanciones que aplique. Agotada la vía administrativa procederá el recurso en sede judicial directamente ante la Cámara Federal de Apelaciones con competencia en materia contencioso-administrativa con jurisdicción en el lugar del hecho. Los recursos que se interpongan contra la aplicación de las sanciones previstas tendrán efecto devolutivo. Por razones fundadas, tendientes a evitar un gravamen irreparable al interesado o en resguardo de terceros, el recurso podrá concederse con efecto suspensivo.

ARTICULO 11. — Invítase a las provincias y a la Ciudad Autónoma de Buenos Aires a adherir en lo pertinente a su jurisdicción a la presente ley.

ARTICULO 12. — Comuníquese al Poder Ejecutivo nacional.

DADA EN LA SALA DE SESIONES DEL CONGRESO ARGENTINO, EN BUENOS AIRES, A LOS TRECE DIAS DEL MES DE NOVIEMBRE DEL AÑO DOS MIL TRECE.

— REGISTRADA BAJO EL Nº 26.905 —

JULIAN A. DOMINGUEZ. — BEATRIZ ROJKES DE ALPEROVICH. — Juan H. Estrada. — Gervasio Bozzano.

ANEXO I

 

GRUPO DE ALIMENTOS PRODUCTOS MAXIMOS DE VALORES DE SODIO PERMITIDOS 100 GRAMOS DEL PRODUCTO
PRODUCTOS CARNICOS Y SUS DERIVADOS GRUPO DE CHACINADOS COCIDOS, EMBUTIDOS Y NO EMBUTIDOS. SALAZONES COCIDAS: INCLUYE SALCHICHAS, SALCHICHON, MORTADELA, JAMON COCIDO, FIAMBRES COCIDOS Y MORCILLA. 1196 mg.
GRUPO CHACINADOS SECOS: SALAMES, SALAMIN, LONGANIZA Y SOPRESATA. 1900 mg.
GRUPO EMBUTIDOS FRESCOS: CHORIZOS. 950 mg.
GRUPO CHACINADOS FRESCOS: HAMBURGUESAS. 850 mg.
GRUPO EMPANADOS DE POLLO: NUGGETS, BOCADITOS, PATYNITOS, SUPREMAS, PATITAS, MEDALLON, CHICKENITOS Y FORMITAS. 736 mg.
FARINACEOS CRACKERS CON SALVADO 941 mg.
CRACKERS SIN SALVADO 941 mg.
SNACKS GALLETAS 1460 mg.
SNACKS 950 mg.
GALLETAS DULCES SECAS 512 mg.
GALLETAS DULCES RELLENAS 429 mg.
PANIFICADOS CON SALVADO 530 mg.
PANIFICADOS SIN SALVADO 501 mg.
PANIFICADOS CONGELADOS 527 mg.
SOPAS, ADEREZOS Y CONSERVAS CALDOS EN PASTA (CUBOS/TABLETAS) Y GRANULADOS 430 mg.
SOPAS CLARAS 346 mg.
SOPAS CREMAS 306 mg.
SOPAS INSTANTANEAS 352 mg.

 

Dejar un comentario