Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image
Scroll to top

Arriba

4 Comentarios

Con aportes irregulares, igual hay derecho a pensión

| El 21, Jul 2016

Hay requisitos para acceder a una jubilación y para una pensión.  Uno de ellos es haber tenido aportes recientes, aunque la jurisprudencia los flexibilizó. En un nuevo precedente, la cámara le ordenó a la ANSES darle la pensión a una señora viuda pese a que el marido no tenía los aportes completos. Actualizado a abril de 2017.

El derecho a la pensión

El marido de la señora que pidió la pensión había fallecido. ANSÉS lo declaró como aportante irregular, porque acreditó más del 50% de los años de servicios con aportes. Sin embargo, no había aportado en los 12 años anteriores a la jubilación, y por esto último no cumplía con los requisitos legales.

La ANSÉS le denegó la pensión pero la señora no se quedó quieta porque su marido había aportado una buena cantidad de años. Tanto el juez de primera instancia como la cámara federal de seguridad social le dieron la razón a la señora.

Los jueces valoraron que el solicitante de la pensión, fallecido en el año 2005 a los 55 años, tenía 17 años y 7 meses de servicios con aportes, siendo el último de ellos ingresado en el año 1994.

Si bien su marido no había aportado 12 meses dentro de los 60 anteriores a su fallecimiento, que es lo que pide la ley para dar la pensión, los jueces entendieron que la decisión de ANSÉS, al denegarle a la viuda el beneficio de la pensión, “sólo exhibe un sustento aparente, que resulta de una interpretación de los elementos arrimados a la causa guiada por un excesivo rigor formal“, y que el jubilado tenía “una importante cantidad de años de servicios con aportes”.

La cámara siguió a otro precedente para declarar la inconstitucionalidad de la norma y así dar el beneficio previsional.


PUBLICIDAD

 

pensión

Un precedente de la Cámara – el fallo plenario

Para darle la pensión a la señora viuda, pese a la falta de aportes en los últimos períodos, los jueces citaron un precedente. En ese precedente también invalidaron el decreto reglamentario que impide al pensionista ser “aportante” regular por la situación injusta que produce con respecto a otros afiliados. Afirmaron:

Esta situación contrasta con el trato dispensado por el punto 5 del artículo (1°) en tratamiento, pues un trabajador con menos de 36 meses de afiliación y de servicios con aportes podría acceder a la condición de aportante regular.

Y por ende quedaría sin resolver qué ocurre con las dós décadas de aporte que hizo el jubilado, pese a que al final no pudo aportar. Quizás por una situación de desempleo en sus cincuenta años. En palabras de los jueces:

En estas condiciones, denegar la pretensión de la actora [jubilado] convertiría a las cotizaciones realizadas con motivo del desempeño laboral de más de dos décadas en un impuesto al trabajo sin contraprestación alguna por el estado, con total desprecio de su deber de otorgar los “beneficios de la seguridad social que tendrá carácter de integral e irrenunciable” (art. 14 nuevo de la C.N.) .

A modo de conclusión, el pensionado que se cree con derecho debe consultar y no darse por vencido frente a la negativa de ANSÉs. Igual que con los reajustes, la autoridad administrativa suele tener otros criterios que los de los jueces. Y por eso, aunque no se tengan los aportes suficientes, igual puede haber derecho a una pensión.

Esto no quita la discusión sobre el financiamiento del sistema previsional y la seguridad social, debate que también debe darse. Abajo podés dejar tu comentario.

 

derecho a pensión

 

Siguen los precedentes sobre el derecho a pensión con aportes incompletos

Le habían denegado el beneficio de pensión directa a una mujer, con fundamento en que su cónyuge no reunía la calidad de aportante regular ni irregular con derecho por no acreditar 12 meses de ingreso de aportes al sistema previsional dentro de los 60 meses anteriores a la fecha de fallecimiento.

Pero la cámara de apelaciones citó la jurisprudencia que tiene este criterio, para darle la pensión:

hay casos de injusticia notoria, en el caso de afiliados que, aun sin alcanzar los requisitos mínimos precedentemente mencionados, acreditan un tiempo importante de años de servicio, demostrativos de una vida laboral prolongada con cumplimiento de las exigencias de la legislación previsional.

Así, “no parece razonable privarlos a ellos o a sus causahabientes, de todo derecho previsional, colocándolos en la misma situación de quienes cumplieron sólo esporádicamente con sus obligaciones”, remarcó la cámara (causa “M. M. G. c/ ANSES s/PENSIONES”).

Para dar el beneficio previsional de pensión, citaron a al corte que en estos casos decidió que “la regularidad de los aportes debe ser valorada sobre los lapsos trabajados y no sobre la base de considerar sólo un período laboral que no pudo ser completado por muerte del afiliado y asimismo que, la protección previsional que debe ser otorgada, deriva de la muerte del afiliado y no puede hallarse sujeta a condiciones de satisfacción imposible por haberse producido el fallecimiento antes de que se cumpliera el tiempo de actividad requerido”.

 


 

Anexo con la sentencia completa sobre el derecho a pensión con aportes irregulares

CAMARA FEDERAL DE LA SEGURIDAD SOCIAL – SALA 3
SENTENCIA DEFINITIVA
EXPEDIENTE NRO: 13216/2013
AUTOS: “CCC GLADIS EDID c/ ANSES s/PENSIONES”
Buenos Aires,
EL DR.NESTOR A. FASCIOLO DIJO:
I.
Contra la sentencia de fs. 80/81 del Juzgado Federal de Primera Instancia de la Seguridad
Social nro. 8, por la que su titular, hizo lugar a la demanda, ordenó al organismo en el plazo de 30 días
de recibidas las actuaciones administrativas dicte nueva resolución sobre la pensión considerando al
causante aportante irregular con derecho y, en su caso, ponga al pago el haber en el mensual
siguiente y la retroactividad devengada desde 13.12.11 con sus intereses, impuso costas por su orden
y reguló honorarios.
II.
Para pronunciarse de ese modo, la sentenciante tuvo en cuenta que el causante, fallecido el
15.12.05 a los 55 años 6 meses 15 días de edad acreditó 17 años 7 meses de servicios con aportes
con último cese al 31.1.94, lo que no es negado por la demandada recurrente.
En las condiciones apuntadas, la denegatoria al beneficio pretendido sólo exhibe un sustento
aparente, que resulta de una interpretación de los elementos arrimados a la causa guiada por un
excesivo rigor formal contrario a las pautas de hermenéutica en la materia (cfr. C.S.J.N., sentencia del
3.3.05 in re R.94.XXXVIII. “Restaino Antonio c/ANSeS s/jubilación por edad avanzada” y sus citas,
Fallos: 272:219, 266:19; 302:342; 305:773 y 2126, y 306:1801, entre otros, en virtud de las cuales, no
debe llegarse al desconocimiento de derechos sino con suma cautela (Fallos: 288:249 y 439; 289:148;
293:148 y 304; 294:94 y 310:1465, también entre otros).
Por ello, habiendo acreditado el causante una importante cantidad de años de servicios con
aportes, corresponde confirmar lo decidido, reconociendo el derecho a la prestación pretendida, de
conformidad con la solución arribada por este Tribunal en casos análogos, como ser, por ser, en los
fallos 70486 del 25.3.98 y 115.674 del 26.12.06 recaídos en autos “Rímoli Hebe Gladys c/ANSeS
s/pensiones”, que fuera confirmada por la C.S.J.N. el 30.6.99, y 7863/05 “Scarimbolo José Juan
c/ANSeS s/jubilación y retiro por invalidez”; en igual sentido, también, sentencia del Superior Tribunal
del 6.4.10 en autos P. 1861.XL. R.O. Pinto, Angela Amanda c/ANSeS s/pensiones”).
Acreditados como fueron, más del 50% de los años de servicios con aportes requeridos para
acceder a la jubilación ordinaria, no ha de ser óbice para reconocer al causante el carácter de
aportante irregular con derecho el incumplimiento de la condición exigida por el punto 3º del art. 1º del
dto. 460/99 (12 meses de aportes dentro de los 60 anteriores a su fallecimiento), cuya
inconstitucionalidad e inaplicabilidad al caso se declara, conforme doctrina expuesta en S.D. 112534 del 19.4.06 in re 11555/03 “LAPLAGNE, MARIA ESTER C/ANSES S/PENSIONES”
III.
Tratándose de un nuevo beneficio, la accionada deberá cumplir con este pronunciamiento
dentro del plazo de 30 días, siendo inaplicable en la especie lo dispuesto por el art. 22 de la ley 24463
modificado por el art. 2 de la ley 26153
La solución que propicio adoptar en relación al plazo de cumplimiento se compadece con la
doctrina sustentada por esta Sala en numerosos casos análogos, como ser, entre otros, por sentencia
definitiva nro. 72554 del 26.2.99 in re 501799/95 “Carrizo José c/ ANSeS s/ dependientes: otras
prestaciones “, publicada en Boletín de Jurisprudencia de la C.F.S.S. nro. 24.
Por lo expuesto, propongo: 1) declarar formalmente admisible el recurso de la parte
demandada; y 2) confirmar la sentencia den lo que decide y fue materia de agravios. Costas de alzada
por su orden (arts. 68 segundo párrafo del CPCCN y 21 de la ley 24463). Naf.
LOS DRES. JUAN CARLOS POCLAVA LAFUENTE Y MARTIN LACLAU DIJERON:
Adherimos a las conclusiones a que arriba el Dr. Néstor A. Fasciolo.
Por lo que resulta del acuerdo que antecede, el Tribunal RESUELVE: 1) declarar formalmente
admisible el recurso de la parte demandada; y 2) confirmar la sentencia den lo que decide y fue
materia de agravios. Costas de alzada por su orden (arts. 68 segundo párrafo del CPCCN y 21 de la
ley 24463).Cópiese, protocolícese, notifíquese, cúmplase con la comunicación dispuesta por la CSJN
en la Acordada 15/13 (p.4 y conc.) y, oportunamente, remítase.
JUAN C. POCLAVA LAFUENTE NESTOR A. FASCIOLO MARTIN LACLAU
JUEZ DE CAMARA JUEZ DE CAMARA JUEZ DE CAMARA
ANTE MI:
PATRICIA A. BINASCO JAVIER B. PICONE
PROSECRETARIA DE CAMARA SECRETARIO DE CAMARA

 

Anexo con sentencia, fallo “Laplagne” – precedente para el derecho a pensión

FALLO LAPLAGNE

EL DR. JUAN C. POCLAVA LAFUENTE DIJO:

Contra la sentencia del juzgado federal nro. 9 del fuero que rechazó la demanda interpuesta, la actora dedujo recurso de apelación.

De las constancias de la causa se desprende que la actora solicitó beneficio de pensión, en virtud del fallecimiento de su cónyuge acaecido el 24 de abril de 2.001. En organismo administrativo rechazó su pretensión, en virtud de no encontrarse reunidos la totalidad de los requisitos exigidos.

Contra ello planteó demanda de conocimiento y dedujo la inconstitucionalidad del decreto reglamentario del art. 95 de la ley 460/99 , propuesta que no tuvo acogida favorable.

En su expresión de agravios, reitera nuevamente la inconstitucionalidad del mentado cuerpo normativo, y alega que no puede encuadrarse dentro de la categoría de aportante irregular sin derecho a quien reúne 26 años y seis meses de servicios con aportes y que no pudo reinsertarse en el mercado laboral como consecuencia de su edad -48 años al cese- y desempleo generalizado.

Encontrándose el causante fuera de los supuestos contemplados por el 460/99, que caracteriza como aportante irregular con derecho al afiliado que hubiera aportado durante dieciocho meses dentro de los últimos treinta y seis meses anteriores a la fecha del fallecimiento o bien como en el caso de autos a quien acredite mas del 50% de los aportes exigidos y reúna doce meses dentro de los últimos sesenta, cabe desestimar la queja, en tanto resulta insuficiente al fin pretendido la sola invocación de la imposibilidad de reingreso al sistema por razones de “desempleo generalizado”, máxime que tampoco se afilio al régimen de autónomos cuando en rigor de verdad afirma que el de cujus continuó realizando trabajos; ni tampoco se acredito que tuviera algún padecimiento que le impidiera realizar actividades laborales.

En razón de lo expuesto y de conformidad con lo dictaminado por el Ministerio Público, se propicia: declarar formalmente admisible el recurso deducido, disponer su rechazo y confirmar el decisorio atacado en lo que decide y fue materia de agravios. Costas por su orden en la Alzada (art. 21 de la ley 24.463) .

EL DOCTOR NÉSTOR A. FASCIOLO DIJO:

I. De las constancias de autos y de los administrativos que corren por cuerda se desprende que el causante, nacido el 7.5.43 y fallecido el 24.4.01, acreditó mediante las pertinentes certificaciones haber prestado servicios dependientes del 2.8.62 al 31.5.84 y del 12.6.89 al 31.10.91 por lo que le fueron reconocidos 24 años 2 meses y 18 días de servicios con aportes según planilla de computo de fs. 31 del trámite ante ANSes., no obstante lo cual, el organismo rechazó el reclamo de pensión formulado por su viuda por aplicación del art. 95 de la ley 24241 y el dto. 460/99, mediante resolución del 25.10.02.

A fin de impugnar lo decidido con arreglo al art. 15 de al ley 24463 la parte actora promovió demanda, que tramitó por ante el Juzgado Federal de Primera Instancia de la Seguridad Social nro. 9, cuyo titular, por sentencia de fs. 40/42 rechazó la acción, impuso costas por su orden y reguló honorarios a la dirección letrada de la parte actora en la suma de $500.

Contra lo así resuelto se dirige el recurso de la parte actora de fs. 45, que fue concedido a fs. 46 y sustentado a fs. 50/53, por el que se agravia de lo decidido en cuanto al fondo del asunto.

II.En primer lugar cabe precisar que en virtud de lo dispuesto por el art. 3 del dto. 460/99, sus previsiones resultan aplicables al sub examine pues rigen con efecto retroactivo a partir del 15.7.94. (Cfr. sentencia nro. 101860 del 13.5.04 in re 32970/97 “Coluccio Lidia Mirta c/ANSeS s/pensiones”).

Ello así, considero que la reglamentación de la condición de aportante irregular con derecho establecida por el mentado decreto resulta irrazonable e inconstitucional para este caso, por cuanto deja fuera de esa condición al causante, que al cese producido el 31.3.91 acreditó 24 años 2 meses y 18 días de servicios con aportes, impidiéndole a su viuda -por ello- acceder a la pensión reclamada.

En este orden observo que los años de servicios con aportes computados, se aproximan a los 26 años de servicios con aportes que, como mínimo, eran exigibles en el año de su deceso (2001) según se desprende del art. 38 de al ley 24241 para ser catalogado como aportante regular a la luz del punto 1° art. 1° del Dto. 460/99.

Además, los años de servicios con aportes acreditados en autos superan holgadamente la mitad de los exigidos por la legislación vigente -al acaecimiento de la contingencia- para acceder a la jubilación ordinaria, tal como prevé el punto 3° del art. 1° del citado decreto. Empero, el incumplimiento de la condición adicional impuesta por esa cláusula (12 meses de aportes dentro de los 60 anteriores a su fallecimiento), conduce a calificar al afiliado como aportante irregular “sin derecho” alguno.

Esta situación contrasta con el trato dispensado por el punto 5 del artículo (1°) en tratamiento, pues un trabajador con menos de 36 meses de afiliación y de servicios con aportes podría acceder a la condición de aportante regular.

En estas condiciones, denegar la pretensión de la actora convertiría a las cotizaciones realizadas con motivo del desempeño laboral de más de dos décadas en un impuesto al trabajo sin contraprestación alguna por el estado, con total desprecio de su deber de otorgar los “beneficios de la seguridad social que tendrá carácter de integral e irrenunciable” (art. 14 nuevo de la C.N.) .

Por lo que vengo de exponer y sin perjuicio de reconocer que el dto. 460/99 ha venido a dar solución a diversas situaciones de injusticia a las que conducían los anteriores dtos. reglamentarios del art. 95 de la ley 24241 que le precedieron (trátase de los dtos. 1120/94 y 136/97), lo cierto es que en esta causa su aplicación ha de ser descalificada a fin de evitar la flagrante violación de elementales derechos constitucionales amparados en los arts. 14 nuevo tercera parte, 16 y 17 , y en resguardo del enunciado preliminar de promover el bienestar general, como última ratio del orden jurídico a la debe recurrir el Tribunal, (cfr. Fallos 260:153; 286:76; 294:383; 295:455 y 850; 299:393; 300:1087; 301:962; 302:457, 484 y 1049, entre otros).

Con el alcance aludido, se repite en autos la situación suscitada en casos análogos, resueltos por sentencias nros. 70486 y 72284, del 25.3.98 y 30.9.98, recaídas en autos 7907/96 “Rímoli Hebe Gladys c/ANSeS s/pensiones”, publicada en Revista Jubilaciones y Pensiones, 1998, Nro. 43, pág. 156 y siguientes, y 9786/98 en la causa “Medina Juana Vilma c/ANSeS s/pensiones”, por las que esta Cámara declaró la inconstitucionalidad del dto. 1120/94, la primera de las cuales fue atacada por recurso ordinario que el Alto Tribunal desestimó mediante fallo del 30.6.99.

Por lo expuesto, propicio dejar sin efecto la sentencia apelada y la resolución atacada, reconociendo el derecho de la parte actora a la pensión pretendida a partir del fallecimiento del causante.

A la retroactividad acumulada, deberá aplicarse la tasa de interés prevista por el art. 10 del dto. 941/91, de conformidad con la doctrina reiterada del Alto Tribunal a partir del pronunciamiento recaído el 14.9.93 en el caso “Varani de Arizzi, Bonafine”, oportunidad en que se revocó lo decidido por esta Sala por Sentencia nro. 26115 del 16.6.92, con fundamento que aún hoy sostengo, Ahora bien, visto que el criterio marcado por la jurisprudencia del superior conserva aún vigencia, (ver entre otros sent. del 21.5.02 in re A.376.XXXV.R.O. “Aguilar, Froilán contra Anses s/ Reajustes por Movilidad”), deberá continuar aplicándose la misma tasa aún para las acreencias devengadas con posterioridad al 1.1.02.

Concédese a la demandada 90 días a partir de quedar firme el pronunciamiento para el cumplimiento de la condena.

Por lo expuesto, oído lo opinado por el Ministerio Público, propongo: 1) declarar formalmente admisible el recurso deducido por la actora; 2) hacer lugar al mismo y, por ello, dejar sin efecto la sentencia atacada, declarar para este caso la inconstitucionalidad del dto. 460/99 y reconocer el derecho de la demandante a la pensión pretendida en base a los fundamentos y con los alcances indicados en los considerandos; 3) imponer las costas de alzada por su orden (arts. 68 segundo párrafo CPCCN. y 21 de la ley 24463). Naf.

EL DOCTOR MARTIN LACLAU DIJO:

Llegan las presentes actuaciones a este Tribunal a raíz de la apelación deducida por doña Marta Ester Laplagne, a fs.45, contra la sentencia de fs. 40/42, en virtud de la cual no se hace lugar a la demanda iniciada por la citada contra la ANSES, tendiente a obtener pensión derivada del fallecimiento de don Ricardo Domingo Ayerdi, en razón de no reunir éste el requisito de aportante irregular.

Estimo que el pronunciamiento cuestionado se ajusta a derecho y a las constancias de la causa. La ANSES sostiene que el causante no acreditaba derecho a beneficio alguno al no alcanzar la calidad de aportante regular o irregular con derecho, en las condiciones previstas por el art. 95 de la Ley 24.241 y por su reglamentación, contenida en el Decreto 1120/94 . Ahora bien, el Decreto 136/97 flexibilizó los recaudos exigidos por dicha reglamentación y modificó esos requisitos por considerar “que en la práctica la aplicación de los recaudos establecidos podría generar situaciones no queridas y ajenas a la finalidad y espítitu de la normativa legal, limitando o suprimiendo el acceso a las prestaciones de la seguridad social”; agregando “que ello sería evidente en casos de circunstancias sobrevinientes y ajenas a la voluntad del afiliado, que pudieran afectar el empleo durante el curso del último año anterior a la fecha en que se invalide o fallezca”.

Posteriormente, el Decreto 460/99 introdujo una nueva reforma, considerando aportante irregular con derecho a la percepción del retiro transitorio por invalidez al afiliado en relación de dependencia al que se le hubieran efectuado las retenciones previsionales correspondientes durante 18 meses como mínimo dentro de los 36 meses anteriores a la fecha de solicitud de la prestación o, en caso de pensión, a la fecha de fallecimiento del afiliado en actividad. Tratándose de un trabajador autónomo, el mencionado decreto asigna derecho a la percepción del retiro por invalidez al afiliado que hubiera aportado durante los períodos arriba indicados.

Estas sucesivas reformas pretendieron hacerse cargo de las consecuencias disvaliosas que la aplicación del principio entrañaba, sin lograr -en mi opinión- el resultado buscado. Estimo que el juzgador ha de evaluar estos casos con extrema prudencia, habida cuenta de la naturaleza del beneficio que nos ocupa, de la incapacidad que aqueja al peticionante y de la acentuada crisis laboral que sufre nuestra sociedad, dentro de la cual un porcentaje enorme de sus integrantes no logra acceder a un trabajo remunerado que asegure su sustento. Esta situación es mucha más crítica cuando nos hallamos ante personas que exhiben una capacidad laboral disminuida. Ante ello, considero que quien aportó al sistema previsional en forma prolongada y que durante la última fase de su vida activa no pudo efectuar con regularidad sus aportes a raíz de una incapacidad que lo inhabilitaba laboralmente exhibe una situación que no puede ser soslayada por el juzgador, el cual, en casos como el que nos ocupa, ha de declarar la inconstitucionalidad del art. 95 de la Ley 24.241 y de las reglamentaciones contenidas en los Decretos 1120/94, 136/97 y 460/99 haciendo lugar a la prestación solicitada.

V2

Por lo que resulta del acuerdo de la mayoría, y oído el Ministerio Público, el Tribunal RESUELVE: 1) declarar formalmente admisible el recurso deducido por la actora; 2) hacer lugar al mismo y, por ello, dejar sin efecto la sentencia atacada, declarar para este caso la inconstitucionalidad del dto. 460/99 y reconocer el derecho de la demandante a la pensión pretendida en base a los fundamentos y con los alcances indicados en los considerandos; 3) imponer las costas de alzada por su orden (arts. 68 segundo párrafo CPCCN. y 21 de la ley 24463). Naf.

Cópiese, regístrese, notifíquese y oportunamente remítase.

JUAN C. POCLAVA LAFUENTE MARTIN LACLAU NESTOR A. FASCIOLO

JUEZ DE CAMARA JUEZ DE CAMARA JUEZ DE CAMARA

ANTE MI:

NICOLAS RIZZI JOSE M. GIAMMICHELLI

PROSECRETARIO DE CAMARA SECRETARIO DE CAMARA

 


 

Anexo con la normativa sobre pensiones – aportante regular e irregular

SISTEMA INTEGRADO DE JUBILACIONES Y PENSIONES

Decreto 460/99

Modificación de la reglamentación de la Ley Nº 24.241, en relación con los requisitos a cumplir para adquirir la calidad de aportante regular o irregular con derecho, en el desempeño de tareas discontinuas, para la percepción del retiro transitorio por invalidez.

Bs. As., 5/5/99

VISTO la Ley Nº 24.241 y sus modificatorias, el Decreto Nº 1120 de fecha 13 de julio de 1994, modificado por su similar Nº 136 de fecha 14 de febrero de 1997 y el Decreto Nº 679 de fecha 11 de mayo de 1995, y

CONSIDERANDO:

Que por el Decreto Nº 136/97 se modificó la reglamentación del artículo 95 de la Ley Nº 24.241, relativo a los requisitos necesarios para considerar a un afiliado como aportante regular o irregular con derecho a la percepción del retiro transitorio por invalidez.

Que del texto del mismo se infiere su alusión a los afiliados en relación de dependencia que desarrollen tareas de carácter permanente.

Que resulta imprescindible determinar los requisitos a cumplir para adquirir la calidad de aportante regular o irregular con derecho, en el desempeño de tareas discontinuas.

Que a tal fin, se considera fundamental el tiempo mínimo en que se desarrollaron los servicios prestados en tales tareas.

Que a los efectos de acreditar la condición exigida por el inciso c) del artículo 19 de la Ley Nº 24.241 para tener derecho a la PRESTACION BASICA UNIVERSAL (PBU), los trabajadores que desempeñen tareas de naturaleza discontinua deberán acreditar un mínimo de meses de servicio con aportes por año.

Que, asimismo, la aplicación de las normas incorporadas por el Decreto Nº 136/97 respecto del universo de trabajadores comprendidos en la Ley Nº 24.241, ha revelado la existencia de casos de injusticia notoria, en el caso de afiliados que, aun sin alcanzar los requisitos mínimos precedentemente mencionados, acreditan un número importante de años de servicio, demostrativos de una vida laboral prolongada con cumplimiento de las exigencias de la legislación previsional.

Que en tales casos no parece razonable privarlos, a ellos o a sus causahabientes, de todo derecho previsional, colocándolos en la misma situación de quienes cumplieron sólo esporádicamente con sus obligaciones.

Que resulta de estricta justicia otorgar, en esos supuestos, un beneficio restringido, asimilándolos a los aportantes irregulares con derecho a un beneficio menor, en los términos del artículo 97, inciso b), de la Ley Nº 24.241 y sus modificatorias.

Que el presente decreto se dicta en uso de las facultades emergentes del artículo 99, inciso 2, de la CONSTITUCION NACIONAL.

Por ello,

EL PRESIDENTE DE LA NACION ARGENTINA

DECRETA:

Artículo 1º — Sustitúyese la reglamentación del artículo 95 de la Ley Nº 24.241, aprobada por el Decreto Nº 1120 de fecha 13 de julio de 1994, modificada por el Decreto Nº 136 de fecha 14 de febrero de 1997 por la siguiente:

“ARTICULO 95. – Reglamentación.

1. Considérase aportante regular con derecho a la percepción del retiro transitorio por invalidez y/o a los efectos del cálculo del capital técnico necesario, con las características establecidas en el inciso a) del artículo 97 de la Ley Nº 24.241, modificado por la Ley Nº 24.347, a aquel afiliado en relación de dependencia al que se le hubieran efectuado las retenciones previsionales correspondientes durante TREINTA (30) meses como mínimo dentro de los TREINTA Y SEIS (36) meses anteriores a la fecha de la solicitud del retiro por invalidez o a la fecha de fallecimiento del afiliado en actividad.

El afiliado autónomo será considerado aportante regular si registra el ingreso de sus aportes durante TREINTA (30) de los TREINTA Y SEIS (36) meses anteriores a los acontecimientos descriptos, siempre que cada pago se hubiere efectuado dentro del mes calendario correspondiente a su vencimiento. Cuando los afiliados en relación de dependencia o autónomos acrediten el mínimo de años de servicio exigido en el régimen común o diferencial en que se encuentren incluidos para acceder a la jubilación ordinaria, serán considerados en todos los casos como aportantes regulares siempre que acrediten el ingreso de las cotizaciones correspondientes.

En el caso de trabajadores que realicen tareas discontinuas, en las que la discontinuidad derive de la naturaleza de las mismas, al que se le hubieren efectuado las retenciones previsionales correspondientes durante DIEZ (10) meses, como mínimo, dentro de los TREINTA Y SEIS (36) meses anteriores a los acontecimientos descriptos, siempre que dichas retenciones se hubieran efectuado sobre remuneraciones que representen, como mínimo el valor de TREINTA (30) MODULOS PREVISIONALES (MOPRE).

2. Considérase aportante irregular con derecho a la percepción del retiro transitorio por invalidez y/o a los efectos del cálculo del capital técnico necesario, con las características establecidas en el inciso b) del artículo 97 de la Ley Nº 24.241, modificado por la Ley Nº 24.347, a aquel afiliado en relación de dependencia al que se le hubieran efectuado las retenciones previsionales correspondientes durante DIECIOCHO (18) meses como mínimo dentro de los TREINTA Y SEIS (36) meses anteriores a la fecha de la solicitud del retiro por invalidez o a la fecha de fallecimiento del afiliado en actividad. A los fines de la misma calificación, el afiliado autónomo deberá registrar el ingreso de sus aportes durante DIECIOCHO (18) de los TREINTA Y SEIS (36) meses anteriores a los acontecimientos descriptos, siempre que cada pago se hubiere efectuado dentro del mes calendario correspondiente a su vencimiento.

Cuando se trate de trabajadores que realicen tareas discontinuas, en las que la discontinuidad derive de la naturaleza de las mismas, al que se le hubieren efectuado las retenciones previsionales correspondientes durante SEIS (6) meses, comomínimo, dentro de los TREINTA Y SEIS (36) meses anteriores a los acontecimientos descriptos, siempre que dichas retenciones se hubieran efectuado sobre remuneraciones que representen, como mínimo, el valor de DIECIOCHO (18) MODULOS PREVISIONALES (MOPRE).

3. Los períodos exigidos en los apartados precedentes se reducirán a DOCE (12) meses dentro de los SESENTA (60) meses anteriores a la fecha de la solicitud del retiro por invalidez o a la fecha de fallecimiento del afiliado en actividad, cuando el afiliado en relación de dependencia o autónomo no alcanzare el mínimo de años de servicio exigido en el régimen común o diferencial en que se encuentre incluido para acceder a la jubilación ordinaria, siempre que acredite al menos un CINCUENTA POR CIENTO (50%) de dicho mínimo y el ingreso de las cotizaciones correspondientes.

4. No tendrán derecho a la percepción del retiro transitorio por invalidez y/o a la integración del correspondiente capital complementario aquellos afiliados que no cumplan los requisitos indicados en los apartados 1 ó 2.

5. Si el período de afiliación fuera inferior a TREINTA Y SEIS (36) meses se considerará, a los fines enunciados a los apartados 1 y 2 de la presente reglamentación, el total de meses de afiliación respetando las proporciones de meses aportados allí establecidas a los fines de la calificación del aportante.

6. En el caso de los trabajadores en relación de dependencia y a los fines de la calificación de la regularidad de los aportes, se considerarán como meses aportados aquellos durante los cuales se devengaron las remuneraciones, aunque no hubieran sido percibidas por causas no imputables al afiliado. Asimismo, tendrán igual tratamiento aquellos meses durante los cuales el afiliado estuviere percibiendo la prestación por desempleo prevista en la Ley Nº 24.013″.

Art. 2º — Incorpórase el punto 2 de la reglamentación del artículo 19 de la Ley Nº 24.241 y sus modificatorias, aprobada por el Decreto Nº 679 de fecha 11 de mayo de 1995, el siguiente texto: “Para el caso de trabajadores que realicen tareas discontinuas, en las que la discontinuidad derive de la naturaleza de las mismas, cuando se acredite un mínimo de CIENTO VEINTE (120) meses de servicios con aportes”.

Art. 3º — Los derechos emergentes de la reglamentación que se aprueba serán aplicables a partir de la vigencia del Libro I de la Ley Nº 24.241, excepto la percepción de los haberes correspondientes, que se liquidarán a partir de la vigencia del presente decreto.

Art. 4º — Facúltase a la SECRETARIA DE SEGURIDAD SOCIAL del MINISTERIO DE TRABAJO Y SEGURIDAD SOCIAL a dictar las normas aclaratorias del presente.

Art. 5º — Comuníquese, publíquese, dése a la Dirección Nacional del Registro Oficial y archívese. — MENEM. — Jorge A. Rodríguez. — Antonio E. González.

Comentarios

  1. Leandro

    Padre: 15 años y 3 meses de aporte. último aporte en abril de 1994. Fallecimiento año 2000 (42 años). Años reclamando la pensión para mi madre. Todos los abogados nos dicen que no hay nada que hacer. ¿Cómo contacto al abogado de esta señora?

  2. Eliana

    Pasó igual en nuestro caso, mas de 20 años de aporte falleció a los 59 hace 2 años y figura como irregular. Verguenza!!

  3. ines

    Mi marido fallecio hace un año (51 años) etoy preguntando sobre la pension ,tiene aportes irregulares y hace 5 años que no hizo aportes ,me dicen que no me corresponde la pension

Dejar un comentario