Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image
Scroll to top

Arriba

Un Comentario

La licencia por paternidad en la Argentina

| El 15, Sep 2016

La licencia por paternidad ha generado cuestionamientos porque la ley argentina solo otorga dos días corridos de licencia por paternidad. Sin embargo, algunas empresas extienden el beneficio y ya hay varios proyectos de ley dando vueltas. Mirá la situación en Argentina y el mundo.

Los días de licencia por paternidad en el mundo

Al parecer, Noruega ofrece dos semanas, pero en numerosos acuerdos colectivos de sectores laborales llega a 14 semanas más. Islandia tiene 90 días de licencia; Suecia, 70 días y Finlandia 54. En el este de Europa, Eslovenia facilita a los padres 90 días. Estados Unidos da a los padres los mismos días que para una madre, 84 días. A nivel regional, Venezuela da 14 días, Ecuador da a los padres unos 10 días licencia paga, Colombia 8 días, Brasil y Chile 5 días.

La Argentina solo tiene dos días de licencia para los papis, casi nada considerando que deben colaborar con la madre y estar presentes. Al menos, algunos convenios colectivos extienden un poco este plazo. Por ejemplo, el convenio de visitadores médicos da 10 días de licencia por paternidad.

Algunos organismos públicos dan una licencia razonable. En el poder judicial CABA, 60 días. La Defensoría del Público da 30 días a los flamantes padres. Y así esto varía, siempre hay que ver el régimen o el convenio colectivo.

Pero de seguro este ranking coloca a la Argentina dentro de las peores posiciones para ser padres. El problema es quién costea los días de licencia, sí la seguridad social, con aportes de todos o la empresa.

Abajo podés leer un proyecto de ley para incrementar los días de licencia por paternidad en la Argentina, y ver más países en este gráfico:


PUBLICIDAD

(Fuente: La República, Colombia)

 

 

Algunas empresas extienden los días

Aparte de las PYMES y empresas familiares, algunas empresas grandes dan más beneficios que la ley o el convenio colectivo. Por ejemplo, según publicó Diego Geddes, de Clarín, WalMart ofrece seis días y una jornada reducida de seis horas hasta que el bebé cumpla un mes. Telecom amplió la licencia a 15 días, Unilever da 7 días y Microsoft Argentina, 5 días.

Ahora, la multinacional brasileña de cosméticos y productos de higiene y belleza Natura, ampliará a 40 días la licencia remunerada por paternidad. Esta empresa basó su decisión en investigaciones recientes confirman que la participación conjunta de los padres en el cuidado del bebé genera un impacto positivo en el desarrollo cognitivo y el rendimiento escolar del niño, entre otros factores.

Especialmente en los 40 días posteriores al parto, un período donde la mujer se recupera de la gestación y enfrenta cambios hormonales que alteran su estado físico y psíquico. La cercanía del padre durante esta etapa es sumamente importante para toda la familia, y en especial para establecer el vínculo con el bebé, remarcan. Los padres, doblemente contentos. (leer más)

 

Closeup of a tender moment between a father and his 6 days old newborn baby boy

Closeup of a tender moment between a father and his 6 days old newborn baby boy

 

Anexo con proyecto de ley para extender la licencia por paternidad

Senado de la Nación Secretaria Parlamentaria Dirección General de Publicaciones (S-0657/10) PROYECTO DE LEY El Senado y Cámara de Diputados… Artículo 1º: Sustituyese el inciso a) del artículo 158° del Capítulo II “Régimen de licencias especiales” de la Ley 20.744: “Art. 158. — Clases. El trabajador gozará de las siguientes licencias especiales: a) Por nacimiento de hijo, quince (15) días corridos. Artículo 2º – Las disposiciones de la presente ley entrarán en vigencia a partir de su publicación en el Boletín Oficial. Artículo 3º – Comuníquese al Poder Ejecutivo. Daniel R. Pérsico FUNDAMENTOS Señor Presidente: El Régimen de contrato de trabajo, ley 20.744, establece en el artículo 158 inc. a), que el trabajador gozará de una licencia especial por nacimiento de hijo de dos (2) días corridos. Las comparaciones son odiosas, pero nos aportan perspectiva. Argentina lidera junto con Rwanda los países que menos días de licencia por paternidad dan en el mundo. En contraposición, durante las últimas décadas numerosos países fueron logrando una reforma del régimen de licencia por paternidad, adecuándola a su realidad socioeconómica. La delantera la llevan los países nórdicos, donde han garantizado los permisos para los flamantes padres desde hace décadas. Suecia fue el primer país en adoptar la licencia por paternidad, en 1974. Dos años después, la siguieron Finlandia y Noruega. La tendencia actual es a brindar la posibilidad de compartir las licencias entre madre y padre. Para presentar algunos casos respecto a este tipo de licencia, por ejemplo, en Suecia son 480 días (16 meses) pagos. Lo sigue Alemania con 14 meses pagos. En Noruega, 6 semanas exclusivas al padre con posibilidad de ampliarlas, ya que ambos progenitores pueden elegir cómo dividirse la licencia, que es de 44 semanas con el total del sueldo o de 54 semanas con el 80% del salario. Luego, los padres pueden tomarse un año sin sueldo. Recientemente, en España se aprobaron 30 días para la licencia por paternidad, al igual que en la mayoría de los países de la Unión Europea. En Inglaterra se anunció en la última semana de enero 6 meses completos. El gobierno además paga £123 por semana. En Canadá se otorgaron 35 semanas. En Estados Unidos dos semanas es la “regla general”, aunque depende de cada estado y cada compañía. En América Latina, algunos países que modernizaron su legislación son Venezuela, que desde 2007 otorga 14 días corridos y Ecuador, con 15 días desde el 2009. Brasil y Chile, solo 5 días. Paraguay brinda dos días pagos, uno más que la Argentina. Una reforma de la ley para mejorar los beneficios a la paternidad se dirige, especialmente, al derecho del niño a ser cuidado. Intenta establecer que ambos, la madre y el padre, puedan desde el comienzo responsabilizarse de sus funciones, y esto se transmite al hijo, y por ende a la familia. No sólo eso, sino que además nos permite avanzar hacia la igualdad de trato entre varones y mujeres, eliminar roles estereotipados y estimular el mejor cumplimiento de las responsabilidades familiares de los empleados. Una reforma en el régimen especial de licencia por paternidad significa un paso importante para el cuidado de la familia. Es un instrumento de progreso. Una cuota de confianza social. Un esfuerzo de todos para una sociedad mejor. Pocos momentos son más intensos y complicados que el nacimiento de un hijo. Si se trata del primero, la novedad de convivir con un bebé puede resultar absolutamente impredecible en sus consecuencias. Si se trata de los siguientes hijos, hay que lidiar con una organización familiar cada vez más compleja. Además, las modificaciones experimentadas en los roles masculinos y femeninos, hacen que hoy tener un hijo no sea solo una cuestión de la madre. Muchos padres participan activamente de la crianza y son protagonistas de todos los procesos que ésta implica a lo largo del tiempo. Es significativo ver hoy a las parejas que construyen un proyecto en conjunto, en muchos casos, distribuir tareas con amplitud y formas que eran impensables, tanto para el hombre como para la mujer, en tiempo de nuestros padres o abuelos. Entre esos temas encontramos que hay un mayor protagonismo del padre en el vínculo con los hijos. El hombre ha ganado terreno en ese sentido, ha cambiado esa figura paterna alejada y vista, principalmente, como referente de la autoridad y la economía, a un vínculo más cercano, afectivo y comprensible de la relación con los hijos, que hacen que hoy tener un hijo no sea solo una cuestión de la mujer. Sin embargo, estos cambios culturales no están necesariamente reflejados en el ámbito del trabajo. La ley laboral vigente en el país (20.744) establece que la licencia por paternidad es de dos días de corrido, uno de los cuales debe ser obligatoriamente hábil. Como los convenios colectivos de las diferentes actividades deciden con autonomía sobre la aplicación de la ley, la realidad de empleados públicos y privados de diferentes puntos del país puede ser muy diferente. Así, en un ejemplo que es casi excepcional, los empleados varones del Gobierno porteño tienen 10 días corridos de licencia por paternidad. Algunas grandes empresas comenzaron a modificar el otorgamiento de este beneficio en el marco de programas de recursos humanos que buscan balancear trabajo y vida privada. Esta situación fue entendida en algunos convenios colectivos de trabajo que fueron ampliando las licencias a tres, cuatro o más días. Algunas empresas, por iniciativa propia, fueron incorporando como beneficios al personal más días, como el caso de Unilever, Microsoft Argentina, American Express, Procter & Gamble e IBM, entre otras. El objeto del presente proyecto de ley es, en primer lugar, homogeneizar las diferencias mencionadas que existen sobre este particular entre el sector público y privado, o entre distintas dependencias del sector público. Y, en segundo lugar, adecuar la normativa vigente a la nueva realidad social, como ya lo han efectuado gran parte de los países, donde el padre tiene un rol cada vez más activo en la crianza de los niños. En este sentido, el proyecto propone aumentar de 2 días a 15 días de corrido la licencia que el trabajador tiene por nacimiento de un hijo. Este aumento permitirá fortalecer el vínculo paterno y la integración familiar sobre la base de una relación de corresponsabilidad. Existen numerosos proyectos de legisladores, tanto en Diputados como en el Senado que han presentado un proyecto de reforma similar. Incluso, hubo dos medias sanciones en la Cámara de Diputados sobre la reforma de distintos aspectos del régimen de contrato de trabajo que hacían referencia a la licencia de paternidad y maternidad, pero ninguna de ellas avanzó en el Senado. A pesar de ello, estoy convencido por los motivos mencionados que una actualización de la normativa vigente es imperioso. Por ello insisto en avanzar en una ley más moderna que refleje la realidad social descripta. Por tales motivos, solicito a mis pares que me acompañen en la sanción del presente proyecto de ley.

 

 

 

Comentarios

  1. Deberían extenderla al menos unos días en la Argentina.

Dejar un comentario