Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image
Scroll to top

Arriba

2 Comentarios

Bebidas azucaradas, light y artificialmente endulzadas – Mayor riesgo de accidente cerebral y demencia

| El 15, May 2017

Un estudio científico detectó que el riesgo de sufrir enfermedades se incrementa al consumir gaseosas light. Detrás del marketing, hay cosas que no te dicen. Actualizado a agosto de 2017.

Las bebidas light, edulcoradas y endulzadas artificalmente

Si bien son más baratas, porque el costo de los químicos es menores, las bebidas light se venden más caras por razones de marketing. Los científicos de la Universidad de Boston evaluaron los hábitos alimenticios de más de 4.000 personas durante siete años y luego monitorearon su salud durante más de una década.

El estudio científico describió cómo se analizó un cohorte de 2,888 participantes con edades> 45 años por accidente cerebrovascular incidente (edad media 62 años [SD, 9] años, 45% hombres) y 1484 participantes mayores de 60 años por demencia incidente (edad media 69 [SD, 6] años; % De hombres).

El consumo de bebidas se cuantificó utilizando un cuestionario de frecuencia alimentaria en los exámenes de cohorte 5 (1991-1995), 6 (1995-1998) y 7 (1998-2001). Cuantificaron el consumo reciente en el examen y el consumo acumulativo mediante el promedio de los exámenes. La vigilancia de los incidentes comenzó en el examen 7 y continuó durante 10 años. Se observaron 97 casos de accidente cerebrovascular incidente (82 isquémicos) y 81 casos de demencia incidental (63 consistentes con la enfermedad de Alzheimer).

Después de los ajustes por edad, sexo, educación (para el análisis de la demencia), la ingesta calórica, la calidad de la dieta, la actividad física y el tabaquismo, la mayor y más reciente ingesta acumulativa de refrescos azucarados artificialmente se asoció con un mayor riesgo de accidente cerebrovascular isquémico, causas de demencia, y de la enfermedad de Alzheimer.

Cuando se comparó la ingesta acumulada diaria a 0 por semana (referencia), las razones de riesgo fueron 2,96 (intervalo de confianza del 95%, 1,26-6,97) para el accidente cerebrovascular isquémico y 2,89 (intervalo de confianza del 95%, 1,18-7,07) para la enfermedad de Alzheimer. Las bebidas endulzadas con azúcar no se asociaron con accidente cerebrovascular ni demencia.


PUBLICIDAD

El estudio concluye que el consumo de refrescos artificialmente endulzado se asoció con un mayor riesgo de accidente cerebrovascular y demencia.

Los investigadores son los Dres. Matthew P. Pase, Jayandra J. Himali, Alexa S. Beiser, Hugo J. Aparicio, Claudia L. Satizabal, Ramachandran S. Vasan, Sudha Seshadri, Paul F. Jacques de la Universidad de Boston (fuente)

 

Bebidas azucaradas

Los investigadores han advertido, sin embargo, que no traten las bebidas azucaradas como una opción saludable, diciendo que puede haber un vínculo aún no detectado entre las bebidas de grasa total, la demencia y los accidentes cerebrovasculares.

La naturaleza del estudio significa que no pueden probar un vínculo causal entre las bebidas dietéticas y la demencia, pero investigaciones anteriores han demostrado que los edulcorantes artificiales pueden dañar los vasos sanguíneos.

“Sabemos que la limitación de azúcares añadidos es una estrategia importante para apoyar una buena nutrición y pesos corporales saludables, y hasta que sepamos más, la gente debe usar bebidas endulzadas artificialmente con cautela”, dijo la profesora Rachel Johnson, ex presidenta del Comité de Nutrición de la Asociación Americana del Corazón.

“Pueden tener un papel para las personas con diabetes y en la pérdida de peso, pero animamos a la gente a beber agua, leche baja en grasa u otras bebidas sin adición de edulcorantes”.

La investigación también encontró que el consumo regular de bebidas azucaradas, incluyendo jugos de frutas, también se asoció con una memoria más pobre y volúmenes de cerebro cerebrales más pequeños.

 

 

Otras razones para no tomar gaseosa light, diet o similar

Desafortunadamente, la evidencia demuestra que las bebidas light no ayudan a perder peso. De hecho, algunos alegan que aumentan su riesgo de convertirse en obesos e incluso pueden ser peores para su salud que los refrescos regulares.

Un estudio en el Centro de Ciencias de la Salud de la Universidad de Texas en San Antonio encontró que aquellos que bebían dietéticas tenían más probabilidades de tener sobrepeso que aquellos que bebían refrescos azucarados regulares. Leer más, acá.

Para cada lata de refresco de dieta consumida cada día, el riesgo de obesidad aumentó en un 41 por ciento. Después de 10 años, los que bebían dos o más refrescos de dieta al día aumentaron su riesgo de obesidad en un 500 por ciento. “Los datos de este y otros estudios prospectivos sugieren que la promoción de refrescos de dieta como alternativas saludables puede ser poco aconsejable”, dijo la Dra. Helen Hazuda, profesora de medicina de la UT.

Además, un estudio publicado en la revista Nature encontró que los refrescos dietéticos cambian los microbios que viven en el intestino de una manera que aumenta el riesgo de diabetes. Investigadores del Instituto Weizmann de Ciencia de Israel encontraron que los ratones alimentados con edulcorantes artificiales desarrollaron intolerancia a la glucosa. También encontraron que las personas que usaban regularmente edulcorantes artificiales, incluyendo aspartamo y sacarina, tenían niveles elevados de HbA1C, una medida de azúcar en la sangre.

Cuando daban edulcorantes artificiales a personas que normalmente no los consumían, encontraron que los niveles de glucosa se alteraron después de sólo una semana en más de la mitad de los voluntarios. Un estudio realizado en la Universidad de Minnesota encontró que una sola dieta de soda diaria aumentó el riesgo de síndrome metabólico y diabetes en un 36 por ciento.

 

 

Nuevo estudio sobre gaseosas

La Fundación UADE realizó un estudio para evaluar el impacto del consumo de bebidas gaseosas sobre la salud. El trabajo confirmó la correlación entre su consumo y la acumulación de grasas, publicó el medio Perspectiva Sur (fuente).

Según esa nota, en Argentina, 6 de cada 10 personas registran exceso de peso, 2 de cada 10 son obesos, y más de la mitad de los argentinos son sedentarios, según la última Encuesta Nacional de Factores de Riesgo realizada por el Ministerio de Salud. El aumento de peso está asociado, entre muchos otros factores, al consumo de bebidas que contienen endulzantes calóricos.

Según las últimas estadísticas, a nivel mundial, nuestro país se encuentra primero en el ranking de consumo de gaseosas con un promedio anual de 155 litros por persona, seguido muy cerca por Estados Unidos y Chile respectivamente.

Dicho consumo excede la recomendación de azúcar necesario para una dieta saludable, establecida por la Organización Mundial de la Salud (OMS); un vaso de gaseosa común tiene más de 20 gramos de azúcar y la OMS recomienda un consumo máximo de 50 gramos de azúcar por día.

El pasado 12 de mayo de 2017 el Gobierno declaró en Argentina el “Día nacional de lucha contra la obesidad” el tercer miércoles de octubre de cada año, con el objeto de “instalar fuertemente” esta “problemática” en “la agenda pública” y “sensibilizar a la población acerca de la importancia de la prevención y control”, según cita el decreto 330/2017 publicado en el Boletín Oficial, prosigue el artículo.

Investigadores de las carreras de Biotecnología y Bioinformática de la Fundación UADE realizaron un Estudio para evaluar el impacto del consumo de bebidas gaseosas sobre la salud. El trabajo confirmó la correlación entre el consumo de bebidas cola y la acumulación de grasas en el modelo estudiado (gusano Caenorhabditis elegans). Además revela que el consumo afecta la expectativa de vida del mismo organismo.

La investigación se realizó sobre gusanos nematodos Caenorhabditis elegans (C. elegans), organismo empleado como modelo biológico en investigaciones y estudios preclínicos, ya que muchos de sus procesos biológicos son conservados y extrapolables a humanos. Se realizaron sobre ellos distintos tratamientos con diferentes tipos de gaseosas cola (azucaradas, light endulzadas con stevia, y light endulzadas con aspartamo más acesulfamo de potasio).

La tasa de mortalidad de los gusanos se duplicó en gaseosas con aspartamo más acesulfamo de potasio (edulcorantes clásicos), y se triplicó en el caso de las endulzadas con stevia.Se comprobó además que el consumo de azúcar y stevia puede elevar la cantidad de grasa en estos modelos en más de un 70%. Las gaseosas cola (azucaradas) son las que ocasionan mayor acumulación de grasas mientras que las endulzadas con stevia (endulzante natural) son responsables de un importante aumento en la tasa de mortalidad.

Los resultados de este trabajo reafirman las conclusiones obtenidas en numerosas investigaciones en relación al desbalance metabólico generado como consecuencia de la ingesta de azúcar y edulcorantes sintéticos (Le et al. 2016). En el caso de la stevia sería una de las primeras evidencias que muestra un efecto negativo del consumo.

Comentarios

  1. Betiel

    podrían dar la fuente de los estudios científicos de esta información?

  2. Betiel

    Perdón, no había visto el link a la fuente

Dejar un comentario