Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image
Scroll to top

Arriba

Sin Comentarios

Clausuran fiesta erótica que prometía presencia del negro de WhatsApp

| El 08, Ago 2017

En la madrugada de ayer clausuraron la “Fiesta del Cuarto de Grey” por carecer de habilitación. Y cuando arribaron los efectivos policiales, los participantes de la fiesta creyeron que era parte del show. Secuestraron unos 120 litros de bebidas alcohólicas y juguetes sexuales.

Las fiestas, partusas y shows clandestinos

Quien organiza una fiesta asume las responsabilidades que le caben, deber de seguridad, de indemnidad a quien participe y demás. Pero si es pública hay un control preventivo y se precisa habilitación municipal, algo que no habría cumplido la “Fiesta del Cuarto de Grey” en la ciudad de Comodoro Rivadavia.

Famosa por sus vientos y ser una ciudad tranquila en la Patagonia, parece que algunos querían una noche de sexo y cosa linda, una “Noche de caretas. Noche de placer. Solas – SW – Solos. Copetín, show, tragos y barra libre. La noche esperada, la noche de Grey. Tu noche, no te la podes perder”, anunciaba la invitación de “El cuarto de Grey”, que se viralizó por las redes sociales.

Las entradas costaban $600 pesos para hombres, $500 pesos para mujeres y $1.000 para parejas. Al parecer, los propios inspectores tuvieron que inscribirse en internet por vía privada para poder ingresar al lugar.

Parece que esto llegó a conocimiento del municipio quien decidió inspeccionar y en su caso clausurar por no exhibir habilitación. Cuando los policías irrumpieron en la fiesta, los asistentes creyeron que formaban parte de las sorpresas había programadas, entre las que se destacaba la presencia del “Negro de WhatsApp”.


PUBLICIDAD

En la fiesta había cerca de 70 asistentes sorprendidos cuando los policías no hicieron su show de strip tease como pensaban sino que prendieron las luces, coartaron la música y y empezaron a obligarlos a quitarse sus antifaces para identificarlos.

El responsable de la Subsecretaría de Fiscalización refirió que los organizadores nunca pidieron permiso municipal para que se pueda llevar cabo cualquier evento, incluyendo un contrato por el alquiler del salón y sellado de las entradas.

Por esto los clausuraron y decomisaron 120 litros de bebidas alcohol y juguetes sexuales que se remitieron al juzgado de faltas para decidir sobre su destino. Además encontraron comida que solo puede venderse con ticket fiscal y habilitación exhibida.

Fuente: El Patagónico, Uno Entre Ríos, TN.

 

Derechos como asistente a una fiesta

Desde ya que lo primero es chequear que una fiesta “privada” tenga el permiso respectivo, que deben exhibir. Si no lo tiene, puede ser segura o quizás no, porque nadie del Estado controló mínimamente los requisitos de seguridad. Y han habido casos de gente fallecida por esto, no es chiste.

Organizar un evento sin permiso implica una contravención:

Artículo 74 – Ejercer ilegítimamente una actividad. Quien ejerce actividad para la cual se le ha revocado la licencia o autorización, o viola la inhabilitación o excede los límites de la licencia es sancionado/a con dos (2) a diez (10) días de trabajo de utilidad pública, multa de un mil ($ 1.000) a diez mil ($ 10.000) pesos o arresto de dos (2) a diez (10) días.
Admite culpa.

Y si además violan la clausura administrativa es otra. (Violar la clausura judicial es un delito, más grave aún). Estas normas de la CABA son similares en otras localidades, aunque las penas varíen.

Artículo 73 – Violar clausura. Quien viola una clausura impuesta por autoridad judicial o administrativa, o incumple una sanción sustitutiva o accesoria impuesta por infracción al régimen de faltas por sentencia firme de autoridad judicial es sancionado/a con seiscientos ($ 600) a seis mil ($ 6.000) pesos de multa o arresto de tres (3) a diez (10) días.

En la Ciudad hay una web que funciona como un registro público, y se puede llamar siempre para que controlen, incluso al 911 si un local funciona sin permisos ni habilitación, que debe exhibir junto con la cantidad máxima de asistentes.

En ciertos casos, los boliches deben contar con un bombero (o más según el caso), médico, servicio de emergencias, y ni que hablar de salidas de emergencia, puertas iluminadas (el famoso cartel verde de salida) y demás condiciones del lugar que justamente se controlan con la habilitación y el permiso.

Además, es un derecho pedir factura o ticket fiscal al comprar bebidas y comida en un boliche, no pueden restringir el agua y el personal de seguridad debe tener identificación.

Los asistentes echados por la falta de habilitación tendrán un derecho a la devolución de la entrada por parte de los organizadores… y en su caso a pedir la devolución de los objetos sexuales al municipio que los incautó. Y también a reclamar por publicidad engañosa, si el

 

 

Dejar un comentario