Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image
Scroll to top

Arriba

3 Comentarios

Mitos de la bicicleta

| El 09, Feb 2017

Cuando comparto algo sobre el ciclismo nunca faltan objeciones: “Eh, pero pasan en rojo” y así. A continuación comparto un texto que aclara algunos mitos legales. sobre andar en dos ruedas.

Mitos de la bicicleta

Por Mario García, editor de la Revista Biciclub

Las calles y rutas fueron hechas para los peatones y para los caballos e incluso para las bicicletas. Los automóviles llegaron mucho después y las ocuparon como propias gracias a un multimillonario lobby de la industria que los produce.

Las reglas de tránsito, incluyendo los semáforos, fueron hechas específicamente para los automovilistas, en orden a mitigar el daño que potencialmente pueden producir. Antes del automóvil eran innecesarios los semáforos.

Una de las quejas más frecuentes de los automovilistas es que los ciclistas deben obedecer igual que ellos las reglas de tránsito. Pero mientras que eso es técnicamente cierto, la afirmación sería más aceptable si la mayoría de los automovilistas no violara rutinariamente las leyes de tránsito.

Los automóviles son mortíferos. Ni la bicicleta ni el peatón lo son. Un automóvil, aun rodando a 10 o 20 km/h, puede matar a una persona o herirla gravemente. Una bicicleta rodando a esas mismas velocidades es prácticamente imposible que mate o hiera gravemente a nadie, especialmente a un automovilista y especialmente si ese conductor está respetando las reglas.


PUBLICIDAD

El automóvil es el protagonista del tránsito que más daño produce. Si uno porta un arma de fuego, de uno mismo depende no causar daño a nadie con ella y no de que los demas se aparten del camino de nuestras balas.

Los automóviles son la mayor causal de lesiones y muertes en calles y rutas. A la inversa, preguntémonos: ¿cuantos automovilistas son lesionados o muertos por peatones o por ciclistas? Si sospechás que ese número es cero, estás en lo cierto.

Pero los automovilistas suelen ser muy insistentes, al punto que pueden llegar a afirmar que en muchas ocasiones el comportamiento de un peatón o de un ciclista produce un accidente en que se involucran automóviles. Inexacto.

Siempre el responsable de un accidente en que esté involucrado un automóvil -que pesa una tonelada o más- es su conductor, ya que aquel no se hubiera producido si el automovilista hubiera prestado toda su atención al manejo y/o hubiera circulado lo suficientemente despacio como para tener tiempo a reaccionar correctamente.

En Holanda y otros países, la ley plantea que aun cuando se demuestre que el peatón o el ciclista sean 100% responsables del accidente, el automovilista será siempre responsable civilmente por el suceso. Esto equivale a la regla de que si un automovilista choca por detrás a otro es siempre responsable del accidente. Siempre. Esta regla pone en blanco sobre negro que es responsabilidad del automovilista estar atento a lo que pasa a su alrededor y conducir con la posibilidad de reaccionar a tiempo.

A la inversa de los automovilistas, los peatones y los ciclistas tienen pleno contacto con el entorno, mayor campo de visión y mejor audición y, en el peor de los casos, no son capaces de producir tanto daño como un vehículo motorizado.

Así que tranquilos muchachos rápidos y furiosos: ustedes no son dueños de las calles y mientras no respeten un 100% las reglas del tránsito durante un 100% del tiempo (lo que definitivamente no hacen) no tienen derecho a criticar a la gente que no puede hacerles daño alguno y que ustedes están obligados a cuidar.

Una de diccionario. Autoexplicación: cuando alguien que nunca anduvo en bici le explica temas de seguridad vial y reglas de tránsito a un ciclista.

Por Mario García – Intro de la revista Biciclub Nº 265, enero 2017.

 

 

Comentarios

  1. Quique

    *Las reglas de tránsito, incluyendo los semáforos, fueron hechas específicamente para los automovilistas* es interesante el uso de la palabra ESPECIFICAMENTE en lugar de EXCLUSIVAMENTE.
    Esto implica que TAMBIEN deben cumplir reglas de tránsito, como utilizar casco, llevar señalizacion luminosa, respetar semaforos y sentidos de la calle.
    Por otro lado suena preocupante el término *Ustedes* sugiriendo que dentro de la especie humana hay un sub-genero automovilitas y otro ciclistas.
    Seguramente habra menos accidentes de transito y menores costos legales, policiales y hospitalarios si TODOS cumplen las normas.

  2. Eduardo

    Todo lo que está mal con los ciclistas está en este texto: escudarse en las transgresiones de otro para justificar las propias, negar el cambio tecnológico y social que trajo la aparición del automóvil (que no digo que sea bueno o malo, sino que simplemente ocurrió), muchísimas falacias lógicas y comparaciones sin sentido, etc.

    ME ENCANTA andar en bicicleta y la uso más que el auto, pero espero que el texto del Sr. Mario García no sea el pensamiento de la mayor parte de los ciclistas.

    Saludos

  3. Gustavo

    El señor Mario Garcia es un bárbaro si realmente cree que una bicicleta es incapaz de herir o dañar gravemente a un peatón.

Dejar un comentario