Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image
Scroll to top

Arriba

Sin Comentarios

Ordenan mantener los adoquines

| El 09, Mar 2017

Un juez ordenó, como medida cautelar, mantener el adoquinado en una calle de Caballito. Lo hizo a pedido de un legislador.

Conservame el adoquín

El juez Víctor Trionfetti, en su calidad de juez de turno en el fuero Contencioso Administrativo y Tributario de la Ciudad el pasado 3 de marzo, resolvió –en atención a la presentación en horario inhábil de un amparo en defensa del patrimonio cultural e histórico de la Ciudad de Buenos Aires, y al carácter urgente del tema debatido- dictar una serie de medidas provisorias indispensables para resguardar los intereses en juego. En el marco de la causa caratulada “Gustavo Javier Vera contra GCBA sobre Amparo Colectivo-Patrimonio Urbanístico”, el titular del juzgado N° 15 en lo CAyT ordenó al Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires “la inmediata suspensión de toda obra vinculada con la remoción, retiro o sustitución de adoquines en toda la traza de la calle Pasaje San Irineo”.

En la presentación efectuada por el legislador Gustavo Vera en su calidad de habitante de la Ciudad, se señala que “las obras de asfaltado total del Pasaje San Irineo comenzaron el 1 de marzo”, y que “en un solo día de trabajo se asfaltó una cuadra de las tres que constituyen el pasaje”. También se sostiene que las obras se iniciaron “sin cartel de obra”, y que “mediante su actuar, el GCBA está violando la Ley N° 65 de ‘Protección del Empedrado y Adoquinado de la Ciudad’ –con las modificaciones de la Ley 4.806-“.

“La pretensión deducida puede ser encuadrada como una acción de amparo colectiva de naturaleza ambiental, concretamente dirigida a proteger el patrimonio cultural de la Ciudad. Las circunstancias fácticas específicas alegadas en el amparo, ponderadas al solo efecto de verificar la admisibilidad de la apertura del presente turno, que es siempre excepcional, satisfacen los recaudos de urgencia, pues esperar la intervención de un magistrado de trámite en horario hábil, es decir, el próximo lunes seis de marzo de 2017, podría generar lesiones irreversibles o graves al bien colectivo que se intenta proteger, pues los actos que se denuncian están en curso y pueden continuar todo el fin de semana”, expresó el juez Trionfetti habilitando el tratamiento de la acción fuera del horario judicial.

El magistrado fundamentó la suspensión cautelar de las obras en el artículo 27 de la Constitución de la Ciudad que establece “la preservación y restauración del patrimonio natural, urbanístico y arquitectónico”; la Ley N° 1227 de protección del Patrimonio Cultural de la Ciudad; y específicamente, la Ley N° 65 que ofrece protección a “las vías circulatorias secundarias, adyacentes y/o circundantes a monumentos o lugares históricos de la Ciudad de Buenos Aires cuyo solado se encuentre actualmente ejecutado con empedrado o adoquinado”, y prescribe que las mismas “serán mantenidas con dichos materiales y las reparaciones que resulten necesarias se realizarán con los mismos materiales a efectos de mantener la continuidad en el paisaje urbano de las arterias”, y que cuando hayan sido reparadas con materiales distintos, “serán paulatinamente llevadas a su estado original”.

Tras citar también la Ley N° 4806 que declaró como “integrantes del Patrimonio Cultural de la Ciudad” a las “calles construidas con adoquinado granítico”, el magistrado sostuvo: “De acuerdo con el marco fáctico expuesto por el actor y la documentación gráfica acompañada, dentro del breve marco cognitivo que esta excepcional competencia me permite, entiendo que se hallan acreditados los extremos de verosimilitud y peligro en la demora para disponer una cautelar innovativa sobre el estado de cosas que existiría en el Pasaje San Irineo de esta Ciudad”.


PUBLICIDAD

Fuente: Ijudicial

 

Dejar un comentario