Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image
Scroll to top

Arriba

4 Comentarios

Seguros seguros – responsabilidad civil y derechos frente al seguro

| El 23, Abr 2017

Cuáles son los derechos y obligaciones al contratar un seguro, como por ejemplo un seguro de responsabilidad civil. Qué pasa en los hechos y accidentes de tránsito. Puntos a considerar con los seguros y los daños y perjuicios.

Al contratar un seguro: no mentir

Un “Renault Clío”, que circulaba por la ruta 200, desde Merlo hacia Mariano Acosta y un “Peugeot 505” que lo hacía en sentido contrario (es decir de Mariano Acosta a Merlo), chocaron cuando este último invadió la línea de marcha del primero. Como consecuencia del accidente, el dueño del Renault Clio embestido interpuso acción de daños y perjuicios.

La aseguradora fue citada en el reclamo y presento una excepción de falta de legitimación ya que la reticencia operada por parte del demandado asegurado al tiempo de concretar la póliza ocultando el verdadero uso que daría al rodado, distinto al que detentaba al tiempo del accidente – la cobertura se realizó sobre un automotor destinado a uso particular, cuando en realidad se lo utilizaba como remise—, torna viciosa la contratación, pues de haber sido conocida en tiempo esta situación por la aseguradora, hubiera variado las condiciones o términos de la póliza.

En conclusión, el asegurado mintió a la aseguradora y ahora deberá responder por el accidente que ocasionó. Es decir, el contrato de seguro es válido, salvo que incluya una declaración falsa o reticencia de cualquier circunstancia conocida por el asegurado (aun hechas de buena fe) que a juicio de peritos hubiese impedido el contrato o modificado sus condiciones si el asegurador hubiese sido cerciorado del verdadero estado del riesgo.

 


PUBLICIDAD

 

Consejos prácticos para contratar un seguro

Contratar un seguro es un acto de prevención ya que no evitará siniestros pero al menos dará una protección económica. El seguro es un contrato que existe cuando “el asegurador se obliga, mediante una prima o cotización, a resarcir un daño o cumplir la prestación convenida si ocurre el evento previsto”.

En principio, se puede asegurar toda clase de riesgos, salvo los que se encuentren prohibidos expresamente por ley, por ejemplo: la contratación de “Seguros de vida Off shore” estos son seguros de vida contratados con empresas extranjeras que no cuentan con autorización de la Superintendencia de seguros de la nación para operar.

Esta prohibición se encuentra expresa en la ley 12.988 que en su artículo 12 dispone: ”Queda prohibido asegurar en el extranjero a personas, bienes o cualquier interés asegurable de jurisdicción nacional. Esta infracción será reprimida con una pena impuesta al asegurado e intermediarios por el Poder Ejecutivo, de hasta veinticinco veces el importe de la prima…”.

 

 

Seguros extravagantes

Los seguros más tradicionales son los de automotor, hogar, de riesgo de vida. Sin embargo, algunas personas han decidido contratar seguros “poco convencionales” como por ejemplo: Cristiano Ronaldo se aseguró las piernas; el arquero Iker Casillas aseguró sus manos; la cantante y actriz Jennifer Lopez aseguró sus nalgas y un italiano, sommelier de café, aseguró su lengua.

Por Argentina, hay una cláusula “interseguro” (al menos en Federación Patronal) que dice que cuando chocan dos asegurados de la misma compañía, la compañía cubre a ambos….

 

La franquicia del seguro y la cobertura

La Superintendencia de Seguros de la Nación estableció ciertas condiciones para los seguros de automotores. La cobertura básica debe amparar la responsabilidad civil hacia terceros – ya sea que estos estén transportados o no –.

El asegurador se obliga a mantener indemne al Asegurado y/o a la persona que con su autorización conduzca el vehículo objeto del seguro, por cuanto deban a un tercero como consecuencia de daños causados por ese vehículo o por la carga que transporte en condiciones reglamentarias, por hechos acaecidos en el plazo convenido, en razón de la responsabilidad civil que pueda resultar a cargo de ellos, en el marco de los límites normativamente previstos.

 

¿Qué pasa con la franquicia?

La franquicia es un monto que deberá abonar el asegurado cuando ocurra un siniestro y la compañía responderá cuando el monto del siniestro supere el valor de dicha franquicia. Es decir, si en un automotor la franquicia acordada con la aseguradora es de $3000 y el daño a cubrir es de $10.000, el asegurado deberá abonar los $3000 correspondientes al monto de la franquicia y la compañía se hará cargo de los $7000 restantes.

La franquicia es acordada en la póliza entre el asegurado y la aseguradora. La franquicia puede ser un porcentual o una cantidad de dinero determinada.

 

Tener en cuenta al momento de circular

El asegurado puede elegir la póliza que a su criterio considere es la correcta. Sin embargo, la póliza de seguro automotor, básicamente, cubre: responsabilidad civil hacia terceros, daños producidos al vehículo, incendio, robo o hurto. Luego, cada compañía puede ofrecer una cobertura con otros servicios adicionales.

La aseguradora tiene la obligación de entregar al asegurado un comprobante de seguro, el cual, ante eventuales controles de tránsito o accidentes el asegurado deberá exhibir y es obligatorio que contenga:
• Número de póliza y endoso
• Nombre, domicilio y teléfono del asegurador
• Vigencia de la cobertura
• Datos del vehículo asegurado: tipo de vehículo, marca, dominio, número de motor y carrocería.
• Firma y aclaración del asegurador
Este comprobante prueba la vigencia del seguro obligatorio y es obligatoria su tenencia. Sin embargo, no es obligatoria la tenencia del recibo de pago.

¿Si conduce otro o presto el auto me cubre igual?

En el caso que ocurra un siniestro y quien conduzca el automóvil no sea el titular el seguro cubre, salvo que se pacte lo contrario en la póliza.
En caso de contar con la cobertura el conductor deberá contar con:
• Registro de conducir vigente
• Cédula verde del titular del automóvil y la misma no debe encontrarse vencida.
• Cédula azul que habilite al conductor en caso de que la cédula verde se encuentre vencida.
• VTV (Verificación técnica vehicular) al día.

¿Qué hacer ante un accidente?

Es importante tener en cuenta que es conveniente hacer cuando ocurre un siniestro. Ante un siniestro es importante tomar la siguiente información:
• Nombre, domicilio, teléfono, dirección de correo electrónico, y documento de identidad del propietario del vehículo (el que figura en la cédula del auto) y todos aquellos datos que sirvan para individualizarlo.
• En el caso que el conductor fuera una persona distinta al titular del vehículo también es conveniente tomarle los datos.
• Número de registro de conductor, categoría y vencimiento;
• Aseguradora, número de póliza y vencimiento;
• Datos del vehículo, marca, dominio (patente), motor y color;
• Datos de la cédula verde del automotor

Si la situación lo permite, es conveniente tomar fotografías del estado del/los vehículos, de los documentos mencionados anteriormente (para no olvidarse de anotar ciertos datos) y también, ver si existen posibles testigos y tomarle los datos.

Es importante realizar la denuncia del siniestro en la aseguradora y acompañarla con la denuncia policial en el plazo máximo de 72 horas.

 

 

La importancia de respetar el semáforo

En materia de tránsito existe un espacio de tiempo denominado “Ciclo de despeje de vía” destinado a liberar de vehículos las intersecciones. Durante ese espacio de tiempo los vehículos que aun se encuentren en la intersección al momento de la finalización de una de las luces deben despejarla ya que coincide con el periodo de tiempo en el cual, en una intersección, la luz pasa de amarillo a rojo mientras que en el otro semáforo pasa de rojo a amarillo.

En este caso, ambos conductores ingresaron a la intersección en el momento que si algún vehículo se encontraba en ella debería estar saliendo de la misma para que esta se encuentre libre de ocupación.

En abril del año pasado, dos jóvenes circulaban en una motocicleta por la Av. Belgrano en dirección a la intersección con Paseo Colón, atravesando el cruce con luz “amarilla – verde” mientras que por la misma intersección circulaba un colectivo de la línea 159 el cual colisionó con la moto y las dos personas salieron despedidos golpeándose fuertemente contra la cinta asfáltica.

Producto del accidente, uno de los ocupantes de la moto sufrió varias fracturas, excoriaciones y diversas heridas, mientras que el otro sufrió lesiones graves en el bazo y uno de los riñones. De la prueba resulta que la moto circulaba con exceso de velocidad y que el colectivo cruzo cuando la luz del semáforo cambiaba de amarillo a rojo.

Según el juez de primera instancia, los conductores no tomaron el recaudo de disminuir la velocidad al acercarse a la intersección y resolvió procesar a ambos conductores y embargarlos. El conductor de la moto apeló la decisión argumentando que el chofer del colectivo fue quien violó el deber objetivo de cuidado determinante en el suceso. Sin embargo, la Cámara decidió confirmar la sentencia de primera instancia.

En conclusión, se puede ver como una simple reducción de la velocidad al acercarse a una intersección cuando el semáforo se encuentre en momento de cambio de luces puede evitar grandes incidentes.

Comentarios

  1. Esteban

    Buenos dias, queria consultarte si tenes la sentencia o el nombre de los autos, que explicas en el ejemplo del semaforo, porque tengo un caso similar, y me interesaria citar esa jurisprudencia. Gracias

  2. Muy buen artículo Sergio!

  3. Carlos Salvador Bilardo

    No es necesario hacer denuncia policial, de hecho no te toman la denuncia en las comisarias. Directamente denunciar el siniestro en el seguro.-

  4. Carlos dmitruk

    Cortito y al pie. Buena nota

Dejar un comentario