Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image
Scroll to top

Arriba

10 Comentarios

¿Se pueden mostrar las tetas en público?

| El 01, Feb 2017

Un grupo de chicas se descubrió el torso en una playa. La reacción fue desproporcionada y terminaron asediadas por patrulleros. ¿Qué dice la ley?

Una ley poco clara

La ley pena el delito de exhibiciones obscenas pero no aclara qué es lo “obsceno”… En concreto, el código penal multa a quien “en sitio público ejecutare o hiciere ejecutar por otro exhibiciones obscenas expuestas a ser vistas involuntariamente por terceros”.Esta tarea de definir lo obsceno queda en manos de los jueces. Por ejemplo, la Sala V de la Cámara del Crimen porteña, consideró que circular por la calle en ropa interior no es un delito, y absolvió a una travesti.

En general se usa para alguna persona que anda desnudo/a por la calle, a propósito,y dejando de lado los sitios habilitados (campo nudista) o protesta. En las playas, alguna ordenanza podría requerir tener el torso cubierto.

En concreto, las chicas fueron en topless a una playa de Necochea y la reacción policial fue (en mi opinión) desproporcionada porque hay otras prioridades (ej. seguridad vial). Ahora bien, la policía se defendió diciendo que actuaron porque muchos vecinos y veraneantes lo pedían.

La pregunta es: ¿Qué tan necesario es tener que mostrar las tetas en el medio de la aglomeración? ¿Debe haber sectores especiales? El argumento de que no afecta a terceros no es válido porque estando en público es inevitable verlas. ¿Hasta dónde son los límites?

 


PUBLICIDAD

La opinión de un juez

El juez Mario Juliano a quien cayó el caso, escribió lo siguiente. Lo transcribo sin necesariamente compartirlo. Finalmente dijo que no había ilícito:

“Mi ciudad, la ciudad que amo, la ciudad en la que vivo, ha sido el escenario donde se encendió la mecha de la polémica sobre la desnudez, desde el momento que una muchachas decidieron quitarse el corpiño en una playa pública atestada de veraneantes. En los hechos, se convirtió en un verdadero acto de rebeldía cívica frente a determinadas pautas culturales.

En estos días me tocó, como juez de feria, resolver las actuaciones policiales sobre el caso. En primer lugar dispuse el archivo de las actuaciones, ya que desde mi perspectiva los hechos carecían de relevancia contravencional. La norma que podría sancionar este tipo de hechos se refiere a actos obscenos que afecten la decencia pública.

Tal como se comprenderá, coincidir acerca de qué es lo que significa un acto obsceno o en qué consiste la decencia pública es una tarea imposible de lograr. Ero, independientemente de ese aspecto legal, lo cierto es que el hecho que una mujer descubra sus pechos no representa un acto objetivamente lesivo para terceros y, por ende, se encuentra exento de la autoridad de los magistrados.

(…)

Los conflictos con el cuerpo han sido relacionados con la curiosa noción de la moral pública, que aún sin conocer su significado y sus alcances, ha sido uno de los potentes argumentos para imponer una forma de vida a personas que no comparten los gustos de quienes deciden qué es lo que debe entenderse por ese concepto. La moralidad pública no se agota en una mera discrepancia sobre los gustos personales y formas de posicionarse frente a la vida, sino que se traslada al ámbito penal para reforzar las ideas de quienes tienen la posibilidad de regular nuestros comportamientos, sancionando con penas de arresto o prisión a los que se opongan a la visión oficial.

La defensa irrestricta de las libertades me lleva a posicionarme en favor de las mujeres que decidieron descubrir sus pechos, del mismo modo que apoyo las manifestaciones (tetazos) que ocurrirán en los próximos días en defensa de los derechos. Esa es una de las formas (en ocasiones la única posible) de provocar un debate sobre las cuestiones que nos conciernen, del mismo modo que ocurre con otros temas (marihuana, edad de punibilidad, violencia de género) que deben formar parte de una agenda amplia y generosa en la que participemos la mayor cantidad de personas, propio de democracias más deliberativas.

La ocasión (la enorme repercusión nacional e internacional del episodio) me pareció propicia para reclamar a la legislatura bonaerense la necesaria reforma del Código de Faltas en general, y particularmente su artículo 70, que es el que reprime a los actos obscenos. El Código de Faltas, vigente desde marzo de 1973, es una verdadera rémora autoritaria y los bonaerenses nos merecemos contar con una herramienta legal adecuada a una sociedad moderna, que contribuya a la convivencia y el uso igualitario de los espacios públicos.

Finalmente, ante la posibilidad que estos hechos se reiteren en las playas necochenses, o que se produzcan manifestaciones a favor o en contra del ejercicio de ese derecho, reclamé a las autoridades policiales que se conduzcan con extrema prudencia, evitando el empleo de medidas coercitivas, tratando de mediar en las situaciones conflictivas (si se presentaran) para evitar la producción de hechos de violencia.

Una sociedad diversa y plural no puede aspirar a la unanimidad de las opiniones. Eso sólo ocurre en los regímenes dictatoriales. Difícilmente nos pondremos de acuerdo sobre la desnudez y la forma de practicarla. De lo que se trata es de encontrar puntos de convivencia que nos permitan avanzar hacia modelos de sociedad más libres, donde existan mayores posibilidades de ejercer los derechos y realizarnos individualmente. Y de lo que también se trata es de abandonar ciertas hipocresías, que condenan el topless de unas chicas en un balneario, pero que mira para otro lado frente a hechos de inusitada gravedad.

Celebro entonces que Necochea (mi Necolandia) haya sido el sitio donde se reinstaló esta polémica que, sin lugar a duda, contribuirá a hacernos más libres.” (fuente).

Acá podés leer la resolución completa: Sentencia sobre tetas. Esto es lo que interpretó el juez que entendió en el caso, pero otro juez podría haber decido algo distinto, fundado, claro.  Un esbozo de opinión sobre el asunto.

Las posturas sobre el asunto

Estoy casi seguro de que no es un tema para el derecho penal. Y desde ya considero que la reacción policial es desproporcionada, cuando hay temas más importantes. Pero que haya (por ej.) asesinatos no quita el debate sobre el punto y discutir la regulación. La norma actual (una ordenanza de los 70s) impediría el topless en todas las playas y solo en algunas. ¿Es esto deseable? ¿Debe mantenerse o conservarse? La legislatura debe decidirlo.

Sobre la razonabilidad del problema, desde una postura más conservadora se argumenta,¿Qué sucede si hay bañistas que tienen criterios más restrictivos de exhibición corporal? ¿Podrán tener playas donde haya bañistas con más ropa? ¿Las que hoy son minoría el día de mañana pueden ser el grupo que imponga su moral (de exhibición) al resto?

Hay muchas familias a quienes les incomoda, quieren ir a la playa y no ver chicas en topless. Los conservadores preguntan: “¿Cómo se los protege?” Lo natural no siempre es deseable. Por eso el hombre se diferencia, por poder elegir.  A muchos puede gustarles la idea de ver tetas en la playa, ¿Pero qué sucede con quienes no?

Hasta ahora, la cuestión se resolvió con destinar algunos sectores de playa para topless, nudistas, etc. Pero un día un grupo de mujeres irrumpieron y decidieron hacerlo en una playa tradicional y a la vista de todos.

Desde una postura más liberal, se argumentaría que la mujer tiene todo el derecho de mostrarse, perfecto, pero el tema es dónde… ¿En público o solo su intimidad? ¿Qué sucede si lo hace un hombre con lo que hoy consideramos partes pudendas? Desde ya que Argentina no es Brasil, y en general no nos gusta la sunga…

El hecho de que la TV y algunos medios usen las tetas como anzuelo y materialicen el cuerpo de la mujer a menudo, ¿Sirve como justificativo? ¿O justamente ese es el punto adonde no queremos llegar?

En cualquier caso creo que es bueno y sano el debate sobre estos temas, propio de una sociedad pluralista y democracia, sin oprimir a quien piense distinto.

Para seguir leyendo más opiniones y polémicos artículos sobre el tema, ver este link o abajo, página siguiente.

Pages: 1 2

Comentarios

  1. Celeste

    ¿Cual es la diferencia entre las mamas que vemos en los hombres y en las mujeres? El proceso biologico que define nuestro sexo, empieza como uno. Todos somos/fuimos mujeres en el utero materno. Las mamas de hombres y de mujeres son las mismas. Entonces, si el debate es que las tetas son “obsecenas”, que sea ley que el hombre use corpiño.

    • Pablo

      La diferencia es que justamente los hombres no tienen mamas. Además de que las tetas están consideradas socialmente como un “icono sexual”(aclaro que no estoy de acuerdo con eso). Como bien dice en uno de los textos, son partes pudendas, por eso se consideran obscenas. Un saludo.

    • Max

      La diferencia no es ninguna. Es una cuestión cultural de nuestra sociedad. Es la teta, podría ser el codo.

    • Gonzalo

      La discusión se suscita respecto de lo que es obsceno y lo que no, lo cual es una cuestión cultural y la definición queda en manos del juez de turno.
      El debate que se de abrir es la actualización de dichas leyes y ordenanza.
      Creo que se debe bajar un poco la vehemencia con la que se tratan estos temas, ni la gente por pedirle que se cubran son machistas, ni las mujeres por decir descubrir las tetas son feminazis.
      Hay que ser más flexibles de ambos lado.
      Sobre el caso en particular, las mujeres que se expusieron en la playa deben entender que su accionar iba en contra una cuestión cultural y que también lo hacen en una sociedad donde eso se podía recibir de mala manera, por algo estas chicas no se suben a un skate y van en tetas por la calle como cualquier pibe.
      La sociedad en la que vivimos y las leyes que le dan estructura, dicen una cosa y como está de moda y todo se resume a un capitulo de los Simpsons cito a Elio Pez “No podemos elegir que ley hay que obedecer. Si así fuera yo mataría a todo aquel que me viera feo”.
      Mas allá de eso comparto que son leyes de hace 40 años, y hay que cambiarlas conforme nuestra mentalidad como sociedad se modifica, por algo no tenemos las mismas leyes en cada país.
      Para cerrar me tomo la libertad de citar una máxima de Kant, “Obra sólo según aquella máxima por la cual puedas querer que al mismo tiempo se convierta en ley universal.”, y pregunto si cada vez que queramos cambiar una ley empezamos a romperla para generar ruido y debate, que pasaría?

  2. – Lamentablemente no se puede no diferenciar que el alboroto se arma por estar sin corpiño, lo cual deja de manifiesto que el problema en particular no eran ‘las tetas’, sino ‘los pezones’. Si las minas estaban con una microbikini, dudo que alguien hubiese abierto la boca o llamado a algún cana. Porque si vamos a hablar de ‘mostrar las tetas’, es una expresión que se usa más de una vez con un escote sumamente pronunciado. Lo cual nos lleva a lo que muchas banderas ‘feministas’ plantean: si el hombre puede mostrar sus pezones, ¿por que ellas no? Y al menos personalmente, nada puedo argumentar al respecto.
    – Dicho eso, respecto al artículo 70, creo que es totalmente discutible qué es o no ‘obsceno’, y qué es o no ‘decencia pública’. Lo que NO me parece discutible es que dicho artículo, así como está, es anticonstitucional. Por ahí habría que arrancar, entonces.
    – Otra cosa notoria: se habla de aquellos a los que ver un par de tetas les incomoda, y en contraposición, el grupo a los que ‘les gusta’. No me parece cierto, o al menos, está definitivamente incompleto. Creo que el grupo mayoritario que se opone a los que se sienten incómodos con esa situación, es el grupo (en el que me incluyo) a los que ver o no ver un par de tetas nos importa 7 carajos.
    – No creo que se pueda legislar directamente en cuanto a cosas que ‘incomoden’. Más de un/a puritano/a ha de sentirse incómodo/a si ve una colaless de 2 milímetros; dudo que llamen a la policía por eso. Ídem con un hombre en sunga. Si algo me rompe soberanamente las pelotas a mi son las avionetitas que pasan con la publicidad subliminal cada 15′ del circo Garompita, y me las fumo, o me voy a otro lado si realmente me resulta taaan intolerable.
    – No me parece que el tema a plantear del lado de las minas que deciden hacer topless sea que ‘deciden mostrarse’. Que habrá quienes lo hagan por eso, seguro; como aquellas que eligen la bikini pequeña a la malla enteriza, por caso. Mayormente creo que van a alegar hacerlo por mera comodidad, o por querer tomar sol sin marcas. No creo que el punto sea instaurar una ‘moral de exhibición’, definir que una mina haciendo topless esté inequívocamente siendo ‘exhibicionista’ es falso.
    – Por último, plantear ‘qué sucede si lo hace un hombre con sus partes pudendas’ es otro cantar (que tranquilamente puede debatirse), porque ya hablamos de genitales.

    • Cecilia

      Excelente!!! Pusiste en palabras lo que pense al leer el articulo.
      Mos respetos por tu claridad

  3. Leí con atención lo agregado del blog “Juristeca”, y francamente no comprendo para qué le dan visibilidad a algo tan livianito en este lugar. Hablar con supuesta veracidad confirmada que el evento “estuvo armado”, que las mujeres “claramente” tenían la intención de “llamar la atención y generar revuelo” es sencillamente una suposición, y nada más que eso. Basar cualquier argumento posterior en esas premisas es, cuanto menos, falaz. Además de ridículo, pero esa es mi opinión, nomás. Cuesta darle lugar a cualquier cosa que diga después, pero bueno, haré el intento.

    Deberíamos tener una ley que no sea difusa y poco clara, como bien dice (antes de irse al pasto) ese posteo. Ir contra una SUPUESTA actitud de esas mujeres antes que contra el HECHO de tener una ley absolutamente vaga es algo que no comprendo. Quizás me lo puedan explicar. Tengo entendido que el artículo 70 data de 1973. 43 años y contando ¿y pretendemos legislar respecto a pautas ‘culturales’, con casi medio siglo de juntar polvo? Tomo prestadas las siguientes palabras del texto para seguir: ¿Qué pasaría si nunca actualizáramos nuestras leyes? ¿Podríamos llevar adelante una vida en sociedad de esa manera? No, claramente no.

    Cierto es que una ley dudosa no habilita a alguien a violarla, pero nada impide (sencillamente porque es imposible impedirlo) que, ante algo dudoso, las interpretaciones varíen. Por lo tanto, definir que esas mujeres estaban cometiendo una contravención no es ni más ni menos que una interpretación. Así como definir lo contrario es exactamente lo mismo. Ahí está el problema principal, antes que en lo que esas mujeres hicieran o dejaran de hacer. Por eso mismo así como un juez ayer decidió archivar la causa, probablemente si esto se repite en un mes, con otro juez a cargo, el resultado pueda variar.

    En relación a la figura de ‘exhibición obscena’, estamos casi en el mismo caso. Definir lo ‘obsceno’ será una materia dejada a interpretación… ¿de quién? ¿Cuántos pensarán que es obscena una sunga en un hombre, a la cual tampoco estamos acostumbrados en lo absoluto, y sin embargo no muestra más que los muslos en comparación a un short de baño?

    Sugieren ir por el camino de la discusión legislativa. Bien. Supongamos que así se hiciera, y se decidiera que el topless puede realizarse sin problema alguno. Vuelvo a citar al texto en cuestión: “Pensemos en los pibes de 10 a 15 años. ¿Cómo reaccionarían estos ante la situación de ver a un grupo de mujeres en tetas? ¿Les parecerá algo normal? No, desde ya que no, porque acá no estamos acostumbrados a ello.”

    ¿Qué cambiará de aquello, con o sin ley? Nada. Sencillamente, el tiempo transcurrirá, y esos jovencitos se acostumbrarán. Como sus padres. O quizás no, y nunca vuelvan a pisar una playa. O tal vez busquen revertir la aplicación de la ley. Nunca lo sabremos. Lo que si sabemos es que dejar de hacer algo porque a muchos podría “no parecerles normal”, no es un argumento que tenga mucha validez. ¿Cómo reaccionarían? No lo sabemos. ¿Bien? ¿Mal? No lo sabemos. ¿Sorprendidos? Muy probablemente. ¿Les parecerá normal? Ciertamente, no. ¿Y qué hay con eso? ¿Acaso lo que no nos parece normal no podría ser algo que nos sorprenda en buena manera, o asociamos inequívocamente lo ‘anormal’ o ‘menos normal’ como algo negativo?
    Repito, no hay ley, desde mi punto de vista, que se haya roto por el accionar de esas mujeres. Es tan poco cierto aquello de que “lo que hicieron estas mujeres no tiene justificación”, que hasta un juez decidió archivar la causa. Repito: podría venir otro, dentro de una semana, que dictamine lo contrario. Allí está el problema. No en las mujeres y su topless.

    Además, debemos tener en cuenta que el art. 129 NO fue el que pusieron como referencia las autoridades, que no me parece algo menor. Y en cuanto a su interpretación por la vaguedad que incluye lo ‘obsceno’, acá hay un buen análisis:
    http://www.terragnijurista.com.ar/doctrina/obscenas.htm

    Lo que no tiene justificación no es lo que estas mujeres hicieron, sino el accionar de la policía. Es lo único en lo que puedo concordar con el artículo citado.

  4. Mariano

    El tema recae en qué consideramos como “partes pudendas”. Y ni siquiera nosotros, si no el juez que decida aplicar el articulo provincial. Personalmente creo que los pezones están culturalmente tildados de tal figura (por mas que a mi me de igual, no creo que un pibe de 10-15 años lo tome de la misma forma por el simple hecho de haber crecido en la sociedad actual).
    Por lo tanto, mi posición final es que, por más que a la mayoría de los adultos nos de igual, al aplicar la ley y tener en cuenta las cuestiones sociales que asocian pezones con obscenidad, lo que estas mujeres hicieron fue ilegal.

  5. Emanuel

    Estuve en Chile y fue tema de debate allá porque se preguntaban qué hubiera pasado si esa misma situacion hubiera ocurrido en su país. Argentina for export.

Dejar un comentario