Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image
Scroll to top

Arriba

Una oportunidad para ayudar

A continuación una historia que redactaron unos colegas en la Defensoría. Por iniciativa de ese organismo, se comparte esta historia que es una muestra de la situación habitacional y de empleo. Quizás algún lector pueda dar una mano, abajo los datos.

 

 

La historia de Julia

Julia cartoneaba en la Ciudad de Buenos Aires para ganarse la vida. Como vivía en la calle, le fue otorgado un subsidio habitacional. Con ese dinero, que es poco, se alquiló una casita precaria en Guernica y se fue a vivir con su familia que es numerosa. El subsidio es por 6 meses, por eso al vencimiento del plazo ella solicitó judicialmente la prórroga y siguió alquilando en el mismo lugar. Como uno de sus hijos tiene una discapacidad respiratoria, la casa donde vivían no era adecuada porque era muy precaria (piso de tierra, que causa problemas para respirar y era muy húmeda). Por eso, en el juicio que había iniciado, se consiguió hacer un acuerdo para lograr una vivienda acorde con las necesidades de su familia.

flowers white and lila
No obstante las condiciones de dureza en las que vivió y que vive actualmente Julia, jamás se desprendió de sus hijos (tiene 5, uno de los cuales tiene EPOC), ni de sus 2 hermanos (uno discapacitado) y cuando puede se ocupa también de unos sobrinos porque una de sus hermanas tiene problemas de adicciones.


PUBLICIDAD

Ella tiene un coraje y una voluntad impresionantes y desea seguir avanzando en la vida, con toda su familia a cuestas.

Ahora necesita un trabajo decente que le permita sostener a esa familia e ir saliendo progresivamente de los planes de ayuda estatal. Ella es una apuesta “segura” del sistema: es una persona sólida que no se ha dejado vencer por las difìciles circunstancias que le tocó atravesar y la ayuda que recibe la derrama sobre muchas personas que sin ella estarían a la deriva.
Julia es muy inteligente y tiene facilidad para aprender cualquier trabajo, le gusta la cocina y también puede cuidar personas y hacer trámites.

Todo esto podemos afirmarlo porque la hemos atendido durante mucho tiempo en la Defensoría de Cámara CAyT Nro. 2 y la conocemos bastante.
¿Algún lector que pueda darle una oportunidad?

El contacto de la Defensoría es 5444 0974 adonde pueden comunicarse.

CV de Julia

Amarilla Julia Ester

Dirección:Rosales … – Localidad: Luis Guillón, Partido: Esteban Echeverría,

Características personales y pretensiones laborales

Poseo amplia experiencia laboral en tareas de limpieza. En el último tiempo me he concentrado en capacitarme en cocina, realizando un curso de ayudante de cocina. Mis intereses se orientan en poder ingresar en una empresa o trabajo que pueda brindarme la posibilidad de una sólida y estable relación laboral.

Experiencia laboral

Año 2016/2017: Elaboración y venta de productos de panificación.
Año 2015:Cuidado de una persona mayor. Modalidad cama adentro.­

Actividades Anteriores: Tareas de limpieza. Instituto Materno Arroyo. Tareas de limpieza de cocina en el Instituto Estela Maris de La Plata.­

 

Estudios

Nivel Secundario Completo: Centro de Educación para Adultos 710. Escuela EGB Nº 16 “Vicente López y Planes”, La Plata, Provincia de Buenos Aires.­
Nivel Primario Completo: Centro de Educación para Adultos 710. Escuela EGB Nº 16 “Vicente López y Planes”, La Plata, Provincia de Buenos Aires.­

Cursos, Jornadas y demás

Año 2016: “Curso de panadería”. Fundación “Muy Simple”/ Curso Camarera. Fundación “L.B.V.”
Año 2015: “Curso ayudante de cocina”. Julio, Agosto y Septiembre, Fundación “Muy Simple”, http://muysimple.org/QuienesSomos.php

Año 2004: Taller de Capacitación Técnica en la especialidad Módulo 1 “Costura a mano y máquina”. Dirección de Programas de Educación y Capacitación. Ministerio de Desarrollo Humano ­ Subsecretaria de Minoridad.­

Año 2004: Exposición y muestras de trabajos prácticos (souvenirs – manualidades con cerámica y porcelana fría). Universidad de La Plata ­ Facultad de Bellas Artes.­

 

 

El estado de los subsidios en la Ciudad de Buenos Aires

¿Cómo se concreta el derecho constitucional a tener un trabajo y una vivienda digna? Lo siguiente es un pedido de ayuda y el extracto de una publicación de Mariana Pucciarello:

“En los casos en los que se reclaman subsidios habitacionales —que constituyen una gran parte del trabajo que lleva adelante el Ministerio Público de la Defensa de la Ciudad de Buenos Aires— no se discute la aptitud laboral de las personas ni su voluntad de incorporarse al mundo del trabajo, sino su condición de vulnerabilidad y su efectiva o inminente situación de calle. El objeto de estos juicios es discutir la negativa de la Administración local a brindar una solución habitacional a las personas que se encuentran en dicha situación. Cualquier otra discusión es ajena al objeto de la litis y, por ende, debe ser rechazada”.

Sin embargo, la autora reseña como en ciertos casos se evalúa si la persona puede o no conseguir un empleo. “La situación de desempleo de los peticionarios debe tenerse presente como factor de ponderación de su situación de vulnerabilidad, pero no utilizarse en su contra. Ello teniendo en cuenta que la Administración local no ofrece ninguna solución tendiente a superar la falta de trabajo de las personas que requieren el beneficio habitacional y que tampoco se efectúa ninguna evaluación de sus posibilidades laborales ni mucho menos de su estado de salud. No son pocas las veces que los peticionarios toman conocimiento de dolencias que los incapacitan para el trabajo una vez iniciado el pleito y merced a los servicios periciales del Ministerio Público de la Defensa”, dice Pucciarello.Casa-arboles-02

“Vale recordar que la Administración local cuenta con un servicio de empleo, que no es ofrecido a quienes solicitan el beneficio habitacional pero que, aun cuando así fuera, presenta una performance que está muy lejos de considerarse satisfactoria (ver abajo). También debe tenerse presente que es práctica común en la Defensoría Pública la inscripción voluntaria de los consultantes desempleados en distintos servicios públicos y privados de empleo, sin que hasta el momento ninguno de los consultantes haya recibido una citación a una entrevista laboral”.

“La Corte Suprema de Justicia de la Nación ya ha señalado que en materia de vivienda es el Estado quien debe demostrar que ha realizado todo el esfuerzo por satisfacer sus deberes y no el afectado que ve sus derechos insatisfechos”, advierte.

Los derechos sociales también son derechos exigibles, y para eso el Estado debe destinar recursos. Se trata de las mismas normas constitucionales que los reconocen.


 

Notas al pié

La autora es Defensora ante la Cámara de Apelaciones en lo Contencioso Administrativo y Tributario de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, abogada por la UBA, y ex jueza de Primera Instancia de la Provincia de Tierra del Fuego, Antártida e Islas Del Atlántico Sur.

La Defensoría de Primera Instancia Nº 3 al GCBA en virtud de la ley 104 en enero de 2014, de cuya respuesta surge que la cantidad de inscriptos en las oficinas de intermediación laboral durante 2013 fue de 7.495 personas y que la cantidad de mediaciones exitosas entre oferta y demanda de trabajo fue de 74.  Muchos de los consultantes de la Defensoría Pública tienen problemas de desempleo y carecen de recursos mínimos para salir de dicha situación. Es habitual que no posean herramientas informáticas y ni siquiera una casilla de correo electrónico. Por ello, se les ofrece confeccionarles un curriculum vitae y crearles una cuenta de correo e inscribirlos en bolsas de trabajo que tengan sitios web. Asimismo se les entrega una copia en papel del CV para presentar en distintas empresas o establecimientos públicos que no cuentan con sitios web a ese efecto.

El presupuesto de la CABA asciende a $ 85.098.457.511 (gastos) y $ 83.702.206.968 (recursos) para el año 2015. El Producto Geográfico Bruto de la Ciudad a valores corrientes en 2013 alcanzó $ 650.000 millones de pesos, siendo el producto per cápita de USD 14.482 anuales. La participación del producto del distrito, sobre el total del PIB Nacional, alcanza el 23,0%. El gasto destinado a vivienda asciende al 4,1% del total de gastos en la previsión presupuestaria, sin embargo la práctica evidencia problemas de subejecución o de ausencia de políticas que afronten los problemas concretos. Ver, entre muchos otros, Los “sin techo” que nadie ve. La clase media y el sueño perdido de la casa propia.