¿Aceptarías un café gratis a cambio de ceder tus datos personales?

Un bar no cobra en dinero, pero pide los datos personales a quien le compré un café

0

A veces no valoramos cuánto las empresas están dispuestas a pagar por algo que tenemos, en este caso los datos personales. En una época de marketing personalizado y selectivo, y cada vez más lejos de los productos en masa o en serie, los datos de cada potencial comprador a quien dirigirle anuncios de publicidad se tornan más valiosos.

Así, un café ha comenzado a a cobrar sin que se precise dinero en efectivo, los estudiantes pagan acercándole a la empresa sus datos personales. Es el Shiru Cafe en Providence, Rhode Island en los Estados Unidos, adonde los estudiantes “pagan” por el café, pero no con dinero. Qué pasa en Argentina.

 

El bar que acepta datos personales como pago

El Shiru Café parece una bar normal; “en el interior, las máquinas zumban, los baristas dispensan cafeína y los clientes trabajan en las computadoras portátiles. Pero todos los clientes son estudiantes, y hay una razón para eso: en Shiru Cafe, ninguna identificación universitaria significa que no hay cafeína”, según informa el reportero Chaiel Schaffel  de la Rhode Island Public Radio.

Si uno quiere comprar café con dinero, simplemente se lo niegan. “Definitivamente tenemos algunas personas que caminan por la calle que están un poco confundidas y un poco desconcertadas cuando no podemos venderles ningún café”, dijo Sarah Ferris, gerente de la sucursal ubicada cerca de la Universidad de Brown. Es que los estudiantes tienen algo que la tienda quiere: su información personal.

Para obtener cafés gratis, los estudiantes universitarios deben anotar sus nombres, números de teléfono, direcciones de correo electrónico y carrera o especialización que estudien. Los estudiantes también deben darle sus fechas de nacimiento e intereses profesionales, ingresando toda la información en un formulario en línea (online form).

“SHIRU CAFE® supports the university student life. Students can enjoy selected coffee, tea, and juice all for free and we provide them with a lot of opportunities to learn about companies”, Shiru Café apoya la vida estudiantil, y los estudiantes pueden disfrutar café seleccionado, té y jugo, todo gratis, y les damos un montón de oportunidades para aprender sobre compañías, dicen en su web.

Al hacerlo, los estudiantes prestan consentimiento para recibir información de patrocinadores corporativos que pagan el café para llegar a su clientela a través de logotipos, aplicaciones, anuncios digitales en pantallas en tiendas y en dispositivos móviles, carteles, encuestas e incluso baristas. Según la gerente:

“La información de los estudiantes se guarda de forma segura y no se venderá a terceros”. Son muy buenos para mantener la información de todos cerca. No la venden, no hacen nada de ese tipo”.

Además, según el sitio web del bar Shiru: “Tenemos miembros del personal especialmente capacitados que brindan a los estudiantes información adicional sobre nuestros patrocinadores mientras disfrutan de su café”: Imagino algo así como “¿Quisieras contratar un plan de datos adicional por tan solo….”, mientras saboreás tu capuccino.

Además, las empresas pueden organizar eventos para reclutar personal dentro de la cafetería. Según el artículo de The Herald sobre Shiru Cafe, ‘el año pasado, el 40 por ciento de las nuevas contrataciones de JP Morgan Japan eran clientes de Shiru Cafe’. Esta estadística es alarmante, dado que JP Morgan se involucró en prácticas financieras engañosas que probablemente contribuyeron [a] la crisis financiera de 2008 y luego se convirtieron en la única institución financiera grande que obtuvo ganancias durante la crisis “.

A la mayoría de los estudiantes no parece importarle ceder esos datos. Por ejemplo, Nina Wolff Landau, una estudiante de tercer año en la Universidad de Brown, dijo estar estudiando ciencias del ambiente y que esos datos son fácilmente accesibles en LinkedIn u otros sitios web con una rápida búsqueda en Google. Alex Inoue, gerente general de Shiru Cafe aclaró que la cafetería no da datos sobre estudiantes específicos. Pero sí proporciona datos generales y agregados, como las carreras de estudiantes y los años de graduación esperados.

Fuente: Rhode Island Public Radio.

 

Que pasa con los datos personales en Argentina

En Argentina, gran parte de los datos personales son recolectados a través de membresías, tarjetas de fidelización o promociones o sorteos. Muchas compañías piden nombre, apellido, teléfono, dirección, mail, profesión, etc etc etc. incluso al comprar una juguera y pagarla en efectivo. Es información valiosa, y la damos gratis.

Sin ir más lejos, una cadena de cafeterías también ofrece café gratis al cabo de varios consumos, mediante una tarjeta que permite acumular puntos. Al completar los datos en nuestra web, les damos valiosa información y si los términos y condiciones lo permiten pueden enviarnos publicidad o conocer más acerca de nosotros.

Ahora bien, se requiere el consentimiento escrito del usuario antes de recolectar estos datos:

  • El consentimiento debe ser por escrito u otro medio similar.
  • Deben informarte previamente y en lenguaje claro: la finalidad, las consecuencias, los destinatarios y en caso que se almacenen en una base de datos, el nombre y los datos de contacto del responsable para que puedas ejercer tus derechos.

Según informa la dirección de protección de datos personales (tel 5411 2821-0047 datospersonales@aaip.gob.ar, se pueden hacer denuncias en caso de que se incumplan esos pasos. Y en este link pueden chequearse el registro de bases de datos, y ejercer el derecho de acceso, supresión, rectificación y demás.

Un emprendimiento como Shiru café sería viable en Argentina en tanto el usuario expresamente acepte ceder sus datos. Modificarlos, Rectificarlos e incluso darlos de baja. Es que debe cumplir con la ley de protección de datos personales, que además los obliga a registrar su base de datos. Acá un modelo que armé para ejercer ese derecho, link.

 

 

Fuente: Facebook de Shiru Café

Al margen, hay un proyecto de ley dando vueltas, para modernizar el sistema de protección de datos personales, acá.

Deja una respuesta

Enviar comentarios sobre la nota. Su dirección de correo electrónico no será publicada. Esta sección no es para realizar consultas ni asesoramiento legal, que debe procurarse abogado/a.