Amamantará sin haber gestado: licencia de 120 días por maternidad

0

Cuando nació su hijo, la escuela para donde trabajaba le dio solo 10 días de licencia, por haber sido a través de maternidad subrogada y no precisar amamantar. Pero ahora un juez porteño amplía el plazo a 120 días, como si lo hubiese gestado.

La licencia por maternidad en casos de maternidad subrogada

Antes del nacimiento del niño, bajo el tratamiento de reproducción asistida, las escuelas otorgaron a la madre no gestante la licencia de 10 días que otorga el art. 70 q) del Estatuto Docente de la Ciudad de Buenos Aires, en vez de la licencia de 120 días.

Al concederle la licencia, el colegio argumentó que  sin perjuicio de reconocer que “las nuevas realidades que se van planteando en la sociedad, producen cambios a diario en el ámbito familiar que en ocasiones no están alcanzados por la legislación” y que en el caso en cuestión “hay un vacío legal y normativo en referencia a la (co)maternidad”, ya que la mujer se encontraba realizando un tratamiento para poder amamantar a su hijo.

Pero ahora, el poder judicial ordenó a dos establecimientos educativos privados que funcionan bajo la órbita de la Dirección General de Educación de Gestión Privada del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, otorgarle de inmediato la licencia de 120 días por maternidad a una docente, quien a pesar de no haber cursado el embarazo de su hijo, realizó un tratamiento para poder amamantarlo:

“el vacío legal al que hace referencia el GCBA en el informe emitido desde la Dirección General de Educación de Gestión Privada –al no encontrarse normada la licencia por co-maternidad–, no puede impactar de forma negativa en los derechos del frente actor”. Dicho informe sugiere que “si la docente es cónyuge o conviviente de la mujer que va a dar a luz podría concederse licencia por nacimiento (art. 70 Q) del Estatuto Docente de la CABA, por la que se le otorgan 10 días de corridos con percepción íntegra de haberes”.

La concesión a una docente de la licencia prevista en el art. 70 ch) del Estatuto Docente de la CABA, de 120 días corridos desde el nacimiento de su hijo, ya que, a pesar de haber sido su pareja la persona gestante, ella también amamantará al bebé, argumentó.

 

En consecuencia, el juez sostuvo que reintegrarse a sus funciones dentro de los 10 días corridos desde el nacimiento de su hijo implicaría “interrumpir el tratamiento y el desarrollo del amamantamiento con su hijo, con el quiebre del vínculo familiar que ello conlleva”.

La decisión se dio en el marco de la causa “M. M. C. contra GCBA sobre Amparo. Número: EXP 21864/2018-0”.  l titular del Juzgado n.° 15 en lo Contencioso Administrativo y Tributario, Víctor Trionfetti. Además, el juez recordó normativa relacionada, entre ella el art. 21 inc. 5 de la Constitución porteña, el cual “garantiza la atención integral del embarazo, parto, puerperio y de la niñez hasta el primer año de vida, asegura su protección y asistencia integral, social y nutricional, promoviendo la lactancia materna, propendiendo a su normal crecimiento“, publicó el sitio Ijudicial.

Deja una respuesta

Enviar comentarios sobre la nota. Su dirección de correo electrónico no será publicada. Esta sección no es para realizar consultas ni asesoramiento legal, que debe procurarse abogado/a.