Convocan a iniciar demanda colectiva contra Córdoba por multas de tránsito a santiagueños

0

Desde la asociación de defensa del consumidor de Santiago del Estero indican que unos 30 santiagueños fueron multados en condiciones irregulares este fin de semana cuando regresaban de “La Docta”. Ahora planean una acción colectiva.

 “Te frenan y hacen una multa de 7.000 pesos con fines recaudatorios, un promedio de cada cinco santiagueños viajan a Córdoba y tres vuelven con multas” 

Acción colectiva de santiagueños contra Córdoba por fotomultas

Unos treinta automovilistas santiagueños recibieron multas por $7.000 en un lapso menor a una hora este domingo, en la ruta 9 a la altura de Villa María de Río Seco por exceso de velocidad, en un accionar que fue denunciado por la Asociación en Defensa del Consumidor local (Adecse), entidad que convocó a todos los automovilistas locales sancionados a presentar sus casos para iniciar una demanda colectiva contra la provincia de Córdoba.

La situación fue publicada por el periódico El Liberal, que apuntó que el titular de la Adecse, Javier Alexandro, detalló cómo es la operatoria por la cual fueron sancionados 28 automovilistas santiagueños, al menos en el lapso que estuvo detenido en ese control policial.

“A la altura de Villa María del Río Seco, hay un radar escondido que mide las velocidades máximas, pero no hay carteles indicadores, ni nada. Esto es a 4 kilómetros antes de llegar a esa ciudad”, señaló. Detalló que este domingo, cuando regresaba de Córdoba “vimos que había varios autos detenidos al costado de la ruta por la Policía cordobesa que está en ese lugar. Eran unos 35 autos de los cuales 28 eran propietarios santiagueños que estaban volviendo a Santiago y a todos les habían aplicado una multa de $7.000”, apuntó.

Agregan que “todos habían sido detenidos allí por la policía y estaban esperando el acta de infracción”. Puntualizó que “nos hemos tomado el trabajo de grabar al policía cuando habla por teléfono -desde el radar-, pero además la Policía lo que les dice a todos es que podemos hacer el descargo en el Tribunal de Faltas de la jurisdicción propia de cada uno si viveResultado de imagen para radares cordoban a más de 70 kilómetros del lugar de la supuesta infracción, pero eso no es así”.

También denuncian que no se puede ejercer el descargo en el distrito donde se domicilia el presunto infractor, como garantiza la ley de tránsito. Para  la ONG, al margen de la falta de señalización en cartelería y sobre la ruta misma, a la cual calificó de mostrar un estado ‘deplorable’, en comparación con las deSantiago, el accionar policial persigue un mero fin recaudatorio. “Nosotros hemos estado ahí 20 minutos esperando recibir el acta de infracción, en ese lapso han facturado asi $200 mil a ciudadanos santiagueños”, indicó a El Liberal.

Señalan que “por eso estoy convocando a todos los perjudicados a venir a la Adecse a presentar sus multas, con fotocopias de sus DNI, de la cédula del vehículo, porque vamos a iniciar una demanda colectiva contra la provincia de Córdoba”.

Agregó que “convocamos a toda la gente multada que se llegue los lunes, miércoles y viernes de 18 a 21 a calle La Rioja 40 con la fotocopia de la multa, el carné de conductor y la cédula verde para hacer son todas las presentaciones ante la Justicia y la Defensoría del Pueblo local”.

Fuente: El Liberal.

Qué pasa con los radares de fotomultas

En Córdoba sólo funcionan los radares de la policía caminera. En esta provincia están prohibidos los que hacen fotomultas.  En el país, cada municipio legisla, pero hay un listado de radares homologados.

La Agencia Nacional de Seguridad Vial alerta sobre la existencia de radares “no habilitados ni homologados” por este organismo, que depende del Ministerio de Transporte de la Nación, en diferentes provincias y rutas del país. Entre ellas se encuentra la provincia de Córdoba, que suele ser una trampa para los conductores de diferentes puntos del país cada vez que se atraviesa ese territorio mediterráneo.

La ANSV también aclaró que son nada más que 60 los radares homologados en rutas nacionales de todo el país.  Además, fija los requisitos para que un control con radares móviles sea legal, lo que debe tener en cuenta un conductor si se observa un operativo irregular:

– El operativo deberá estar identificado siempre por un enconado de 500 a 1.000 metros previos a la ubicación del radar.

– Al inicio, deberá observarse un cartel móvil que indica la presencia del operativo de control radar.
Posterior a éste (entre 100 a 250 metros), deberá encontrarse otro cartel con la velocidad máxima de fiscalización.

– Próximo al radar, puede o no estar un enconado para efectuar la detención del vehículo y notificar de la presunta falta cometida.

– Este mismo enconado puede estar entre 2 y 10 kilómetros del lugar del emplazamiento del radar. En este caso, el infractor recibirá una multa impresa dada por un agente en el lugar de detención.

– En ambos casos, los agentes deben poseer la matrícula habilitante para operar el dispositivo.

– Para el caso que la traza de la ruta no permita esta opción, el conductor recibirá la multa en su domicilio particular donde esté registrado el vehículo.

Operativo irregular

Si un conductor observa que un operativo es “irregular”, la Agencia Nacional de Seguridad Vial recomienda hacer lo siguiente:

– Fotografiar la disposición del enconado, carteles y radar.

– Solicitar el nombre y apellido del operador, matrícula habilitante y jurisdicción o ente al que pertenece.

– Informar a la Agencia Nacional de Seguridad Vial al mail (consultasradares@seguridadvial.gov.ar) de esta situación, a efectos de efectuar los controles correspondientes por personal de la misma.

– Son 60 los radares homologados en rutas nacionales en todo el país. Crédito: ANSV.

Desde la ANSV también dieron a conocer los requisitos necesarios para saber si una multa confeccionada es “legal”:

– Al recibir una multa, ya sea confeccionada por agente en el lugar o por correo en un domicilio particular, se debe controlar que figuren los siguientes ítems:

– Fecha en que fue cometida la presunta infracción: día, hora, mes y año.

– Ruta y kilómetro donde fue cometida la presunta infracción.

– Imagen del vehículo al momento de la infracción, con identificación del dominio (en caso de utilizarse un radar cinemómetro).

– Velocidad máxima permitida y velocidad a la que circulaba el vehículo infraccionado, expresada en kilómetros por hora.

– Firma de la autoridad pública interviniente en la infracción.

– Datos del radar/cinemómetro utilizado para constatar la presunta infracción: marca, modelo o código de aprobación y N° de serie.

– Número de Disposición ANSV que autoriza su uso.

– Matrícula habilitante del operador del radar otorgada por ANSV.

– Datos del municipio que la realiza.

– Contacto del Juzgado de Faltas o Tribunal Administrativo que resulte competente.

¿Qué hacer si es irregular?

El organismo sostiene que para conocer si una multa es “irregular” lo primero que hay que hacer es:

– Revisar cuidadosamente la multa a fin de verificar que cumpla con todos los ítems nombrados anteriormente.

– Reclamar ante el Juzgado pertinente.

– Enviar un correo electrónico a consultasradares@seguridadvial.gov.ar (adjuntando copia de la infracción para consultar su validez).

– Si el presunto infractor no vive en esta jurisdicción, puede hacer el descargo por mail adjuntando la documentación o solicitando que se haga una prórroga de jurisdicción.

Descargo fotomulta, acá.

 

La visión de Córdoba sobre las fotomultas

Por su parte, el director de Tránsito de Córdoba dijo a Cadena 3 que la demanda de la Asociación de Defensa del Consumidor de Santiago del Estero (Adecse) por multas de exceso de velocidad en la ruta nacional 9 a la altura de Villa María de Río Seco, “no va a prosperar” porque el procedimiento de la Policía Caminera “está perfectamente ajustado a derecho”.

El titular de Adecse, ONG de defensa del consumidor, manifestó que están de acuerdo “con la prevención y el control”, pero calificó de “picardía” el operativo y denunció que “antes de llegar a Villa María no hay señalización de máximas, ni mínimas, y hay un policía que antes le avisa por la radio a otro a quien parar y a quien no”. 

“¿Por qué no hay cartelería de máximas y mínimas? ¿Por qué no está pintada la ruta? ¿A dónde van los fondos?”,  “Te frenan y hacen una multa de 7.000 pesos con fines recaudatorios, un promedio de cada cinco santiagueños viajan a Córdoba y tres vuelven con multas”  interrogaron desde ADECSE.

Por su parte,  desde Córdoba, aseguarn que “toda la aparatología que tiene la provincia está certificada y la documentación a disposición de quien quiera corroborar”.  En relación a los radares garantizan que “no están escondidos” y explicó que “hay una metodología de trabajo a la hora de controlar velocidad, con un operador de tránsito que necesariamente tiene que estar con un trípode, fuera de la calzada y de la banquina, señalizado con tres conos”.

Pese a que la Agencia Nacional de Seguridad Vial (ANSV) Argentina, establece que los controles con radares de velocidad deben estar identificados siempre por un enconado de 500 a 1000 metros previos a la ubicación del mismo, con un cartel móvil que indica la presencia del operativo de control, Rizzoti dijo que en Córdoba, “no es necesario que esté avisado” y que “es el conductor quien tiene que respetar las normas y a falta de cartelería ajustarse a la ley”, indicaron a Cadena 3.

Respecto a la jurisdicción del control, el funcionario cordobés dijo que “el control de tránsito no lo ha delegado Córdoba en la Nación” y eso “tiene que ver con las autonomías de cada uno de los municipios que no delegaron su facultad de controlar el tránsito, salvo que haya una adhesión expresa a la norma”. “Si es una ruta convencional como la 9 norte que es 110 la máxima tenemos una tolerancia de 10 más, o sea que nadie debería andar por encima de 120 kilómetros”, cerró.

Fuente: Cadena 3, reportes de Gabriel Verdoia y entrevista de Miguel Clariá.

Descargo fotomulta, acá.

Deja una respuesta

Enviar comentarios sobre la nota. Su dirección de correo electrónico no será publicada. Esta sección no es para realizar consultas ni asesoramiento legal, que debe procurarse abogado/a.