Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image
Scroll to top

Arriba

Un Comentario

Inflación y mecanismos de cobertura

| El 02, Jul 2018

Con un INDEC creíble, se puede ver que la inflación en Argentina no para de crecer y solo decrece cuando la actividad se desacelera. Cuáles son las mejores estrategias de cobertura, para mitigar sus efectos.

La inflación y el precio de la pizza que la duplica

Cuando hablamos de inflación nos referimos a un nivel general de precios. Por ende puede tener más impacto en algún sector que otro. Por ejemplo, la pizza, una de las comidas favoritas entre los argentinos a la hora de comer con amigos o familiares, registró un aumento de precios en la Ciudad auto que duplicó la inflación difundida por el INDEC.

La suba de la “Grande de Muzzarella” fue del 60% interanual (casi $ 200 hoy) contra el 29,4% de inflación general. En tanto, el café, el pan blanco y la docena de facturas estuvieron unos puntos por debajo del aumento promedio, según un relevamiento del Centro de Estudios Nuevo Milenio, en una muestra de 200 negocios de distintos barrios.

“Entre las sorpresas que encontramos con este trabajo es que barrios como Palermo o Belgrano, más identificados con las clases acomodadas, al menos en algunos de los productos que medimos están por debajo de típicos emblemas de la clase media como Caballito o Saavedra, que registran niveles superiores”, analizaron desde esa entidad.

La inflación para 2018 se espera en el orden del 27%, y en mayo lleva acumulada 2,1% con énfasis en alimentos y bebidas. Desde ya difiere el área geográfica y el rubro. A continuación la de los precios minoristas al consumidor:

 

 

El índice de salarios subió 2,7% en abril con relación a marzo, similar al índice de inflación de ese mes, pero en el acumulado del primer cuatrimestre los salarios registran una pérdida de 3 puntos. Es decir, el salario va perdiendo adquisitivo y por el alza del dólar se esperan subas en los precios aunque también quizás dispare la cláusula gatillo de los convenios colectivos.

 

La inflación, la ley en Argentina y las estrategias de cobertura

En Argentina, están prohibidas las cláusulas de los contratos que autorizan a indexar. Es decir, no se puede actualizar el precio del alquiler según la inflación, dejarlo abierto. Pero sí se puede pactar un porcentaje fijo o suma fija, ejemplo, 15% semestral. A continuación hablaremos sobre distintos aspectos de la inflación y que pueden hacer los ciudadanos para cubrirse del impacto.

¿Qué es la inflación?

La inflación es la tasa de variación a la cual aumentan los precios en un periodo de tiempo determinado. Indica el aumento promedio general de los precios, es decir, algunos precios pueden subir más, otros pueden subir menos (con esto hacemos a referencia a un índice de inflación, compuesto por distintas variaciones de precio como, por ejemplo, la inflación en un país), también puede hablarse de inflación por sector o por producto, en este último caso, la inflación será igual a la variación del precio del único producto que se estudia.

Un aumento único en un periodo de tiempo no suele considerarse inflación, la inflación es el aumento sucesivo y sostenido de los precios, es decir, si el precio de un bien cambia de un periodo a otro y se mantiene estable, no se considera que existe inflación sino un ajuste de precio, pero si, por el contrario, el precio del bien cambia periódicamente, entonces si existe inflación.

¿Cómo se mide la inflación?

Llamamos inflación básicamente a una variación sucesiva en un índice general de precios, conocido también como nivel agregado de precio de la economía, este consiste en la relación entre el valor monetario de un bien o conjunto de bienes en momento determinado y su valor monetario en un año base o referencia, es decir, P = (costo en un periodo X/ costo en año base) x100. El resultado nos indica la variación en términos porcentuales de los precios, por ejemplo, un P = 110 indica que hay un 10% de inflación con respecto al año base.

Existen distintos métodos para calcular la inflación, pero, todos convergen en un promedio de la variación de los precios, por ejemplo, si se desea saber la inflación en un periodo distintos al año base o referencia, se puede calcular la variación del índice de precio durante el periodo, el año base esta de forma implícita en el índice de precio, pero se estarán comparando dos periodos distintos a este.

Un instrumento muy utilizado es el IPC (índice de precios al consumo), se refiere básicamente a la inflación que afecta a los consumidores. Este índice permite separar los aumentos de precio en la economía que no inciden en los consumidores de los que si mediante el diseño de una canasta de consumo, esta representa el costo de vida incluyendo bienes y servicios que consume una familia mediana.

El IPC permite saber un promedio de cuanto se ha encarecido el nivel de vida de las familias, pero, dado que se estudia a una familia característica (con patrones de consumo estandarizados), los cambios del IPC no afectaran igualmente a todas las familias de un país debido a la diferencia de consumo entre estas.

 

¿Cuáles son las causas de la inflación?

Existen varios factores que inciden en la inflación, pueden clasificarse como factores de corto plazo y de largo plazo. Los factores de corto plazo están comprendidos por eventos que puedan alterar la oferta o demanda agregada (oferta o demanda total de productos en un país) y los cambios en la tasa de interés. En Argentina esto incide tanto como el precio del dólar.

Un choque en la oferta puede darse como consecuencia de aumento en costos de materias primas, tipo de cambio o algún desastre natural que comprometa la producción y la oferta en el país, lo cual hará que los bienes sean más costosos y por tanto haya inflación. Un choque de demanda puede deberse a un aumento transitorio en el poder de compra de las personas, lo cual producirá un aumento en el consumo y los bienes se harán relativamente escasos por lo que subirán los precios.

 

Los cambios en la tasa de interés están establecidos por el BCRA son instrumentos para controlar la inflación; un alza en la tasa de interés aumenta el ahorro de las personas, disminuye su consumo (disminuye la demanda) por lo que la inflación cae, el mecanismo opera al contrario para producir un alza en los precios.

Los factores de largo plazo están ligados a las políticas fiscales y monetarias, en general se pueden simplificar como: exceso de dinero, déficit fiscal y políticas inconsistentes. El exceso de dinero por encima del nivel que demandan las personas crea inflación ya que cuando el dinero entre en la economía, las personas querrán aumentar su consumo; pero ante una oferta que no ha cambiado, los precios suben, generando inflación. También inciden la falta de oferta, el costo de los bienes importado y las restricciones a la competencia como un exceso regulatorio o altos impuestos.

El déficit fiscal puede financiarse con deuda del BCRA, lo cual aumentara la oferta de dinero y al igual que en el caso anterior, hay inflación. De igual forma, quienes se encargan de diseñar las políticas para frenar o evitar la inflación, pueden cometer errores y generar inflación

 

¿Cómo cubrirse de la inflación?

Ya hemos visto lo que es la inflación, a continuación, una guía con recomendaciones para cubrirse del impacto:

1. Controlar y anotar todos los gastos realizados mensualmente: Esto permite saber que parte del ingreso va dirigida a consumo fijo y cuales cosas puedes prescindir. No siempre es deseable prescindir de algunos artículos, pero, siempre es recomendable una buena administración del dinero, más si se vive en un entorno inflacionario. Onda #MacriTips 😉

Llevar un control de los gastos permitirá tener una estructura de costos de referencia y afrontar así las distorsiones de precios, esta estructura o patrón de consumo debe ser actualizada o modificada si se considera necesario, por ejemplo, si se puede sustituir un artículo por otro más económico, es recomendable hacerlo.

2. Hacer compras adelantadas: Es recomendable comprar por adelantado productos que sepas que van a ser consumidos, pero no los necesitas ahora. Por ejemplo, comprar alimentos no perecederos (latas de atún ¿?) y almacenarlos, comprar repuestos para el auto como el aceite del motor, o piezas que deban ser reemplazadas de manera periódica, gomas de bici, comprar ropa o artículos del hogar, básicamente se puede comprar y almacenar cualquier producto que se consumirás en un futuro y puedas almacenarlo sin afectar su calidad.

3. Estudiar y usar de manera correcta el crédito: En entornos de alta inflación el crédito puede ser un aliado o un enemigo, puede ocurrir que la tasa de interés que se paga por el préstamo sea inferior a la inflación, lo cual nos beneficia mucho, incluso si la tasa de interés está por encima de la inflación puede ser conveniente endeudarse.

La decisión de endeudamiento estará condicionada al ajuste de las tasas de interés, por esto, es de suma importancia buscar prestamos con una tasa de interés fija, es decir, que no pueda ser ajustada una vez firmado el contrato ni sea indexada a algún índice o moneda extranjera. Siempre ver el CFT o costo financiero total. Comprar en 50 cuotas sin interés puede ser un aliciente pero a eso hay que sumarle el costo de la tarjeta, seguros, etc. No pagar la tarjeta suele ser la forma más cara de financiase.

4. No acumular moneda nacional: Si el objetivo es ahorrar, se debe buscar una moneda estable que permita mantener el valor de nuestro dinero. El dinero que pueda ahorrarse (pesos), deben ser transformados en dólares o alguna otra moneda extranjera. Otra opción para ahorrar es invertir en el mercado, comprando acciones o bonos que nos garanticen un rendimiento mayor a la inflación. O tener inversiones dolarizadas en forma acorde (cryptomonedas, oro, bonos en dólares, etc.)

5. Generar ingresos en moneda extranjera: Es recomendable tener varias fuentes de ingreso, preferiblemente que sean en moneda dura (estable) o que vayan indexados a la inflación, esto debido a que en algunos trabajos no es posible obtener un ajuste salarial constante que pueda ir a la par de la inflación, lo que se traduce en un empobrecimiento. Para los afortunados que puedan exportar servicios o bienes, con un dólar creciente, es un golazo.

6. Invertir: Si la decisión no es ahorrar (acumular dinero en moneda extranjera) sino invertir, algunas recomendaciones serian: invertir en inmuebles o empresas asociadas al mercado inmobiliarios, estos suelen mantener valor y tener una apreciación mayor a nivel de inflación; comprar acciones en empresas o algún activo que pueda mantener valor.

7. No tener deudas por cobrar: El cobro de las deudas debe ser rápido, si se le presta dinero a alguien, debe cobrarse rápido para que no se deprecie o debe ser cobrado con una compensación por la inflación, esto permitirá que no pierdas poder adquisitivo.

 

 

 

Comentarios

  1. Marcelo

    Es muy difícil escaparle a la inflación, cuando uno intenta sobrevivir, calculo que la única opción hoy en día si le sobra algo a fin de mes es comprar unos dolares, como para tratar de cubrirse un poco. No hay posibilidad de inversión, más bien sería ahorro.

Dejar un comentario