La versión oficial sobre los nuevos códigos de planeamiento y edificación

0

El ministerio de ambiente y espacio público expuso los lineamientos generales de los nuevos códigos de planeamiento y edificación de la ciudad. Los publico porque la legislatura porteña los aprobó en primera lectura. Esto significa que aún hay tiempo de ir a la audiencia pública y vertir apoyos o críticas.

 

Los nuevos códigos de planeamiento y edificación de la ciudad de Buenos Aires

La Legislatura de la Ciudad dio aprobación inicial a los nuevos códigos urbanístico y de edificación. Tras cinco horas, la votación en general resultó de 34 votos afirmativos, 20 negativos y 6 abstenciones. Es decir, aún resta la audiencia pública (ver fecha y detalles abajo) y la segunda votación en la legislatura.

El actual código de Planeamiento Urbano está vigente desde el año 1977 y determina dónde, cuánto y con qué criterios se debe construir en la Ciudad, mientras el código de Edificación establece cómo y con qué materiales, y data de 1943. Así, las dos columnas en las que se asienta el desarrollo de Buenos Aires “responden a paradigmas que hoy resultan obsoletos, como la zonificación y la preponderancia del automóvil como medio de transporte; además, ambos códigos no contemplan criterios de sustentabilidad ambiental, así como tampoco las nuevas tecnologías”, informan desde el Ministerio de Ambiente y Espacio Público, como fundamento para la reforma.

Entre algunas reformas se cuentan:

-Derogaron la necesidad de que todo edificio tenga vivienda de encargado

-Se prohíben los nuevos shoppings en la ciudad, solo por excepción.

-departamentos más chicos, 21 m2 en adelante

-El bidet ya no será obligatorio

-Habilita los baños unisex, el baño familiar en lugares públicos, el cambiador en baños masculinos y femeninos

-Establece las características de lactarios y criterios de acceso universal, teniendo en cuenta a las personas con movilidad reducida

-eliminación de la obligatoriedad de bañera, pasillos de 1 m para sillas de ruedas, incorporación de rampas y pasamanos de ambos lados.

Nuevas alturas de construcción:

 

 

Además se modifican las morfologías (formas de los edificios) y los materiales de construcción, que ahora podrán ser de más flexible, prearmado o premoldeado. También hay incentivos tributarios para el edificio con terraza verde, que maneje el agua pluvial (de lluvia) y sea ecológico.

 

Según la versión oficial el nuevo código responde a un modelo transparente e inclusivo “que privilegia la mixtura de usos en los barrios, que sea abierto a la innovación y que promueva la sustentabilidad y el cuidado ambiental. El nuevo Código Urbanístico viene a establecer reglas claras sobre las alturas máximas de los edificios y promueve un modelo en el que los vecinos puedan vivir, trabajar y disfrutar en su mismo barrio”, expusieron.

Para llegar a los textos que se debatieron en el recinto se realizó un proceso de participación que permitió enriquecer y completar el trabajo técnico. Este proceso abierto y de convocatoria pública se inició en octubre de 2016 e incluyó a vecinos, ONG, asociaciones profesionales, Comunas y representantes de barrios emergentes, entre otros, y continuó luego en la Legislatura.

El proceso continuará en la Legislatura, donde se convocará a una audiencia pública, y luego volverá a debatirse para su sanción definitiva.

 

El nuevo Código Urbanístico

 

Descargá el texto del nuevo Código de Urbanístico

  • Fomenta que se viva, trabaje y disfrute en un mismo barrio: Con el objetivo de reducir el uso del automóvil, se impulsa una ciudad policéntrica, para que los vecinos puedan vivir, trabajar y disfrutar en el mismo barrio. Para eso, el nuevo Código distingue 4 “Áreas de mixtura de usos” en función de las características del barrio y la cuadra. Por ejemplo, en aquellas zonas predominantemente residenciales se podrá incorporar comercios pequeños, mientras que en grandes corredores, como las avenidas, estará permitido instalar oficinas y locales más grandes, tanto de comercios como de servicios.
  • Por primera vez incorpora criterios de sustentabilidad: Incluye el compromiso ambiental para las nuevas construcciones, a través de 3 ejes de acción, la prevención de concentración del calor o “islas de calor” a través de la incorporación de los conceptos de techos verdes o cubiertas reflectivas; la prevención de inundaciones a través de la recolección y uso del agua de lluvia; la restauración de la biodiversidad mediante la reincorporación de vegetación nativa, tendiente a fomentar los espacios verdes.
  • Más previsibilidad y transparencia: determina 6 alturas distintas según las zonas, en reemplazo de las 27 que actualmente están vigentes. Estas van desde planta baja y dos pisos (9 m) hasta planta baja y 12 pisos (38 mts). La simplificación dará más previsibilidad en la construcción y evitará “sorpresas” para los vecinos, como la construcción de una torre al lado de su casa. Los vecinos van a poder consultar en línea qué altura se podrá construir en su manzana.
  • Reconoce a las villas como parte de la Ciudad: las villas son reconocidas como barrios, estableciendo la garantía de servicios e infraestructura pública como en el resto de la Ciudad e impulsando la participación de los vecinos.

El nuevo Código de Edificación

Descargá el texto del nuevo Código de Edificación

  • Permite mejor calidad de edificios a menor costo y propicia la baja de expensas: Elimina la obligatoriedad de la vivienda del encargado e incorpora nuevos materiales y sistemas de construcción más eficientes, como el durlock y el Steel Framing. Además, elimina la obligatoriedad de usos de materiales específicos. El Código vigente detalla algunos aspectos particulares y anticuados, como la obligación de que la mesada de la cocina sea de mármol o que las paredes sean pintadas a la cal.
  • Más sustentabilidad: promueve el uso eficiente de la energía al fomentar el uso de iluminación LED, filtro solar en la medianera sur de los edificios y menor aislación en la medianera norte. Incorpora sistemas de captación y retención del agua de lluvia con tanques de acopio o reserva y el estacionamiento para bicicletas en los edificios.
  • Impulsa la arquitectura inclusiva: Habilita los baños unisex, el baño familiar en lugares públicos, el cambiador en baños masculinos y femeninos. Establece las características de lactarios y criterios de acceso universal, teniendo en cuenta a las personas con movilidad reducida. Entre ellos, la eliminación de la obligatoriedad de bañera, pasillos de 1 m para sillas de ruedas, incorporación de rampas y pasamanos de ambos lados.

Fuente: Ministerio de Ambiente y Espacio Público, presentación y web oficial de la ciudad.

 

Audiencia pública en la legislatura

Será el 31 de octubre y todos podremos opinar, hay que anotarse:

 

 

Deja una respuesta

Enviar comentarios sobre la nota. Su dirección de correo electrónico no será publicada. Esta sección no es para realizar consultas ni asesoramiento legal, que debe procurarse abogado/a.