Nueva ley de tierras populares

El Estado argentino expropiará más de 4.000 barrios para entregarlos a familias en situación vulnerable

0

Después de tantas horas de caminar sin encontrar ni una sombra de árbol, ni una semilla de árbol, ni una raíz de nada, se oye el ladrar de los perros. Juan Rulfo ‘Nos han dado la tierra’

 

Mediante la nueva ley de tierras populares el Estado argentino expropiará terrenos de más de 4.000 barrios vulnerables (algunos llamados vulgarmente como ‘villas’) e indemnizará a sus dueños para entregarlos a quienes actualmente están asentados allí. Se estima que la norma beneficia a alrededor de 3 millones de personas.

Además, el Congreso estableció que el 25% de las obras necesarias para la urbanización de villas y asentamientos se realicen mediante cooperativas de trabajo de esos mismos barrios. Es que actualmente algunos barrios no cuentan con los servicios básicos.

La nueva ley declara de utilidad pública y sujetos a expropiación los inmuebles que componen el Registro Nacional de Barrios Populares. Además, suspende los desalojos por cuatro años. Un barrio Popular comprende familias agrupadas o contiguas, donde más de la mitad de la población no cuenta con título de propiedad del suelo ni acceso regular a dos, o más, de los servicios básicos (red de agua corriente, red de energía eléctrica con medidor domiciliario y/o red cloacal).

El proyecto fue impulsado por organizaciones sociales como la CTEP, TECHO, Barrios de Pie, Caritas y la Corrienta Clasista y Combativa (CCC) con el objetivo de la ley es regularizar la titularidad de las tierras de las personas que habitan en dichos barrios. Por otro lado, se busca impulsar la integración mediante el acceso a los servicios básicos. “Sabemos que esta ley es solo un paso, pero es un gran paso en ese largo camino que venimos recorriendo cotidianamente el conjunto de las Organizaciones Sociales en la lucha por la dignidad de las clases populares”, expresó la Confederación de Trabajadores de la Economía Popular”.

Así, la nueva ley declara de interés público el régimen de integración socio urbana de los Barrios Populares identificados en el Registro Nacional de Barrios Populares en Proceso de Integración Urbana (RENABAP) creado por Decreto 358/2017. Entiéndase por ´Barrio Popular´ a aquel con las características definidas Decreto N° 2670/2015, dice la norma (puede consultarse abajo la lista), son más de 4.000 asentamientos y barrios.

La iniciativa votada y aprobada sostiene que sólo serán alcanzados los barrios ya relevados e identificados: “La declaración de utilidad pública aplica exclusivamente sobre los bienes inmuebles en los que se encuentran asentados barrios populares debidamente relevados e identificados en el RENABAP a la fecha de entrada en vigencia de la presente ley y cuya propiedad no sea del Estado Nacional”.

 

Según la nueva ley, la Agencia de Administración de Bienes del Estado quien actuará como Sujeto Expropiante, la cual “individualizará los bienes inmuebles a expropiar incluidos en el RENABAP, utilizando la totalidad de la información existente, así como aquella que pudiera obtener con el objeto de la mejor identificación de los bienes inmuebles sujetos a expropiación”.

La Agencia de Administración de Bienes del Estado deberá, además de identificar los inmuebles sujetos a expropiación, promover el avenimiento con los titulares de registro de los bienes inmuebles sujetos a expropiación.

Aún resta esperar la promulgación y reglamentación que fijará un plazo perentorio para acordarlas, que no podrá exceder de 60 días hábiles contados a partir de la notificación al expropiado de la respectiva tasación por parte del Tribunal de Tasaciones de la Nación. En caso de falta de avenimiento, la Agencia de Administración de Bienes del Estado deberá iniciar la acción judicial de expropiación prevista en el art. 18 de la Ley N° 21.499, dentro de los 90 días hábiles de fracasada la etapa de avenimiento, o desde el vencimiento del plazo previsto en el precedente, lo que ocurra primero.

Por otro lado, la misma Agencia y el Ministerio de Desarrollo Social deberán celebrar acuerdos con las Provincias, Municipios y la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, con el objeto de transferir aquellos bienes inmuebles de titularidad de los mismos, que formen parte de los bienes inmuebles sujetos a expropiación. “En caso de falta de acuerdo, el PEN estará facultado a proceder al mecanismo de expropiación previsto en la presente ley, abonando los montos que determine el Tribunal de Tasaciones de la Nación, dice la nueva ley. Y según su artículo 10 todo lo costeará el Estado federal o local según el caso.

 “Todos los gastos que se deriven de cada uno de los convenios firmados para el cumplimiento de la presente ley, serán afrontados en partes iguales por las jurisdicciones firmantes”. Pero, además, el artículo 11 autoriza al PEN a la creación de un Fideicomiso “con el objeto de financiar la totalidad de las actividades que resulten necesarias para llevar adelante el objeto de la presente ley. El fideicomiso estará facultado para mantener la propiedad fiduciaria de la totalidad de los inmuebles identificados en el RENABAP, incluyendo aquellos de propiedad del Estado Nacional, Provincial o Municipal, como los que se incorporen como consecuencia de su expropiación, con el objeto de afectarlos al régimen de integración socio urbana y regularización dominial que se establece en la presente ley.

 

Ahora y por esta iniciativa el pedido de distintas agrupaciones, entre ellas CTEP, TECHO, Barrios de Pie y la Corriente Clasista y Combativa, el Estado argentino dará a los habitantes de más de 4416 barrios populares una escritura del terreno que habitan, previa expropiación de esos terrenos para otorgar el título de propiedad a sus habitantes. Los dueños actuales de esos terrenos deberán ser indemnizados, según el artículo 17 de la Constitución.

 

Cuál es el registro nacional de barrios populares y cómo obtengo un certificado

El Registro Nacional de Barrios Populares reúne información sobre los 4100 Barrios Populares que hay en nuestro país y sus habitantes. Es una herramienta para planificar políticas públicas que permitan mejorar la calidad de vida de las personas que viven allí.

El Registro reúne toda la información que se obtuvo a través del Relevamiento Nacional de Barrios Populares, el primer relevamiento de todos los Barrios Populares de nuestro país y un trabajo que llevamos adelante desde el Gobierno Nacional junto organizaciones sociales.

Un Barrio Popular reúne al menos a 8 familias agrupadas o contiguas, donde más de la mitad de la población no cuenta con título de propiedad del suelo ni acceso regular a dos, o más, de los servicios básicos (red de agua corriente, red de energía eléctrica con medidor domiciliario y/o red cloacal).

En el marco del Relevamiento de Nacional de Barrios Populares identificamos y visitamos todos los Barrios Populares del país para relevar a sus habitantes. Las entrevistas fueron realizadas por vecinos de los propios barrios.

A partir de esa información los vecinos van a poder contar con un Certificado de Vivienda Familiar.

Permite a los habitantes de barrios populares que fueron relevados en el marco del Relevamiento Nacional de Barrios Populares acceder y solicitar servicios y acreditar su domicilio ante cualquier autoridad.
Será expedido únicamente por la ANSES a quienes hayan participado del Relevamiento de Barrios Populares.
Habilita a solicitar y acceder a servicios públicos como agua corriente, cloacas, energía eléctrica, red de gas natural.
Sirve de título suficiente para acreditación de domicilio ante cualquier autoridad pública nacional, provincial o municipal, entes y empresas privadas, sirviendo como domicilio legal o fiscal.

El link para hacerlo es acá.

Deja una respuesta

Enviar comentarios sobre la nota. Su dirección de correo electrónico no será publicada. Esta sección no es para realizar consultas ni asesoramiento legal, que debe procurarse abogado/a.