Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image
Scroll to top

Arriba

Sin Comentarios

Nuevas pulseras electrónicas para los casos de violencia de género

| El 20, Jul 2018

Se anunció el uso de nuevas pulseras electrónicas para víctimas de violencia de género. Se las utilizará en los casos en los que haya medidas cautelares dispuestas en procesos judiciales de violencia contra la mujer.

Una medida para la protección de la víctima de violencia de género

Ahora, en La Rioaja se habilitan 75 pulseras electrónicas que serán destinadas a casos de violencia doméstica. Su uso está previsto para casos de alto riesgo, en el que pueda darse alguna situación de indefensión por parte de la víctima.

La subsecretaria de Acceso a la Justicia federal y el ministro de Gobierno, Justicia, Seguridad y Derechos Humanos de la provincia de la Rioja firmaron un acuerdo que habilita esta medida de protección que la víctima tiene derecho a pedir:

“Estamos avanzando con el plan de implementación. Necesitamos que las provincias acompañen este esfuerzo, porque es una tarea coordinada, con un objetivo común y necesario: cómo mejoramos la situación de las mujeres cuando están en una situación de violencia doméstica, y se otorga una medida cautelar que tiene que ver con una restricción de acercamiento”, sostuvo Rodríguez del Ministerio federal.

La funcionaria explicó que lo que pasaba era que “esa orden se violaba y no se cumplía, y muchas veces costaba la vida de esas mujeres amenazadas”.  Los dispositivos electrónicos duales proporcionados por el Ministerio de Justicia y Derechos Humanos de la Nación son tecnología de última generación, y tienen por función el control, monitoreo y aseguramiento de medidas cautelares dispuestas en el marco de procesos judiciales de violencia contra la mujer.

 

 

Cómo funcionan las pulseras electrónicas

Las pulseras se colocan tanto en las mujeres como en agresores. A través de mecanismos de geolocalización, activan una alarma cuando se detecta la proximidad de la otra persona que porta la pulsera. Esto permite que la víctima pueda llevar adelante sus actividades cotidianas fuera y dentro de su lugar residencia, sin quedar desprotegida en ningún momento por parte del Estado.

El dispositivo electrónico permite reducir los tiempos y complementar los sistemas preventivos del personal de seguridad, en conjunto con las obligaciones de la Justicia en cuanto a medidas restrictivas para resguardar a la víctima.

“Es una política pública en la que nos ponemos a trabajar en conjunto en un tema que la comunidad necesita, especialmente las mujeres”, agregó Rodríguez. Moriconi de Salta resaltó la oportunidad de trabajar de manera integrada “en actividades cruciales como la protección de las personas, más aún cuando se encuentran en situaciones vulnerables”.

“Hicimos una prueba piloto y ya salió la licitación, que nos da un total de 1925 dispositivos. En aquellas provincias que ya tenían la prueba piloto realizada, reforzamos con la entrega de las pulseras comprometidas y empezamos a avanzar con los esquemas de apoyo para que puedan tener sus centros de monitoreo y entregarles los dispositivos”, expresó Rodríguez.

En primera instancia, se hace el proceso de testeo del procedimiento con efectivos policiales, y una vez que todo está dispuesto para realizarlo con una pareja real, con una orden judicial, entonces es cuando se hace entrega del total de pulseras asignadas a cada una de las provincias.

Esta iniciativa se lleva adelante en el marco del Plan Nacional de Acción para la Prevención, Asistencia y Erradicación de la Violencia contra las Mujeres que impulsa el Gobierno nacional a través del Ministerio de Justicia de la Nación.

Ya se entregaron 305 dispositivos en Córdoba, Mendoza, Salta, Buenos Aires, Chubut, Neuquén, Santa Fe, La Pampa, ciudad de Buenos Aires, Entre Ríos y Tierra del Fuego. Ahora se sumó La Rioja. En las próximas semanas comenzará la capacitación de los operadores riojanos, en el centro de monitoreo que controlará la geolocalización de los dispositivos.

Fuente: Voces Por la Justicia

 

Hay otros distritos que cuentan con pulseras o botones anti pánico

La medida es similar al botón anti pánico, al cual la mujer puede acudir ante una situación de peligro. Por ejemplo, en Hurlingham también se presentaron las nuevas pulseras anti pánico para proteger y asistir a mujeres víctimas de violencia de género. Los dispositivos están conectados directamente con el Centro Integral de Prevención (CIP) del municipio y permiten a la mujer alertar en forma inmediata ante una situación de emergencia, articulando el trabajo de la Secretaría de Seguridad con las fuerzas policiales y el equipo de la Dirección de Políticas de Género.

En la Provincia de Buenos Aires, la ley nº 10455 define como botón antipánico, a “aquel dispositivo de geo-localización y alerta a autoridades de las fuerzas de seguridad”. La autoridad de aplicación de la norma será el Ministerio de Gobierno, o el organismo que en el futuro lo reemplace, y deberá entregar a las víctimas los dispositivos anti-pánico en comodato, el que sólo puede ser utilizado por aquellas en forma personal y por el tiempo que se extienda la situación de peligro generado por el hecho violento.”

Para proceder a la entrega de dicho dispositivo de emergencia, las víctimas deberán contar con Resolución Judicial de Exclusión de Hogar y/o Prohibición de Acercamiento, conforme lo dispuesto en los supuestos previstos por el artículo 26 de la Ley Nacional Nº 26.485 y el artículo 9º de la Ley Provincial Nº 9198, expedida por Juez competente de la cual surja la conveniencia y se ordene el uso del mismo.

La Resolución Judicial debe contener los datos particulares del caso, el tiempo estimado de utilización del dispositivo -el que podrá ser prorrogado automáticamente mientras subsista el riesgo a la víctima-, los datos identificatorios del denunciado y la denunciante de agresión quien debe tener su domicilio ubicado dentro del ámbito de cobertura del Centro de Monitoreo que a tal efecto disponga la Autoridad de Aplicación.

El dispositivo anti-pánico debe contar con conexión directa a los Centros de Monitoreo, que a tales efectos creará la autoridad de aplicación, o a los que ya se encuentren en funcionamiento en el ámbito de la Provincia. Estos deberán adoptar la tecnología necesaria para receptar el alerta y detectar el geo-posicionamiento de la víctima al momento de poner en funcionamiento el botón anti-pánico, dice el artículo 6 de la ley.

 

Dejar un comentario