Qué hacer si el vendedor me dice que no hay stock en algo que compré online

compré por internet y no tienen stock, qué derechos tengo

3

Compré por Internet pero el vendedor me dice que no tien stock, qué derechos tengo cuando la compra online no se entrega. El comprador tiene una serie de acciones legales para pedir la entrega del producto o bien resolver la operación y reclamar los daños y perjuicios, acá te cuento cómo hacerlo.

 

Compré por Internet pero me dicen que no hay stock, cuáles son mis derechos

Al publicar un producto online, al hacer una oferta, el vendedor “se expone” a que la acepte un número indeterminado de potenciales compradores. Esa oferta, salvo error notorio, salvo que publiquen un auto a un peso (ha pasado), es vinculante para el vendedor, es decir, debe cumplirla. (Por ley, hay “compraventa si una de las partes se obliga a transferir la propiedad de una cosa y la otra a pagar un precio en dinero”).

El nuevo código civil y comercial dice expresamente: “Efectos de la publicidad. Las precisiones formuladas en la publicidad o en anuncios, prospectos, circulares u otros medios de difusión se tienen por incluidas en el contrato con el consumidor y obligan al oferente”. Por ende, una vez aceptada la oferta, al hacer click en comprar, el vendedor tiene el deber de entregar el producto pactado, y en las condiciones ofrecidas.

De esto se deriva que el vendedor no puede variar el precio (a veces pasa que tras el primer click mágicamente sube), y no puede alegar falta de stock para evitar cumplir su obligación legal que es entregar el producto. Y esto más allá de lo legal tampoco es recomendable, porque desde el punto de vista de customer care, se pierde credibilidad y confianza que es el activo más valioso de la empresa.

Según la ley argentina, el vendedor debe transferir al comprador la propiedad de la cosa vendida. “También está obligado a poner a disposición del comprador los instrumentos requeridos por los usos o las particularidades de la venta, y a prestar toda cooperación que le sea exigible para que la transferencia dominial se concrete”. Por ende, no podría alegar falta de stock salvo que expresamente haya aclarado esa condición al realizar la oferta, y con indicación del stock disponible para que la autoridad de aplicación pueda lego controlarlo si hubiese alguna denuncia.

También podés suscribirte a mi Patreon para descargarte el modelo para reclamar cuando el vendedor dice no tener stock.

 

Quién paga el envío y los gastos de entrega en una compra por Internet

Según el código civil y comercial, excepto pacto en contrario, están a cargo del vendedor los gastos de la entrega de la cosa vendida. La entrega debe hacerse dentro de las veinticuatro horas de celebrado el contrato, excepto que de la convención o los usos resulte otro plazo. Es decir, dentro de 24 horas el producto debería ser entregado.

Si el vendedor incumple el plazo para entregar el producto, el comprador tiene derecho a intimar la entrega, bajo apercibimiento de resolver el contrato con más los daños y perjuicios. Sobre las demoras hay un artículo específico en Derecho En Zapatillas que contiene un tutorial con los pasos a seguir. Más acá.

En caso de que se produzca la demora, o el vendedor alegue falta de stock, la reconozca expresamente con un mail como el de arriba,  Están a cargo del vendedor los riesgos de daños o pérdida de las cosas, y los gastos incurridos hasta ponerla a disposición del comprador en los términos del artículo 1149 o, en su caso, del transportista u otro tercero, pesada o medida y en las demás condiciones pactadas o que resulten de los usos aplicables o de las particularidades de la venta.

 

Derechos cuando el vendedor dice que no tiene stock, tutorial para el comprador

Si el vendedor incumple entonces está el derecho a la ejecución forzada. En efecto, el código civil y comercial dice que el incumplimiento imputable de la prestación le da derecho al acreedor a:

a) exigir el cumplimiento específico; (es decir, pedir el producto, y si no tiene stock que lo consiga a su cargo)

b) hacerlo cumplir por terceros a costa del deudor; (comprarlo de otro proveedor y pasarle factura por la diferencia)

c) reclamar los daños y perjuicios. (esto se suma a lo anterior, en su caso).

Podés descargarte mi nota prearmada en Patreon para pedir la entrega y si no lo hacen los daños y perjuicios. Para acceder al modelo hay que suscribirse y seguirme en esa plataforma, adonde voy subiendo modelos de tanto en tanto (Podés pedir la baja de la suscripción cuando quieras). Acá el modelo para reclamar cuando el vendedor dice no tener stock.

En forma reciente, una sentencia aplicó una multa al supermercado al cual una persona denunció que no pudo adquirir una carpa, ofertada en una revista. Cuando fue a comprarla el vendedor le dijo que ya no le quedaban más. Es decir, que no tenía para entregarle.

El cliente dejó constancia en el libro de quejas del supermercado contando todo lo que pasó. Luego denunció en defensa del consumidor, adonde le impusieron una multa al supermercado de de $80.000 por infringir el artículo 9 de la ley 22802 de lealtad comercial y la reglamentación (dice que “queda prohibida la realización de cualquier clase de presentación, de publicidad o propaganda que mediante inexactitudes u ocultamientos pueda inducir a error, engaño o confusión respecto de las características o propiedades, naturaleza, origen, calidad, pureza, mezcla, cantidad, uso, precio, condiciones de comercialización o técnicas de producción de bienes muebles, inmuebles o servicios”).

En la resolución que el poder judicial confirmó se señala que la publicidad efectuada en el catálogo tenía aptitud suficiente para inducir a error, respecto de la cantidad y condiciones de comercialización del producto ofrecido. En cuanto a la graduación de la multa, tomó en consideración las circunstancias del caso, el tamaño y tipografía de la publicidad y el registro de antecedentes por infracción a la mencionada norma.

Los jueces señalaron que, de la lectura de dicho catálogo, se advierte que la sancionada, al promocionar el producto, había especificado el stock de 7.950 unidades. Sin embargo, no acompañó ninguna constancia que acreditara que, el día en cuestión, en esa sucursal existía la cantidad suficiente de productos para cubrir la demanda. De hecho se intimó a la firma para que justificara, mediante documentación respaldatoria, si el día en cuestión había stock disponible en el local. Al efecto, la empresa presentó un ticket de compra que acreditaba la venta de una carpa, pero no la cantidad total con la que contaba la sucursal para ofrecer al público.

Es decir, ello daba certeza de que existía una carpa, pero no aclaraba cuánta mercadería quedaba en stock. Además, la denunciante probó que ese mismo día realizó una compra de dos unidades con características similares a la de la promoción (para 2 personas) aunque a un mayor precio. Por ese motivo confirmaron la multa, como un disuasivo para que estas conductas no se repitan.

 

Anexo con sentencia completa sobre compras por Internet y falta de stock

 

Expte. Nº 20880/2010 – … SA C/DNCI-DISP 407/10 (EXPTE 01:0021393/08) – CNACAF – SALA V – 12/07/2011

Buenos Aires, 12 de julio de 2011.-

VlSTOS Y CONSIDERANDO:

I.-Que, por Disposición N° 407 del 01 de junio de 2010, el Director Nacional de Comercio Interior le impuso a la firma … SA. una multa de $ 80.000 pesos por infracción al art. 9 de la ley 22.802 de Lealtad Comercial.//-

Como fundamento, señaló que la publicidad efectuada en el catálogo “….”, del mes de Enero de 2008, correspondiente al producto “carpa para 2 personas 200x100x90… stock7950u.Sap 599335, por $49,95”, tenía aptitud suficiente para inducir a error, engaño y/o confusión respecto de la Cantidad y condiciones de comercialización del producto ofrecido. En efecto, tuvo por acreditado que el día 07 de enero de 2008, la sucursal de “…. Palermo” no contaba con suficiente stock del producto en cuestión para satisfacer la demanda, motivo por el cual el consumidor no () pudo acceder al bien ofertado. En cuanto a la graduación de la multa, tomó en consideración las circunstancias del caso, el tamaño y tipografía de la publicidad y el registro de antecedentes por infracción a la ley 22.802 (v. fs. 46/52)).-

II.- Que, contra tal disposición a fs. 57 (folios 2/5) la empresa interpuso recurso de apelación en los términos del art. 22 de la Ley 22.802, replicado por el Estado Nacional a fs. 80/95. En cuanto interesa, sostiene que la disposición impugnada no tuvo en cuenta la prueba aportada por su parte, y sólo fundó su decisión en los dichos de la Sra. Briones (denunciante). Señala que de las constancias de la causa surge que la información expresada en el folleto publicitario era veraz en tanto se había acreditado que el 07 de enero de 2008 sólo habían sido vendidas 2 carpas del stock total disponible. De tal forma, entiende que el acto recurrido es arbitrario pues no ha acreditado el hecho que se le imputa;; por tanto, solicita la aplicación de principio de “in dubio pro reo”. Por último, expresa que la multa impuesta es desproporcionada y arbitraria ya que no considera las particulares circunstancias de la causa, por lo que solicita se la deje sin efecto o se la reduzca.-

III.- Que, cabe recordar que de conformidad con lo establecido por el art. 9 de la ley 22.802 “Queda prohibida la realización de cualquier clase de presentación, de publicidad o propaganda que mediante inexactitudes u ocultamientos pueda inducir a error, engaño o confusión respecto de las características o propiedades, naturaleza, origen, calidad, pureza, mezcla, cantidad, uso, precio, condiciones de comercialización o técnicas de producción de bienes muebles, inmuebles o servicios”.-

El objetivo de la Ley de Lealtad Comercial es asegurar, mediante las exigencias que contiene, un desarrollo de la actividad comercial en el que se preserve la lealtad en las relacionas comerciales, lo que comprende tanto al consumidor como a los competidores, garantizando la información clara, precisa y debida a fin de evitar posibles engaños o errores que atenten contra la transparencia de la actividad.-

En la especie, de las constancias agregadas a la causa surge que el 07 de enero de 2008, la Sra. Briones asentó una denuncia (N° 02-6802) en el Libro de Queja del supermercado “… ” sucursal Palermo, tras no haber podido adquirir el producto “Carpa para 2 personas” ofertado por la firma “c S.A.” en el catálogo de Enero de ese año, pues la sucursal no contaba con suficiente stock (fs. 1/2). De la lectura de dicho catálogo se advierte que la sancionada, al promocionar el producto, había especificado el stock de 7.950 unidades (fs. 6); sin embargo no acompañó ninguna constancia que acreditara que el día en cuestión en el “… ” de Palermo existía la cantidad suficiente de productos para cubrir la demanda. En efecto, de las copias de “entrega de mercadería” en el “…” (Tortuguitas) surge que 2.650 unidades fueron entregadas los días 12, 23 y 10 de septiembre, octubre y noviembre de 2007, respectivamente, pero no precisó si ellas estaban destinadas en su totalidad al local de Palermo, o si fueron distribuidas en las distintas sucursales del supermercado; y en ese caso, cuántas correspondían para cada uno. Tampoco aclaró el saldo existente al mes. de enero 2008 (fecha en que se realizó la oferta) en el local mencionado (fs. 22 -folio 8/17-).-

Por otra parte, la autoridad de aplicación intimó a la recurrente a que justificara, mediante la pertinente documentación respaldatoria, si el día en cuestión había stock disponible en el local de “…” Palermo (fs. 23); como respuesta, la emplazada acompañó copia de un tickets de compra del 07 de enero de 2008 que acredita la venta de una carpa, pero no la cantidad total con la que contaba la sucursal para ofrecer al público. Es decir, ello da certeza que existía 1 carpa, más no aclara cuánta mercadería quedaba en stock (fs. 25 -folio 1/3-); Además, la denunciante probó que el 07 de enero de 2008 realizó una compra de dos carpas con características similares a la de la promoción (para 2 personas) aunque a un mayor precio;; por lo que no se encuentran motivos para considerar incierta la denuncia efectuada por la Sra. Briones en el libro de Quejas del supermercado.-

En tales condiciones, es posible concluir que la firma sancionada incumplió la normativa vigente en materia de Lealtad Comercial, motivo por el cual corresponde confirmar la disposición apelada.-

V.- Que, con relación a la multa aplicada, en numerosas oportunidades se ha señalado que la determinación y graduación de la misma es resorte primario de la autoridad administrativa, principio que solo cede ante una manifiesta arbitrariedad (conf. esta Sala in re: “Musso, Walter c/ Prefectura Naval Argentina”, sentencia del 27/05/97).-

En efecto, la sanción impuesta no resulta desproporcionada en relación a la falta cometida, las circunstancias particulares del caso y, el informe de antecedentes que registra la recurrente (fs. 39/44), por lo que no existe mérito suficiente para modificarla.-

Por ello, corresponde rechazar el recurso interpuesto y confirmar la disposición apelada, con costas a la vencida (art. 68 del Código procesal Civil y Comercial de la Nación).-

Regístrese, notifíquese y devuélvanse.//-

Fdo.: Guillermo F. Treacy – Jorge Federico Alemany – Pablo Gallegos Fedriani

3 Comentarios
  1. Eleonora dice

    Si cierro mediación ante el coprec sin acuerdo que camino me queda? Aluden que la devolución del dinero suspende la obligación de entregar el producto (la devolución la hicieron 1 semana después en plena devaluación del dolar)

    1. Sheila A. dice

      Legalmente vos tenes opciones o la devolución del dinero o la entrega de la cosa etc. por lo que esta justificado aquello que te dijeron. Igualmente esto es general y no se bien cuál es tu caso. No parece ameritar un juicio..saludos

  2. Martin dice

    Buenos dias, Ya me suscribí a Patreon pero no me deja ver la nota, hay que pagar para verla?

Deja una respuesta

Enviar comentarios sobre la nota. Su dirección de correo electrónico no será publicada. Esta sección no es para realizar consultas ni asesoramiento legal, que debe procurarse abogado/a.