Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image
Scroll to top

Arriba

Sin Comentarios

Tatuajes y piercing legales, los derechos

| El 16, May 2018

En el país hay unos 5.000 tatuadores de los cuales 1.500 están en la CABA. La técnica está en auge y por eso hay leyes que regulan los tatuajes y los piercen y fijan algunos derechos a favor del tatuado o quien se practica una perforación, entre ellos informar los riesgos en la piel a los que se expone el tatuado.

Leyes del piercing y tatuajes

Para perforar el tejido se usa una aguja y un catéter que deben estar esterilizados. Luego, se introduce el aro o implemento, que tarda más de 30 días en cicatrizar. Por eso, siempre debe requerirse el consentimiento informado del paciente, explicando lo que se va a hacer, con un boceto y los riesgos.

Las personas de menos de 18 años de edad  deben tener la autorización de sus padres, ya sea que los acompañen o con un escrito con firma certificada por escribano.

Además, tatuadores y quienes practiquen pierceing deben tener habilitación (se renueva cada dos años) y libreta sanitaria. Para esto deben hacer un curso que dicta la Secretaría de Salud porteña sobre medidas básicas de higiene. Elegida el área a tatuar o perforar, se debe solicitar la vacunación antitetánica y hepatitis B.

Con relación a los piercings, estos también pueden ser la puerta de entrada de infecciones. Un joven de 14 años falleció por una infección generalizada cuando se hizo un piercing en el lóbulo de la oreja y se colocó un aro a través de una perforación. Aunque los médicos aclararon que no se presentan casos similares en forma frecuente, ni tampoco se suelen encontrar infecciones tan severas por este motivo.

Desde ya que los materiales deben ser descartables y con tintas o elementos metálicos aprobados por la ANMAT, y en un ambiente estéril para disminuir los riesgos de infección. Además el tatuado debe adoptar distintos cuidados que también debe ser informado por el tatuador. Un local prudente conservaría copia con la firma del cliente para probar que se le informó de todo esto.

Sobre el consentimiento del tatuaje, es importante recabarlo para probar que ese fue el diseño aprobado. Una persona llamada Kevin optó por cambiarse el nombre a Kelvin cuando el tatuador se equivocó… En lugar de reclamarle al tatuador optó por ir al registro civil!

 

 

 

 

Anexo con la ley sobre tatuajes y perforaciones

(cada provincia tiene la propia, se comparte la de la ciudad auto)

Buenos Aires, 06 de diciembre de 2005.-

La Legislatura de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires

sanciona con fuerza de Ley

Modificaciones corporales-regulación de actividades vinculadas con la aplicación de tatuajes, perforaciones, micropigmentación u otras similares

Capítulo I

Objeto, ámbito y autoridad de aplicación
Artículo 1º.- La presente ley tiene por objeto establecer normas sanitarias básicas para la práctica del tatuaje y perforaciones, en el ámbito de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, con la finalidad de prevenir y proteger la salud de los usuarios de este servicio y a los profesionales que la realicen.
Artículo 2º.- La autoridad de aplicación es la Secretaría de Salud. Dictará cursos de capacitación de carácter obligatorio para los tatuadores y perforadores, con el asesoramiento de las entidades acreditadas para tal fin, los cuales incluirá:

Normas sanitarias.
Esterilización, higiene y bioseguridad.
Anatomía de la dermis y nociones generales.
Primeros Auxilios.
Uso de materiales y herramientas.
Nociones generales de materiales.
Capítulo II

De los artesanos del tatuaje y perforadores
Artículo 3º.- A todos los efectos emergentes de la presente ley entiéndase por:

Tatuaje, al diseño artístico plasmado en la piel mediante la utilización de pigmentos de origen mineral o vegetal, no absorbibles e insolubles, introducidos en la dermis por vía transepidérmica donde se fijan por tiempo indeterminado.
Perforaciones, al evento artístico que tiene por finalidad la decoración del cuerpo mediante la fijación de joyas u ornamento decorativo de diferentes materiales hipoalergénicos, en distintas partes del cuerpo.
Tatuador, la persona de existencia física, capaz, que plasma diseños artísticos en la piel mediante la utilización de pigmentos de origen mineral o vegetal, no absorbibles e insolubles, introducidas en la dermis por vía transepidérmica donde se fijan por tiempo indeterminado.
Perforador, la persona de existencia física, capaz , que decora el cuerpo mediante la fijación de joyas de diferentes materiales hipoalergénicos en diferentes partes del cuerpo.
Artículo 4º.- Los artesanos del tatuaje y perforación para poder ejercer su actividad, deberán contar con una licencia que los habilite para tal fin, la misma será revalidada cada dos (2) años, en tanto no hayan infringido ninguna de las normas de fondo ni procedimientos de la presente ley. La autoridad de aplicación será, la encargada de otorgar las licencias objeto del presente artículo.
Artículo 5º.- Los tatuadores y perforadores para solicitar su licencia deberán presentar:

Libreta Sanitaria expedida por hospitales de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires;
Calendario Oficial de vacunación al día; debiendo incluir vacuna contra Hepatitis B y Tétanos.(Conforme texto Art. 1º de la Ley Nº 3.666, BOCBA Nº 3614 del 25/02/2011)
Certificados de capacitación enunciados en el art. 4º.
Artículo 6º.- Será sujeto pasible para la solicitud de la licencia enunciada en el art. 4º, toda persona de existencia física, capaz, vecino de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires o que desarrolle su actividad en esta jurisdicción y que a la fecha de solicitud haya completado satisfactoriamente la capacitación objeto del art. 4º.

Artículo 7º.- Se creará un registro de tatuadores, perforadores y de los centros habilitados para tal fin.

Capítulo III

De la habilitación de los locales

Artículo 8º.- Modifícase y amplíase el Capítulo 4.19 e incorpórese el artículo 4.19.3 del Código de Habilitaciones AD 700.25, los que quedaran redactados de la siguiente manera:

Capítulo 4.19
Peluquerías, salones de belleza y locales de decoración del cuerpo y perforación
4.19.1 Se entiende por peluquerías a los establecimientos donde se preste a las personas servicios de corte y/o lavado y/o peinado del cabello, rasurado de la barba, manicuría, aplicaciones de fomentos y masajes faciales y pedicuría.
4.19.2 Se entiende por salón de belleza cuando exclusivamente o juntamente con los servicios señalados precedentemente, se proceda a la ondulación y/o decoloración y/o teñido del cabello y/o depilación y/o servicio de cosmetología.
4.19.3 Se entiende por local de perforación y tatuaje al local donde se realicen las siguientes actividades:
– Decoración del cuerpo mediante la fijación de joyas en diferentes partes del cuerpo.
– Plasmar diseños artísticos en la piel mediante pigmentos de origen mineral o vegetal no absorbibles.
4.19.3.1 Los locales o estudios de tatuajes y perforación deberán ajustarse a las siguientes normas de habilitación:
I) Contar con una recepción para clientes, proveedores y otros, debidamente individualizada y separada del estudio en que se realizarán las prácticas mencionadas, el que cumplirá con las dimensiones y condiciones de iluminación y ventilación de locales de cuarta clase.
II) El área destinada específicamente para las realizaciones de las diferentes actividades deberá ser de tránsito restringido, exclusivamente para los artesanos y las personas que desean efectuarse cualquier modificación corporal, debiendo cumplir con las dimensiones y condiciones de iluminación y ventilación exigidos en “Comercios con acceso de público y no expresamente clasificados”. Cuando en la actividad trabaje únicamente el titular y un ayudante, el local podrá tener 9 m2 de superficie, lado mínimo 2,5 m, altura 2,60 m. Los servicios sanitarios para el personal se ajustarán a lo establecido en “Servicio mínimo de salubridad en edificios públicos, comerciales e industriales”, incisos a) y b), los que podrán ser compartidos por el público.
III) No se podrán consumir bebidas o alimentos en el área destinada para la realización de las distintas actividades. No obstante toda persona que pueda necesitar consumir alguna bebida o alimento durante el proceso (hipotensos, hipoglucémicos, etc.) deberá comunicar al tatuador o perforador tal situación con antelación.
IV) El piso del área destinada a tatuar o perforar deberá estar construido en un material “no poroso” y de fácil higiene, tales como los cerámicos, vitrificados, porcelanatos o vinilos, prohibiéndose terminantemente el uso de alfombras o maderas.
V) Idéntico criterio se utilizará con las paredes y zócalos, las cuales deberán estar preferentemente pintadas con pintura epoxi o en su defecto revestidas en cerámicos o vitrificados de colores claros hasta un mínimo de 1,5 m. de altura.
VI) Queda terminantemente prohibido el uso de luz difusa o que irradie cualquier tipo de efecto foto cromático que impida o dificulte observar en todo o en parte las condiciones de higiene y asepsia del lugar.
VII) Todas las superficies que se hallen en contacto con la piel del cliente deberán estar aisladas mediante el uso de campos similares a los de uso quirúrgico, los cuales deberán ser desechados, junto con el resto de los residuos conforme lo establecido en la Ley Nº 154, de tratamiento de residuos patogénicos de la C.A.B.A .
VIII) Todas las superficies que se hallen en contacto con insumos o herramientas deberán ser tratadas con idénticos recaudos a los establecidos en el inciso VI, con excepción de aquellos que conforme las normativas vigentes permitan su reutilización previa desinfección y esterilización.
IX) Las bateas, mesadas, bachas y/o cualquier otro continente y/o superficie destinado a la higiene de las herramientas involucradas, deberán estar construidas con material no poroso y de fácil higiene.
X) Se observaran en todo el ámbito del local especial cuidado en la higiene y asepsia de las instalaciones. Regirá en todo el ámbito del estudio la prohibición de fumar.
XI) Cada local deberá contar con un método de esterilización eficaz y eficiente, destinado al tratamiento de los materiales de reutilización comprendidos en el inciso VIII del presente artículo, autorizado por el A.N.M.A.T.
XII) Los equipos de esterilización deberán ser controlados conforme lo estipulado por el A.N.M.A.T. los cuales se actualizaran según normas validadas.

Capítulo IV

De la práctica del tatuaje y perforación
Artículo 9º.- Serán personas susceptibles para la aplicación de las técnicas de tatuaje y perforación, aquellas capaces, mayores de dieciocho (18) años. Queda prohibido:

Tatuar o perforar a personas alcoholizadas o bajo el efecto visible de sustancias tóxicas;
Ingerir alcohol o fumar durante la práctica, prohibición que rige para el tatuador y/o punzador, el cliente y cualquier otro asistente o presente en el momento de efectuarse la práctica;
La práctica ambulante de tatuajes y punciones.
Artículo 10.- Podrán efectuarse tatuajes y perforaciones indistintamente los menores de dieciocho (18) años no emancipados, cuando acompañen autorización por escrito con firma fehacientemente acreditada del padre, madre o tutor para la realización de la práctica pretendida; o con autorización expresa del padre, madre o tutor, quien deberá presentarse en el establecimiento en cuestión, adjuntándose copia del documento que acredite el vínculo.

Artículo 11.- Todo sujeto que desee realizarse cualquier práctica de las contempladas en la presente ley, deberá firmar el consentimiento informado, por si mismo o por sus representantes legales.

Dicho documento será archivado por el artesano junto con la documentación pertinente por un período no menor a los tres (3) años.

Artículo 12.- No podrá efectuarse ningún tipo de modificación corporal en áreas del cuerpo donde haya signos evidentes e inequívocos del uso de drogas, lesiones o afecciones dermatológicas. En estos dos (2) últimos supuestos se procederá a la realización de la modificación si el cliente adjuntara certificado médico en original y copia que lo autorice, esta última será adjuntada al consentimiento firmado por el cliente y eximirá al artesano de los posibles daños emergentes.

Artículo 13.- Elegida el área a tatuar o perforar, se debe solicitar la vacunación antitetánica y hepatitis B previa y presentación del certificado vigente y se informará al cliente los cuidados que debe observar en ese sitio.

(Con la modificación del Art. 2º de la Ley Nº 3666, BOCBA 3614 del 25/02/2011).

Artículo 14.- El perforador habilitado estudiará con detenimiento los datos volcados en el consentimiento informado, y ante cualquier duda, el cliente deberá consultar con un profesional idóneo, quien autorizará o no la practica.

Artículo 15.- El tatuador deberá asesorar a los clientes sobre todos los procedimientos que realizará e informará sobre la posibilidad de realizar pruebas de alergia a los tintes, en instituciones sanitarias, las cuales serán de carácter voluntario. Será obligatorio exhibir un cartel informativo a la vista de los usuarios sobre las advertencias referentes al cuidado, complicaciones, remoción de los tatuajes y perforaciones, así como cualquier otra información que califique o perfeccione lo requerido por el presente artículo.

Capítulo V

De los pigmentos y otros materiales

Artículo 16.- Los pigmentos utilizados para la práctica del tatuaje, deberán ser calificados por los organismos de aplicación de la ciudad o del país de origen como “aptos para la utilización en seres humanos”. No obstante la calificación de origen, los mismos deberán someterse a controles periódicos por los organismos de control, dentro del ámbito de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires.

Artículo 17.- Las herramientas y las joyas utilizadas en el procedimiento denominado perforación, deberán estar construidas en materiales hipoalergénicos, a los efectos de evitar rechazos o complicaciones.

Artículo 18.- Los residuos producidos por las diferentes practicas deben ser tratados según lo establecido por la Ley Nº 154 de residuos patogénicos.

Capítulo VI
De las penalidades

Artículo 19.- La falta de cumplimiento a la presente norma será sancionada con multas que van desde los cincuenta ($ 50) hasta los dos mil pesos ($ 2.000). De acuerdo con la gravedad de la falta podrá incluir hasta la clausura del local y la inhabilitación temporaria o permanente de la licencia para ejercer la actividad, en caso de reincidencia.

Artículo 20.- Cláusula transitoria.

A partir de la entrada en vigencia de la presente ley, los tatuadores y perforadores contarán con el plazo de trescientos sesenta (360) días para adaptarse a la normativa en materia de habilitación (art. 9º).

La realización del curso previsto en el artículo 4º podrá ser exigida una vez que la Secretaría de Salud lo comunique en forma fehaciente a los inscriptos en el registro previsto en el artículo 8º. El mencionado registro se pondrá en funcionamiento en el término de sesenta (60) días de sancionada la presente ley.

Artículo 21.- Comuníquese, etc.

SANTIAGO DE ESTRADA

JUAN MANUEL ALEMANY

LEY N° 1.897

Sanción: 06/12/2005

Promulgación: Decreto Nº 37/006 del 10/01/2006

Publicación: BOCBA N° 2365 del 24/01/2006

 

 

DECRETO Nº 1135/08 REGLAMENTARIO DE LA LNº 9012 DE “PROCEDIMIENTOS INVASIVOS SOBRE EL TEJIDO DE LA PIEL-REGULACIÓN DE LAS PRÁCTICAS DEL ARTE SOBRE EL CUERPO HUMANO”. GENERALIDADES: FECHA DE EMISIÓN: 29.07.08 PUBLICACIÓN: B.O. 13.11.08 CANTIDAD DE ARTÍCULOS: 4 CANTIDAD DE ANEXOS: 1 ANEXO ÚNICO: REGLAMENTACIÓN DE LA LNº 9012. Córdoba, 29 de julio de 2008 VISTO: El Expediente N° 0425- 176403/2008 del Registro del Ministerio de Salud. Y CONSIDERANDO: Que por las presentes actuaciones se propicia la reglamentación de la Ley 9012, cuyo objeto es normar en todo el ámbito del territorio provincial los procedimientos invasivos sobre el tejido de la piel en las actividades conocidas como “arte sobre el cuerpo humano”. Que la Ley 9012, estableció pautas legales básicas y esenciales a fin de regulara dichas prácticas, quedando reservada a la esfera de este Poder Ejecutivo la reglamentación de la misma de conformidad a las facultades establecidas en el artículo 144 inciso 2° de la Constitución Provincial. Que el Ministerio de Salud ha desplegado una labor dirigida en tal sentido, cuyas propuestas son la base de la reglamentación que por el presente acto se propicia. Que analizadas las mismas en su integridad, desde el punto de vista jurídico no existen objeciones que formular, reuniendo además los requisitos formales para su aprobación. Por ello, lo informado por la Dirección de Jurisdicción de Asuntos Legales del Ministerio de Salud con el Nº 232/08 y lo dictaminado por Fiscalía de Estado bajo el Nº 518/08; EL GOBERNADOR DE LA PROVINCIA DE CÓRDOBA DECRETA: ARTICULO 1°.- APRUÉBASE la reglamentación de la Ley Nº 9012 de “Procedimientos invasivos sobre el tejido de la piel – Regulación de las prácticas del arte sobre el cuerpo humano” de conformidad a lo dispuesto en el Anexo Único, que compuesto de cuatro (4) fojas forma parte integrante del presente Decreto. ARTÍCULO 2°.- FÍJASE en ciento ochenta (180) días corridos a partir de la publicación del presente decreto, para que los establecimientos comprendidos en las disposiciones de la Ley Nº 9012 y la presente reglamentación, adecuen el desarrollo de su actividad de conformidad a los extremos exigidos por dichas normas. ARTICULO 3°.- El presente Decreto será refrendado por los señores Ministro de Salud y Fiscal de Estado.- ARTICULO 4°.- PROTOCOLÍCESE, comuníquese, notifíquese, publíquese en el Boletín Oficial y archívese. SCHIARETTI – GONZÁLEZ – CÓRDOBA *ANEXO ÚNICO REGLAMENTACIÓN DE LA LEY 9012 INFORMACIÓN COMPLEMENTARIA: OBSERVACIÓN: EN EL TEXTO DEL ANEXO, SE DETECTA LA OMISIÓN DEL ARTÍCULO 4º, NO HABIENDOSE SALVADO EL ERROR. Artículo 1º.- Sin reglamentar. De las practicas y acciones no médicas sobre la piel humana con fines estéticos. Artículo 2°.- A los fines de definir el alcance de las acciones no médicas sobre la piel humana con fines estéticos, entiéndase como: TATUAJE: Diseño artístico plasmado en la piel mediante la utilización de pigmentos y colorantes, no absorbibles e insolubles, introducidos en la dermis por vía transepidérmica donde se fijan por tiempo indeterminado. MICROPIGMENTACIÓN: Técnica de Decoración Corporal que consiste en una leve introducción a nivel dérmico de pigmentos y colorantes, en zonas concretas como labios, cejas o el contorno de los ojos de duración temporal o permanente. PERFORACIONES – PIERCING: Evento artístico que tiene por finalidad la decoración del cuerpo mediante la fijación de joyas u ornamento de diferentes materiales hipoalergénicos, atravesando la piel, mucosas y/u otros tejidos del cuerpo humano. Se exceptúa de éste concepto la perforación del lóbulo de la oreja siempre que se realice con técnicas de clavado y abrochado estériles y de un solo uso. ESTABLECIMIENTOS DE DECORACIÓN CORPORAL: establecimientos no sanitarios donde se llevan a cabo las actividades previstas en la Ley Nº 9012 que incluyen: tatuajes, micropigmentación, piercing o perforaciones, ya sea con carácter exclusivo o integradas en centros donde se realicen otras actividades de atención personal. ÁREA DE TRABAJO: Dependencia del Establecimiento donde se realizan específicamente las técnicas de decoración del cuerpo humano. TATUADOR: la persona de existencia física, capaz, que plasma diseños artísticos en la piel mediante la utilización de pigmentos y colorantes, no absorbibles e insolubles, introducidos en la dermis por vía transepidérmica, donde se fijan por tiempo indeterminado, por medio de punciones que atraviesan la barrera de la piel o mucosas. PERFORADOR: la persona de existencia física, capaz, que decora el cuerpo mediante la fijación de joyas de distintos materiales hipoalergénicos en diferentes partes del cuerpo. Artículo 3°.- La autoridad de aplicación de la Ley Nº 9012 es el Ministerio de Salud de la Provincia, el que a través de la Jefatura de Área RU.GE.Pre.SA o la dependencia que en el futuro la reemplace, velará por el cumplimiento de sus disposiciones. Esta, dictará los cursos de capacitación de carácter obligatorio para los tatuadores y perforadores, el que incluirá: normas sanitarias, esterilización, higiene y bioseguridad, nociones generales de anatomía de la dermis, primeros auxilios, uso de materiales y herramientas. De los requisitos generales exigidos para obtención de la Matricula que expedirá el Ministerio de Salud. Para ejercer la actividad reglamentada en el presente Decreto, se deberá contar con Licencia que habilite para tal fin, la cual será revalidada cada cinco (5) años, en tanto no se hayan infringido ninguna de las normas de fondo ni procedimientos de la Ley 9012 y la presente reglamentación. La misma será otorgada por el Área de Matriculaciones del Ministerio de Salud. Para solicitar la licencia habilitante, además de los requisitos exigidos por matriculaciones, se deberá presentar: – Libreta Sanitaria otorgada por el área jurisdiccional correspondiente. – Certificado de vacuna de Hepatitis B, Tétanos y Difteria. – Certificado del curso de capacitación mencionado ut-supra. a) Del Establecimiento o local. Todo establecimiento o local donde se desarrollen las actividades reguladas por el Artículo 2° de la presente reglamentación, deberán solicitar la autorización del Ministerio de Salud, formulando una declaración con la orientación de la prestación del establecimiento, con detalle del recurso humano, planta física y equipamiento con que contará el mismo. Dichos establecimientos deberán reunir las siguientes condiciones: – Contar con una recepción para clientes, proveedores y otros, individualizada y separada del área donde se realicen las prácticas mencionadas, el que cumplirá con las dimensiones y condiciones de iluminación y ventilación según normas municipales y provinciales. – El piso del área destinada a tatuar o perforar deberá estar construido en un material no poroso y de fácil higiene, prohibiéndose el uso de alfombras o madera sin plastificar. – Las paredes y zócalos deberán estar pintadas con pintura lavable o en su defecto estar revestidos con cerámicos de colores claros hasta un mínimo de 1,50 metros de altura. – Iluminación suficiente tanto sobre el lugar determinado para la práctica de la actividad, como sobre el material utilizado. Queda prohibido el uso de luz difusa o que irradie cualquier tipo de efecto foto cromático que impida o dificulte observar las condiciones de higiene y asepsia del lugar. – Disponer de lavamanos con agua corriente, dispensador de jabón y toallas descartables. – Las bateas, mesadas, bachas y/o cualquier otro continente destinado a la higiene de las herramientas involucradas, deberán ser de material no poroso y de fácil higiene. – Se observarán el especial cuidado de la higiene y asepsia de las instalaciones. – Sanitarios accesibles tanto para el cliente como para el aplicador en condiciones higiénicas y con aireación. – Cada local deberá contar con un método de esterilización eficiente, destinado al tratamiento de los materiales de reutilización, autorizado por el A.N.M.A.T. – Presentar un Registro de hojas numeradas correlativamente, en el que harán constar los datos del cliente: nombre completo, documento de identidad, dirección, teléfono y fecha de realización de cada procedimiento. – Acreditar ante el municipio como generador de residuos patógenos. – Acreditar el contrato de un Servicio de Emergencia. b) De los productos que se utilicen en el arte del tatuaje y afines. Los productos que se utilicen en dicha técnica, deberán estar aptos para la utilización en seres humanos. Los mismos deberán someterse a controles periódicos por los organismos de control que establece la respectiva reglamentación. c) Del instrumental utilizado: Los materiales, equipos, aparatos e instrumental de uso en la técnica de decoración corporal no podrán ser utilizados por los establecimientos habilitados sin previo registro y autorización de Organismos de Aplicación. – Las agujas deberán ser descartables, de un solo uso. – Las herramientas y las joyas utilizadas en el procedimiento de perforación, deberán estar construidas en materiales hipoalergénicos, a los efectos de evitar rechazos y complicaciones. – Los instrumentos o las partes de ellos no descartables y que sean reutilizadas, recibirán el siguiente procedimiento: Limpieza: consistente en la eliminación por arrastre de toda suciedad, mediante el lavado con agua y sustancias tensioactivas. Para el acto de limpieza el tatuador o perforador debe utilizar equipo de protección personal: guantes, delantal o sobre túnica impermeable, gafas y tapaboca. Los Métodos de Esterilización más adecuados son: Autoclave de vapor a 120ª C y una atmósfera de presión durante veinte (20) minutos u otras equivalentes, por combinación de la temperatura, tiempo y presión. Calor Seco a 170ª C durante sesenta (60) minutos o combinaciones equivalentes. d) De los usuarios menores de edad; Queda prohibido : – Tatuar y/o perforar a menores de 14 años de edad. – Las personas de 14 a 18 años de edad deberán tener autorización expresa del padre, madre o tutor para la realización de la práctica pretendida, quién deberá presentarse en el establecimiento en cuestión, adjuntando copia del documento que acredite el vínculo. – Tatuar o perforar a personas alcoholizadas o bajo el efecto visible de sustancias tóxicas. – Ingerir alcohol o fumar durante la práctica, prohibición que rige para el tatuador y/o perforador, el cliente y cualquier otro asistente o presente en el momento de efectuarse la práctica. – La práctica ambulante de tatuajes y perforaciones. – No se podrá aplicar tatuajes y/o perforaciones a embarazadas. Artículo 5°.- Quienes ejerzan las prácticas de “arte sobre el cuerpo humano”, deberán informar fehacientemente, a las personas posibles usuarias de todos y cada uno de los riesgos actuales y potenciales para la salud, así como los cuidados necesarios posteriores a adoptar. Toda persona que desee realizarse cualquier práctica de las contempladas en la Ley Nº 9012 y la presente reglamentación, deberá firmar el consentimiento informado, por si mismo o por sus representantes legales. Dicho documento será archivado por el tatuador y/o perforador junto con la documentación pertinente por un período no menos a los tres (3) años. El tatuador deberá asesorar a los clientes sobre todos los procedimientos que realizará e informará sobre la posibilidad de realizar pruebas de alergia a las tintas, las cuales serán de carácter voluntario. Será obligatorio exhibir un cartel informativo a la vista de los usuarios sobre las advertencias referentes al cuidado, complicaciones, remoción de tatuajes y perforaciones. No podrá efectuarse ningún tipo de modificación corporal en áreas del cuerpo donde haya signos evidentes e inequívocos del uso de drogas, lesiones o afecciones dermatológicas. En éstos dos últimos casos se procederá a la realización de la modificación si el cliente adjuntara certificado médico en original y copia que lo autorice, esta última será adjuntada al consentimiento firmado por el cliente y eximirá al artesano de los posibles daños emergentes. El cliente deberá haber recibido previamente la vacuna Antitetánica y Hepatitis B. Artículo 6°.- Sin Reglamentar.- Artículo 7°.- A través del Departamento de Fiscalización de Efectores del Ministerio de Salud o el organismo que en el futuro lo reemplace, ejercerá el contralor y vigilancia del cumplimiento de las disposiciones de la presente Reglamentación. Los funcionarios técnicos o inspectores designados por la Autoridad de aplicación del Ministerio de Salud, podrán practicar en todo el territorio de la Provincia inspecciones a los establecimientos habilitados o no. Para desarrollar su cometido tendrán acceso a todas las dependencias del establecimiento, cualquiera sea su carácter, y a toda la documentación requerida. La documentación contendrá copia/s autenticadas del o de los títulos habilitantes y las certificaciones que acrediten capacitación y el entrenamiento, según sea exigible. De ser necesario y para cumplimiento de su cometido, el funcionario técnico y/o inspector podrá requerir el auxilio de la fuerza pública y solicitar orden de allanamiento del juez competente. En toda inspección se labrará un acta, por duplicado, con indicación del lugar, fecha y hora y se consignará todo lo observado, pudiendo la persona responsable del establecimiento, su representante debidamente acreditado o la persona que se encontrare a cargo del mismo, hacer constar en ellas, las alegaciones que crea conveniente. Igualmente podrán ser consignados testimonios de otras personas, así como copia o testimonio de cualquier documento o parte de ellos. El acta deberá ser firmada por todos los intervinientes; y para el caso de que la persona que asistió al procedimiento se negare a firmar, el funcionario técnico o inspector recurrirá a personas que atestigüen la negativa a firmarla, y en caso de la imposibilidad de éste procedimiento, dejará constancia en el acta de la negativa y de hallar testigos. Una copia quedará en poder del establecimiento y el original se elevará para la prosecución del trámite correspondiente. Las constancias del acta labrada en cuanto no sean enervados por otras pruebas podrán ser consideradas como plena prueba de responsabilidad del imputado. Los establecimientos incluidos en ésta reglamentación serán inspeccionados para su inscripción y habilitación, y posteriormente en forma periódica, según lo determine la autoridad de aplicación. La negativa del responsable del establecimiento a permitir su inspección será causal para la aplicación de las sanciones previstas en la Ley Nº 9012 y la presente reglamentación. Las infracciones a las disposiciones de la Ley Nº 9012 y la presente reglamentación serán sancionadas por el Órgano de Aplicación con: a) Multa de uno (1) a cincuenta (50) salarios básicos de la categoría inferior del escalafón general de los empleados de la Administración Pública Provincial. b) Clausura total del establecimiento y la inhabilitación temporaria o permanente de la licencia para ejercer la actividad hasta tanto se adecue a las disposiciones legales y reglamentarias vigentes. Facúltase al órgano de aplicación para disponer de los alcances de las medidas, aplicando las sanciones separadas o conjuntamente, valorando los antecedentes del infractor y la gravedad de la falta. FIN DEL ANEXO ÚNICO.

Dejar un comentario