Una jueza ordenó a padres vacunar a su bebé recién nacido

8

Una jueza de Comodoro Rivadavia le ordenó a los padres de un bebé recién nacido darles las vacunas que marca el calendario legal obligatorio. La pareja prefería esperar hasta los seis meses de vida pero la jueza explicó los motivos de salud.

La vacunación obligatoria del bebé

El Juzgado de Familia número 1 de Comodoro Rivadavia ordenó vacunar a una bebita recién nacida, ya que los padres en principio se negaban a aplicar la inmunización obligatoria, bajo la convicción de aguardar a que la nena cumpliera los 6 meses.

Sin embargo, a partir de la intervención de la Asesoría de Familia y la posterior derivación al Juzgado, la jueza María Marta Nieto ordenó la vacunación previo a otorgar el alta médica, ya que es un requisito fundamental para prevenir enfermedades y emitir el certificado de nacimiento, para posterior confección del DNI, reportó el portal ADN Sur. La jueza citó el calendario de vacunación dispuesto por la ley 22909:

“Las vacunaciones a que se refiere esta ley son obligatorias para todos los habitantes del país, los que deben someterse a las mismas de acuerdo a lo que determine la autoridad sanitaria nacional con respecto a cada una de ellas. Los padres, tutores, curadores y guardadores de menores o incapaces son responsables, con respecto a las personas a su cargo”.

Según reportó ADNSur, la jueza “dialogó personalmente con los padres para hacerles comprender la situación, [y] expone entre sus argumentos que los progenitores se oponían principalmente al momento de la vacunación, es decir en contra de hacerlo en las primeras horas del nacimiento, para iniciarlo a partir de los 6 meses”. La sentencia dice:

“Tengo presente la oposición manifestada por ambos progenitores y valoro los fundamentos de la misma –se lee en la sentencia-, así manifiesta que ha recibido asesoramiento previo por parte de sus médicos de confianza y en un extenso relato expone los fundamentos de su oposición a la vacunación de su hija, los cuales pueden centrarse en los siguientes: a) se fundamenta en una creencia propia familiar que inicia con la actitud asumida por toda la familia en cuanto a la vacunación de sus sobrinos; b) que la oposición a la vacunación radica principalmente en el momento de comenzar a colocar las vacunas obligatorias y no en una rechazo del acto vacunatorio en sí; c) que las vacunas son un plan preventivo y su hija es un bebé sano; d) considera que el acto vacunatorio es un acto médico que requiere de su consentimiento informado de acuerdo a las leyes de parto respetado y consentimiento informado; e) que la lactancia materna tiene importancia como factor inmunológico siendo la principal defensa de su hija; f) que su pediatra de cabecera los autorizó a no vacunarla en este momento”.

Pero en la sentencia remarca que “ninguno de dichos fundamentos ha sido acreditado por indicación médica o documental o antecedentes médicos que permita presumir la contraindicación de la vacunación en el caso particular”.

Y prosigue que también surge de las propias manifestaciones que ambos progenitores, conocen tanto la vigencia de la ley que impone la vacunación, como las vacunas que comprende dicha ley, y se encuentran dispuestos a cumplir acabadamente con el Plan de vacunación obligatorio, pero conforme su propio ‘calendario’. Y al evaluar y determinar qué hace al interés superior de un niño, debe evaluarse también la obligación del Estado de asegurarle la protección y el cuidado que sean necesarios para su bienestar (conf. O.N.U., Comité de los Derechos del Niño, Observación General 14, párr. 71)”.

 

El juzgado cita un precedente de la Cámara de Apelaciones de Comodoro RIvadavia que ha resuelto que “los intereses de los niños deben ser respetados por ser el norte de cualquier decisión judicial”, además de doctrina que expresa taxativamente: “La voluntad o deseo de los progenitores o sus sustitutos debe ceder ante lo que resulta más conveniente para el niño o el adolescente, persona a la cual afectará la decisión jurisdiccional”.  También hay jurisprudencia de la corte federal.

También cita argumentos de la Sociedad Argentina de Pediatría que en su página web institucional ha expresado que “pese a las evidencias científicas y a las claras normativas vigentes en favor de la vacunación, el fácil acceso a información no calificada puede generar dudas concretas en la población. Así, se ha manifestado que la prevención es el acto de mayor impacto en la salud pública. (…). Son un elemento de solidaridad, porque cuando el individuo se vacuna, también reduce el riesgo para quienes interactúan con él, incluso no vacunados. La persona no vacunada constituye un riesgo para sí mismo y para quienes la rodean”.

En definitiva, la sentencia ordenó al sanatorio aplicar la vacunas BCG y anti Hepatitis B, además de la vitamina K que correspondan, de acuerdo a su edad, previo autorizar el alta médica. Los padres fueron notificados de la sentencia y aceptaron aplicar las vacunas correspondientes (fuente: ADN Sur).

Para leer más sobre las vacunas obligatorias y si tienen o no costo, leer esta nota de Derecho En Zapatillas sobre vacunas. ¿Qué te pareció la sentencia? Podés dejar tu comentario abajo.

8 Comentarios
  1. Matias Díaz dice

    Ni la jueza (ni el estado en su conjunto), nos pueden hacer de médico de cabecera de prepo. No hay motivos de salud que requieran de ninguna vacunación. Lo que hay una jueza ignorante de las leyes de la biología, ordenando a los ciudadanos, de cumplir con un decreto inconstitucional de la dictadura militar, sancionado por fuera de derecho, de las instituciones de la república y la constitución nacional. Es decir, de cumplir con un decreto sancionado por fuera de todo aquello que le dió investidura a la señora como magistrada en primer lugar. Este es un acto de degeración jurídica, donde una jueza se arroga la potestad de decirle a los padres que son unos estúpidos incapaces de tomar las mejores decisiones para sus hijos y que ella las va a tomar por ellos, ordenándoles cómo deben cuidar de la salud de sus hijos. ¿Se hará cargo civil y penalmente la magistrada si el niño tiene algún efecto adverso, como ser una lesión, discapacidad o muerte como consecuencia de la vacunación? ¡No creo!

    1. Gloria Elisa Pizarro Elizalde dice

      Muy de acuerdo Matias. Hay que seguir ese caso y considerar que no se considero El Consentimiento Informado. Que los padres pueden consentir si la jueza y el gobierno se hacen cargo de toda situacion de salud del menor.

  2. Estrella dice

    me parece que como padres quines damos la vida a nuestro hijo y a quien realmente nos importa su bien estar, tienen que respetar en que momento decidimos vacunar y si decidimos hacerlo o no. nadie deberia obligarnos.
    la vacunacion es una intervencion medica CON RIESGOS, merecemos poder decidir. la ley de vacunacion obligatoria NO fue elegida por el pueblo, FUE IMPUESTA POR LA DICTADURA. por lo que dada la cantidad de personas que eligen no vacunar, o hacerlo con otro tipo de tiempo y con solo algunas vacunas esa LEY hoy en dia deberia SACARSE y en todo caso, PAsar por el congreso.

  3. Estela dice

    Una Jueza no puede ir sobre el Derecho de los padres de elegir como cuidar la salud de su hijo, no era un bebé desprotegido o abandonado, si no con padres ocupados de lo mejor para él. En un estado de derecho no puede pasar esto.

  4. maria teresa morillas dice

    eso no se hace .es ilegal.

  5. Sabrina dice

    Pensando en vos alta….. cuando una es mamá te dicen de no agregar nada a su alimentación hasta los 6 meses por lo menos. Luego, te van indicando que vayas incorporando los alimentos de a uno para ir evaluando si alguno le causa alguna reacción alérgica. Muchas veces las reacciones no se presentan enseguida y por eso muchos demoran en darse cuenta que es lo que la causo. Y pregunto yo entonces…… porque cuando uno nace, sin saber previamente si uno es alérgico a alguno de los componentes de la vacuna, se las administran igual, si en el prospecto está contraindicado? ????

    1. Cecilia dice

      Sabrina, te aplaudo. Un razonamiento que cualquiera puede hacer pero que no se animan. El acto de hacerse responsable, de pensar por fuera del sistema nos asusta tanto! Nos impusieron un miedo terrible, y que redundancia que esa ley sea justamente impuesta en su momento por la dictadura.
      Mi niña mayor tiene las vacunas… Siempre tarde “sin querer” se las pusimos. Nos infundieron miedo con la vacuna de la gripe, le pusimos la primer dosis, algo nos dijo que ella no estaba bien y no continuamos. Hoy es alérgica al huevo. Un componente que está en esa vacuna y que es obligatoria por calendario. Componente super alérgeno.
      Mi segundo niño ya nos plantamos diferentes, más empoderados como padres.
      Para pensar…para pensarnos como vivimos en la Matrix.

  6. Milca dice

    Creo que los padres estuvieron mal asesorados legalmente , necesitaban pruebas científicas , existen, hay muchas nacionales de científicos y médicos de la universidad de La Plata y muchos otros de países que ya desbandaron el camino De de la obligatoriedad, hoy ya no es obligatorio. Hay evidencias empíricas de la no efectividad de las vacunas de los daños que generan , hay miles de casos de familias dañadas por vacunación masiva y sistemática sin evaluación , sin información, sin consentimiento previo. La jueza una ignorante resucionista que actúa en automático de un sistema carente.

Deja una respuesta

Enviar comentarios sobre la nota. Su dirección de correo electrónico no será publicada. Esta sección no es para realizar consultas ni asesoramiento legal, que debe procurarse abogado/a.